eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Fomento duplica su previsión de gasto en la ampliación de la A-67 entre Polanco y Santander

El Ministerio calcula que invertirá 115 millones de euros en este trazado, frente a los 53 millones que había anunciado previamente en la misma infraestructura

La intención del departamento que dirige Íñigo de la Serna es tener aprobado este verano el proyecto constructivo de este tercer carril de 13 kilómetros

- PUBLICIDAD -
Fomento duplica su previsión de inversión, a 115 millones, para la ampliación de la A-67 entre Polanco y Santander

Autovía A-67 en Cantabria.

El Ministerio de Fomento ha duplicado de 53 a 115 millones de euros su previsión de inversión para la ejecución del trazado de ampliación de capacidad de la autovía A-67 en el tramo Polanco-Santander.

Así lo ha anunciado este lunes en Santander el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien ha explicado que la intención de su departamento es tener aprobado este verano el proyecto constructivo de este tercer carril -"un plazo bastante exigente", ha destacado- de 13 kilómetros de longitud y cuyo plazo de ejecución es de 30 meses.

Se aprobará el proyecto de trazado ya cerrado con los trámites administrativos y, en el plazo de un mes, saldrá a información pública para que los interesados puedan alegar a las expropiaciones contempladas. Paralelamente, se seguirá avanzando en el proyecto de construcción.

El proyecto, ha explicado el ministro, pretende mejorar las condiciones de explotación de la A-67 en el tramo entre el enlace de Barreda y el enlace de Igollo y mejorar los problemas de capacidad y seguridad que presenta actualmente.

En este sentido, De la Serna ha apuntado la gran intensidad de tráfico que soporta el tramo, de unos 61.000 vehículos al día (el 6% de ellos pesados) y que en zonas como el nudo de Igollo se incrementan hasta los 72.500.

La actuación principal del proyecto consiste en un aumento de la capacidad de ambas calzadas del tronco de la autovía A-67 entre los enlaces de Barreda e Igollo mediante la ejecución de un tercer carril adicional a los dos ya existentes.

Además, se ampliarán los radios de las curvas y se eliminarán alineaciones para adaptarse al cambio normativo, lo que posibilitará modificar la velocidad, que se incrementará hasta los 120 kilómetros por hora desde el enlace de Oriñón al de Barreda.

Como mejora general en todo el trazado se ampliarán los arcenes interiores de ambas calzadas a 1,5 metros de ancho, lo que permitirá una mayor visibilidad en las curvas; y también se ampliará la mediana, que pasará de tres a cinco metros en una amplia longitud del tramo.

Las obras incluyen la mejora de los enlaces existentes, sobre los que, conservando por lo general su tipología, se efectúan actuaciones de adecuación a la ampliación del tercer carril, así como otras mejoras en las zonas que lo requieran.

El tramo de autovía proyectado tiene una longitud aproximada de 13 kilómetros en la que en sentido de avance hacia Santander se encuentran los enlaces de Polanco, área de servicio de Gornazo, y enlaces de Oruña, Boo, Mompía e Igollo.

Enlaces

El enlace de Polanco, de tipo diamante, se modificará con la construcción de una glorieta en la zona sur, mejorando la conexión con la autovía. También reducirá las velocidades de acceso a la carretera autonómica.

La conexión con el área de servicio de Gornazo incluirá vías colectoras paralelas a la calzada para mejorar la entrada. También se colocarán glorietas para favorecer los accesos de entrada y salida y eliminar los radios de entronque con las vías locales. El paso superior será demolido y sustituido y se dotará a la nueva área de una pasarela peatonal cubierta.

Sin embargo, en el viaducto Río Pas no se puede hacer más que ampliar la calzada. Se eliminarán dos curvas que sustituirá una recta, lo que afectará a la glorieta de unas urbanizaciones, que se desplazará al norte.

El enlace de Oruña, que une la autovía con la CA-232, no sufrirá cambios "sustanciales" por el viaducto más allá del tercer carril porque "no se puede tocar" como consecuencia de la declaración de impacto ambiental, ha explicado De la Serna.

El enlace de Boo con la CA-231 pasará a ser de tipo diamante con pesas con lo que se mejorará "sustancialmente" la seguridad.

En el enlace de Mompía no hay cambios en la tipología pero se ampliarán los radios exteriores de la glorieta y se aumentará el ramal de salida a cuatro carriles (dos más dos). Así, hasta el enlace de Igollo se mantendrán cuatro carriles por sentido (uno prolongación del de aceleración).

Entre estos dos últimos enlaces (Boo y Mompía) se reducirán las curvas de cinco a cuatro y se ampliarán los radios.

Finalmente el enlace de Igollo, con salida a la S-20, se adapta a las ampliaciones de carriles que se van a producir. Además, desde Barreda al enlace de Polanco se ampliará a tres carriles.

331 millones de inversión

El ministro ha destacado que esta actuación se suma a otras que está desarrollado su departamento para mejora de enlaces en los nudos de Torrelavega y Raos en la A-67 que suman una inversión de 331 millones.

Se trata del ramal de continuidad Sierrapando-Barreda, con un presupuesto de 109 millones, y en el que Fomento continúa trabajando para que las obras puedan comenzar antes del verano; el enlace de Raos, con un presupuesto de 76 millones, ahora en periodo de consulta ambiental; y la mejora del acceso al Puerto de Santander a través del enlace de Raos, con 31 millones de presupuesto, cuyas ofertas económicas se conocerán el 19 de marzo.

En la presentación del proyecto, en la sede de la Delegación del Gobierno en Cantabria, ha estado el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, y alcaldes de los municipios afectados por el trazado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha