Ecografías emocionales, un negocio en auge al margen del control sanitario

Una médica realiza una ecografía a una mujer embarazada.

¿Imagina poder meterse dentro de su barriga con unas gafas de realidad virtual y ver "de cerca" a su bebé? ¿Conocerle desde todos los ángulos, distinguir a la perfección todas sus facciones, sus gestos, sus reacciones, la textura de su piel? ¿Imagina poder reunir a toda su familia para disfrutar de ese momento? ¿Y poder hacerlo siempre que quiera? Tiene que saber que ya es posible.

Este tipo de ecografías llevan el apellido de "5D" y en España se ha acuñado también el término de "ecografía emocional" para publicitar una técnica basada en ultrasonidos, igual que las convencionales, pero que se ha nutrido de la tecnología más novedosa para obtener imágenes hiperrealistas del feto y en tiempo real.

Se trata de una prueba no diagnóstica, que no sustituye a las ecografías médicas y cuyo fin es solo lúdico y de observación. Esta cuestión es clave para garantizar la seguridad de las embarazadas, que no deben prescindir de la supervisión médica, y por eso hacen hincapié en ello los centros que ofrecen este servicio en nuestro país. Son en algunos casos hospitales privados y, en otros, franquicias que han surgido y se han desarrollado exclusivamente en torno a este negocio: el componente emocional de las ecografías. Invitan a los padres y madres a "vivir una experiencia única y diferente, llena de emoción, que no olvidarán jamás", a "reforzar el vínculo materno". Todo gracias a una herramienta que "atiende plenamente al factor humano y sentimental de los padres".

A su disposición, gran variedad de sesiones, ofertas y todo tipo de combinaciones. Si quiere acudir con su pareja o hacerlo con toda la familia, ponerse las gafas de realidad virtual, ver al bebé durante veinte minutos, treinta o cuarenta; si quiere llevarse grabado en un CD el sonido de los latidos de su corazón, o en un DVD el vídeo de sus movimientos con música de fondo; también pueden dejar grabado un mensaje diciéndole las ganas que tienen de verle, llevarse su recuerdo en veinte fotos impresas, o en cuarenta, incluso contratar una tarifa plana y llevarse de regalo una canastilla. La horquilla de precios va desde los 50 hasta los 100 euros en función de las características del paquete y permiten, si el bebé "no se deja ver", repetir la sesión sin coste adicional.

Al margen del control sanitario

Organismos sanitarios de varios países, como la FDA (American Food and Drug Administration), o los colegios de obstetricia canadiense, inglés y francés han emitido ya varios informes que apuntan a que el exceso de estas técnicas podría repercutir en la salud de los fetos, concretamente en su desarrollo cerebral, si se hace un uso inadecuado de los ultrasonidos. Estudios en animales han demostrado que la ecografía prenatal puede afectar negativamente a la migración neuronal al calentar los tejidos.

La última investigación en humanos en este terreno, publicada por la revista revisada por pares JAMA (Journal of the American Medical Association), apunta a una posible relación entre la penetración del ultrasonido prenatal y el trastorno del espectro autista. Si bien no hay evidencias que los vincule de forma directa, hay expertos que inciden en que no se han realizado suficientes investigaciones. Sin resultados concluyentes, la FDA es tajante en sus recomendaciones y, por prevención, "censura categóricamente el uso de ecografías para tomar vídeos e imágenes de recuerdo", es decir, sin fines diagnósticos.

Un negocio en auge

Pero el importante papel que juega el componente sentimental, junto con la flexibilidad en las sesiones y las tarifas, han hecho de la ecografía emocional una técnica muy atractiva y accesible a las familias. Se asume, por otro lado, tal y como explica la Revista de Pediatría de Atención Primaria, que la ecografía es "una técnica inocua y por ello está relativamente poco regulada". Según los datos aportados por la principal empresa de 5D en España, Ecox, en torno al 80% de las mujeres embarazadas recurre a ella al menos una vez durante el proceso gestante. La demanda está aumentando. Abrir una franquicia 5D es una buena oportunidad de negocio en nuestro país, rentable y en pleno auge, por eso han proliferado de forma significativa en los últimos años. Este es, a día de hoy, el abanico de posibilidades que se le abre a una mujer o pareja que busca en Internet dónde hacerse una ecografía 5D. 

Hay más de un centenar de franquicias y particulares repartidos en todas las Comunidades Autónomas. Ecox, una empresa que nació en Alicante en 2007 como el primer centro especializado en España en ecografía emocional sin diagnóstico, es la que más presencia tiene en todo el territorio. Abrir uno de sus centros está a disposición de cualquiera, ya que no exige ningún tipo de titulación ni formación a los encargados ni a los empleados. Es la propia empresa la que se compromete, tal y como explica en la web, a impartir todos los conocimientos técnicos: "Recibirás un programa completo de formación que te permitirá desarrollar tu trabajo de forma altamente cualificada. Ponemos a tu disposición un excelente equipo de profesionales". Esta filosofía choca con las recomendaciones de algunos expertos. La FDA advierte que los ecógrafos 5D "son dispositivos de prescripción médica diseñados para que los usen los profesionales de la salud capacitados. No están destinados para su uso o venta sin receta".

El informe "Ecografías fetales desde un punto de vista médico y no médico", elaborado por el Colegio Francés de Ecografía Fetal (CFEF), incluye opiniones de expertos que ven compatible el uso de estas ecografías con el principio ALARA, una norma de seguridad radiológica que establece que la intensidad de los ultrasonidos ha de ser "tan baja como sea razonable" (As Low As Reasonably Achievable), así que no las desaconsejan. Establecen, eso sí, una serie de criterios de seguridad, entre los que se encuentra la acreditación profesional de los técnicos. También que las sesiones no superen los quince minutos de duración o que se hagan un máximo de tres a lo largo del embarazo. Estas dos últimas premisas tampoco se cumplirían: los tiempos de las sesiones que se ofertan oscilan entre los veinte y los cuarenta minutos y la prueba puede repetirse todas las veces que el usuario desee pagarla.

Una muestra de la ausencia de control que existe en torno a esta actividad es que un ecógrafo 5D puede adquirirse incluso en una web de segunda mano, como Milanuncios. Con un simple rastreo es posible obtener numerosos resultados que van desde venta de máquinas hasta el traspaso de franquicias, cursos de formación...

En la última oferta se vende el traspaso del centro como una "oportunidad única, con un gran volumen de clientes, rentabilidad garantizada y en un negocio en auge". Son las mismas bondades que publicita, por ejemplo, Ecox en su página web. El éxito del emprendedor de ecografías emocionales parece estar asegurado. "Nuestra labor es salvaguardar los intereses de todos los miembros de la red Ecox, por lo que unirte es una garantía de negocio". Establecen, además, convenios y colaboraciones con importantes marcas relacionadas con el embarazo "para facilitar su expansión en el mercado" y la posibilidad de desarrollar la actividad en un centro propio o en una clínica concertada.

Estrategia basada en marketing

Lo cierto es que la evolución de los beneficios de la principal empresa dedicada a las ecografías 5D en España desde el inicio de su actividad es muy positiva, tal y como muestran los balances de cuentas recogidos en el Registro Mercantil, y que son representativos del ritmo que sigue el crecimiento del sector. Los ingresos de ventas, servicios y actividades ordinarias aumentaron de 200.000 euros en 2008, momento de su lanzamiento al mercado, a 1.200.000 euros en 2018, con diez años de actividad.

Tal y como explican en los anuncios para expandir sus franquicias, los pilares de su éxito son la innovación tecnológica y sus estrategias de comunicación. El marketing y el liderazgo online con posicionamiento SEO y SEM son algunas de las áreas que abordan en sus programas formativos. El portal de emprendimiento Franquicias.es destaca entre los beneficios de emprender una clínica de ecografías 5D el hecho de que "te permitirá beneficiarte de las estrategias de marketing de la marca, con especial incidencia en el marketing online".

¿Dónde se mueven estas empresas? 

La publicidad de estos negocios ha llegado tanto a medios de comunicación tradicionales, como la prensa, la televisión o la radio, en los que se abordan las bondades de esta prueba por su carácter innovador, hasta las redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram, que utilizan para lanzar sorteos a través de conocidos perfiles, y páginas de descuentos como Groupon, donde se atrae al cliente con suculentas ofertas. 

Profesionales del Colegio Francés de Ecografía Fetal ya han acuñado el término de "ecografía del espectáculo" para referirse a esta prueba por todo lo que envuelve a la imagen de los centros que la practican y por la propia actividad que se lleva a cabo, en la que la madre deja de ser una paciente para convertirse en una consumidora. "Estas ecografías no están sometidas a los códigos sanitarios, sino a los de los consumo", lamentan.

Qué dicen los profesionales sanitarios

¿Son las ecografías inocuas? ¿Pueden los ultrasonidos producir daños en el desarrollo del feto si la exposición es prolongada? ¿Cuántas ecografías diagnósticas recomiendan las autoridades sanitarias en el mundo y en España? El doctor Manuel Casanova, catedrático del departamento de psiquiatría de la Universidad de Lousville y fundador de la Alianza Nacional para la Investigación del Autismo, explica que "la preocupación de la comunidad científica por el aumento de estas ecografías tiene base. Muchas de las reacciones químicas que se producen en el cuerpo son sensibles a la temperatura, incluso por décimas de grados; si cambias la temperatura, vas a cambiar metabolismo".

"Las ondas de los ultrasonidos mueven átomos y electrones. Cuando ese movimiento aumenta, se transforma en energía y se disipa como calor", añade. Sobre esta cuestión, la FDA aclara que se desconocen aún los efectos a largo plazo del calentamiento de los tejidos. Dice el doctor Casanova que "estamos en los principios del conocimiento del ultrasonido" y que cuando hablamos de ausencia de efectos secundarios "en realidad no sabemos todo lo que puede pasar".

Además, dice, los estudios que existen para constatar el carácter inocuo de las ecografías pueden estar en su mayoría obsoletos. "Desde 1990 el uso de la ecografía ha aumentado drásticamente. En los estudios anteriores no había efectos secundarios, pero ahora no partimos de los mismos parámetros". En nuestro país, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia establece la realización de tres ecografías a lo largo del embarazo, una en cada trimestre:

Teresa Martínez Molla es matrona en el Hospital de San Sebastián de los Reyes. Desde su posición como profesional "desaconseja" hacer este tipo de ecografías lúdicas. "¿Dónde está el límite en la exposición a los ultrasonidos? Realmente no lo sabemos. Así que si me preguntan si es conveniente que vayan les digo que no. ¿Puedo hacérmela? Poder, puedes, y entiendo a las mujeres que ven los anuncios de las ecografías emocionales y dicen: por favor, quiero hacerlo. Es algo que te vincula emocionalmente con el bebé, no son solo patadas, o solo fotos. Pagas tranquilidad, emoción, pero es un producto de la sociedad occidental capitalista que no tiene ningún valor médico o diagnóstico. No hay evidencia de que aporten información relevante que no se pueda detectar con una ecografía médica". 

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 21:59 h

Descubre nuestras apps

stats