eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

MINUTO POLÍTICO Los temas de este miércoles

Cristina Morano

Cristina Morano (Madrid, 1967) es escritora y diseñadora gráfica freelance. También es ciber-activista y feminista.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4

Una reflexión (poca) antes de meternos en campaña (electoral)

La portada del diario me hizo reflexionar. Sí, la grandísima movilización feminista no han servido (aún) para nada: ahí estaba la leve condena a La Manada, ahí la brecha salarial, ahí los hombres conservadores delante de las mujeres en los actos políticos, ahí los empresarios diciendo que las habilidades cognitivas no sé qué, todo igual y sin moverse una coma.

El resto de las luchas ciudadanas exactamente igual: la masiva adhesión a la PAH no ha conseguido mover ni un centímetro las leyes hipotecarias españolas, miles de personas siguen siendo echadas de sus viviendas a causa de unas normas draconianas; el mercado laboral español sigue siendo de los más precarios de Europa a pesar de sindicatos y huelgas (hasta en Zara han hecho huelga). El escándalo de descubrir a una generación entera de políticos robándonos el dinero de los impuestos no ha supuesto la entrada en prisión de sus responsables últimos, las cúpulas de Aznar, Fraga, Rajoy, etc, siguen tranquilamente en sus casas.

Seguir leyendo »

Una reflexión (poca) antes de meternos en campaña (electoral)

La portada del diario me hizo reflexionar. Sí, la grandísima movilización feminista no ha servido (aún) para nada: ahí estaba la leve condena a La Manada, ahí la brecha salarial, ahí los hombres conservadores delante de las mujeres en los actos políticos, ahí la denuncia de malos tratos de Juana Rivas durmiendo en un cajón, ahí los empresarios diciendo que las habilidades cognitivas no sé qué, todo igual y sin moverse una coma.

El resto de las luchas ciudadanas exactamente igual: la masiva adhesión a la PAH no ha conseguido mover ni un centímetro las leyes hipotecarias españolas, miles de personas siguen siendo echadas de sus viviendas a causa de unas normas draconianas; el mercado laboral español sigue siendo de los más precarios de Europa a pesar de sindicatos y huelgas (hasta en Zara han hecho huelga). El escándalo de descubrir a una generación entera de políticos robándonos el dinero de los impuestos no ha supuesto la entrada en prisión de sus responsables últimos, las cúpulas de Aznar, Fraga, Rajoy, etc, siguen tranquilamente en sus casas.

Seguir leyendo »

El alma de la vidilla comercial

Déjenme contarles una historia, una historia bonita de esas que empiezan muy mal, con nocturnidad y alevosía, pero acaban muy bien... o no.

En 1957, el gobierno quiso abrir una calle grande y espaciosa, moderna, apta para vehículos en el centro mismo de la capital del Segura y no le importó destruir las ruinas de un hamman o baños árabes que se encontraban en medio. Este auténtico crimen histórico (destruir el patrimonio propiedad solo de murcianas y murcianos ¡para que pasaran los coches!) tuvo su castigo y penitencia: en la actualidad quien cruce Gran Vía en automóvil se ahogará en un atasco permanente y contaminante, una especie de maldición dictada por los reyes moros de Murcia que reclaman sus palacios perdidos.

Seguir leyendo »

Monja del año

Anoche volvía yo de una conferencia, cuando me crucé con las integrantes de la asamblea que organiza la manifestación del 8 de marzo. Cerca de la Universidad, en el campus de la Merced, más de una veintena de mujeres, colocadas en círculo, sentadas en un bordillo o en el suelo directamente, distribuían los grupos, las acciones y las gestiones de intendencia necesarias para llevar a cabo la manifestación más importante del feminismo murciano. No solo ellas trabajaban, mujeres de toda Murcia (por citar solo la ciudad en donde vivo) se ocupaban duramente cada cual en su labor diaria. Cualquiera de ellas merece un Premio a Mujer del Año.

Una de ellas escribe notas de prensa mientras espera los resultados de una biopsia.

Seguir leyendo »

Informe sobre la ceguera (empresarial murciana)

Miro la foto del Corte Inglés presidiendo el yacimiento de San Esteban, en pleno centro de la capital del Segura, y me imagino que una empresa audaz y próspera como esta habrá donado al Consistorio murciano todo tipo de ayuda logística y económica con tal de que se excave, se documente y se realice allí un gran "centro urbano patrimonial" con el trazado visto, delimitado, protegido, revalorizado y con actividades alrededor. Un objetivo turístico y cultural de semejante magnitud no puede 'escaparse vivo' para ningún emprendedor.

Sin embargo, lo cierto es que El Corte Inglés solo ha empezado a interesarse ahora, cuando ya es un hecho que las ruinas medievales van a ser tratadas con algún tipo de Centro de Visitantes y circuito turístico-cultural alrededor. Ahora sí, ahora ha prestado sus instalaciones para celebrar conferencias y actos donde se habla, se considera y se expone el yacimiento de san Esteban. Ahora sí colabora, ahora el alcalde Ballesta le agradece y considera en acto público.

Seguir leyendo »

Avatar 2

Todo comenzó con la iluminación del río Segura a su paso por el centro: se cerraron las compuertas arriba y abajo de la ciudad generando un pantano de aguas densas pero muy resultonas, a cuyas márgenes se dotó de senderos y farolas led que cambian de color. Sin duda, el concejal de Cultura y Turismo, encargado de la iluminación, quedó gratamente sorprendido cuando vio convertirse la orilla del río en un gancho de ocio para runners y familias, ¡justo a unos pasos del hotel que el mismo concejal dirige!

Después siguió con la iluminación de la Avenida Alfonso X, con led de colores también. Aquí, los vecinos y vecinas de Murcia ya empezaron a coscarse de que algo pasaba, pues las lucecitas de colorines, con ese aire tontorrón e informal, casan mal con la señorial avenida de los plátanos y los conventos de Santa Ana y Santa Clara, legado de doña Violante, esposa de Alfonso X. Era la esencia misma del corazón de la ciudad la que quedaba rasgada y alterada. La pavimentación con adoquín gris de toda su superficie, lo que aumenta el calor, ha acabado por destrozar el barrio.

Seguir leyendo »

"Y que no temieran"*: balada de la línea 61

La osamenta cuadrangular de un autobús construido para el norte llega a la pedanía de una ciudad sureña. Llega y bascula un poco al pararse, como si le incomodara tener que recogernos. Es un animalito remolón y gigante y subirse a él es como jugar un rato con una ballena. Las vecinas que lo tomamos nos agarramos fuertemente a las barras verticales para dar cualquier paso, tenemos miedo de caernos cuando arranque porque nadie es capaz de llegar lo suficientemente rápido a su asiento. Arrugamos el billete de cualquier manera en la mano para tenerla libre y damos pasos inestables. Las que además, llevan el carro de la compra o los hijos, aprietan la cartera o al mismo niño bajo el antebrazo. Entonces, la ballena arranca, balancea el suelo con el giro que lo sitúa de nuevo en su carril y nos agita.

Todo es diferente dentro del autobús. Hemos dejado fuera una avenida caliente, llena de edificios pequeños que no se atreven a dejar visto el hormigón y se disfrazan del eterno ladrillo rojo romano, hemos visto vendedores misteriosos de cachorros de gato a 5 euros, mujeres muy jóvenes envueltas en velos de colores, ancianas tan cuadradas como su peinado, hombres de mediana edad con boinas, muchachos que llevan libros ilustrados bajo el brazo.

Seguir leyendo »

Su mapa es su territorio

El científico y filósofo polaco-estadounidense Alfred Korzybski señaló que "el mapa no es el territorio", resumiendo que la representación de una cosa (las palabras, los mapas), no es la cosa en sí misma. Por ejemplo, la palabra "patata" no es una patata, no puede comerse ni fabricar tortilla con ella. Korzybski sostuvo que muchas personas confunden mapas con territorios, esto es, confunden modelos de la realidad con la realidad misma.

En el caso de la UCAM, la confusión entre el mapa y el territorio se ha plasmado en la imposición real del uno sobre el otro: su director, Mendoza, ha dibujado un mapa (un proyecto de negocio: la Universidad Católica San Antonio, UCAM) y lo ha implementado en el territorio (los alrededores del Monasterio de Los Jerónimos, en Murcia), sin reparar en permisos, situaciones previas, objeciones legales ni, muchísimo menos, derechos de las murcianas y murcianos sobre su patrimonio.

Seguir leyendo »

Es el (Gastro) Mercado, amigo

Vuelvo a mis artículos de opinión en este diario que me sufre y me anima a seguir escribiendo con cariño no merecido por mí. Y vuelvo para hablar del lugar que está arrasando entre la murcianía que sale y tapea (de pie) entre exquisiteces y camareros recién graduados.

Así es: hace un par de años, el gobierno popular vendió el antiguo edificio de Correos de la ciudad de Murcia, en una operación perfectamente legal y con todititos los permisos, que dejó a los ciudadanos y ciudadanas de Murcia huérfanos de uno de sus modestos tesoros (y van...)

Seguir leyendo »

Privilegios para las marcas

Seguir leyendo »