eldiario.es

9

Acorralado

31/07/2104.- Un millar de aficionados del Real Murcia se han concentrado esta noche frente a la sede de la Delegación de Hacienda en la capital de la región para reclamar que sea aceptado el aplazamiento del pago de su deuda, que asciende a unos 13 millones de euros, para que así el conjunto grana pueda competir en la Liga Adelante 2014/2015. EFE/Marcial Guillén

Aficionados del Real Murcia durante la manifestación de julio de 2014 / EFE

Esta misma mañana, la Juez titular de lo Mercantil nº1 de Murcia, doña María Dolores de las Heras, ha dictado sentencia sobre la petición del Real Murcia de modificar su convenio concursal aumentando el plazo para el pago, y llevando a cabo una quita que todo el mundo, amén del propio sentido común, aconsejaba a Jesús Samper desde hace años.

La sentencia ha sido, como era absoluta y desgraciadamente esperable, negativa. Más allá del deseo que tenemos los murcianistas de aferrarnos a cualquier clavo ardiendo, como lo hicimos a aquella 'cautelarísima' que en el mes de agosto, “te lo garantizo”, nos iba a devolver a Segunda, era totalmente predecible este desenlace.

El Real Murcia tenía que hacer frente a finales de 2014 a un importante pago a sus acreedores, toda vez que el 1 de diciembre se le negaba la posibilidad de una segunda prórroga del mismo. No obstante, la propia Juez le abría una puerta al Club, al informarle sobre la opción de acogerse a una nueva normativa para renegociar el convenio, consiguiendo así alargar los plazos y reducir las cantidades a abonar. Para ello, los acreedores de al menos el 60% de la deuda debían dar su visto bueno.

El 5 de diciembre -solo cuatro días después- el Real Murcia presentaba un escrito en el juzgado proponiendo la solicitud de modificación del convenio que la Juez había sugerido. O lo que es lo mismo, pedía a jugadores, clubes o empresas que en algún momento prestaron sus servicios al Murcia, y que muchos años después siguen esperando a cobrar lo adeudado, que aceptaran un nuevo plan de pagos. Reduciendo, además, la cantidad a cobrar a la mitad. Una bicoca, vamos. Informados los acreedores al respecto, el resultado es que siete de ellos, entre los que destacan la LFP y el Sevilla C.F., se manifestaron en contra. A favor… Cero. Pero, como decía aquel presidente del gobierno, no un cero cualquiera, no. Cero patatero.

 

Las meteduras de pata y la improvisación constantes de los rectores del Club son tan flagrantes que cuesta pensar que puedan derrotar en un juzgado a un gigante como la Liga

 

Hace pocos días que hemos podido ver publicado el listado de acreedores del Real Murcia. Con “nombres y apellidos”. De estos, han sido varios los que han manifestado públicamente estar a favor de ayudar al Club. Desde los que llevan mucho tiempo haciéndolo, como Richi, hasta los que tienen grandes dosis de culpa en el hundimiento deportivo del Club, como Javier Clemente. Sin embargo nadie ha presentado el pertinente escrito en el juzgado para oficializar su conformidad. A lo mejor no sabían que debían hacerlo. A lo peor nadie se lo recordó.

Sea como fuere, es la enésima vez que los rectores de este Club hacen el ridículo. Desde la aprobación del Real Decreto- Ley 11/2014, de 5 de septiembre, de medidas urgentes en materia concursal, el Murcia debía haber trabajado día y noche para lograr el visto bueno de sus acreedores. De esa forma quizá hubiera podido presentar una solicitud con el pertinente apoyo de suficientes acreedores. Incluso sin el apoyo de Tebas se podía haber conseguido ganar tiempo, y ahorrar dinero.

No se hizo. Porque mientras que en los terrenos de juego unos chavales se estaban dejando la piel y honrando la historia del Club, mientras la afición lo daba absolutamente todo en la calle y en la grada, y los trabajadores del Real Murcia seguían dando el callo día tras día, los dirigentes de este club seguían sin estar a la altura de las circunstancias.

La única esperanza, ahora mismo, parece ser la de una resolución demoledoramente favorable al Murcia en el proceso judicial contra la LFP, en Madrid. Indemnización millonaria y readmisión en Segunda por la vía administrativa. Se antoja difícil. Y eso que ver a Tebas buscando ahora cómo financiar a los clubes con deudas con Hacienda y los futbolistas añade un nuevo argumento a favor de la tesis del agravio. Uno más. Sin embargo, las meteduras de pata y la improvisación constantes de los rectores del Club son tan flagrantes que cuesta pensar que puedan derrotar en un juzgado a un gigante como la Liga. Con el Consejo Superior de Deportes de su lado.

Los Samper son maestros en el culebrón judicial. Seguro que presentaran todos los recursos posibles, y seguirán con su huida hacia delante, revistiendo de inevitable lo que hace unos pocos años bien podrían haber impedido con una gestión correcta, y diría más aún, decente. Pero es tarde para eso. Tarde para ellos. Empiezan a cerrarse las pocas vías de escape para el Real Murcia, que ahora sí parece absolutamente acorralado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha