eldiario.es

9

Oportunidad y riesgo sindical

Hace unos meses oía un reputado empresario en una reunión de la élite empresarial pedir comprensión con los trabajadores al aplicar la reforma laboral. Decía que el cambio era duro y que había que saber aplicarla. Parece que su petición cayó en saco roto. La economía sigue destrozada y las relaciones laborales en su peor momento.

Probablemente hay responsabilidades compartidas, pero no olvidemos a quien hizo la reforma, el Gobierno, sin acuerdo social previo; algo que siempre había funcionado bien en España. La única realidad es que tenemos una Ley de obligado cumplimiento y que salir a la calle no la va a cambiar a corto plazo. Mariano Rajoy cuenta con mayoría absoluta y no tiene intención de cambiar nada y quedan dos años largos de legislatura a no ser que el señor Bárcenas haga estallar por los aires al Partido Popular y con él a todo el sistema.

La peor lectura de esta situación es que la reforma hace daño a todos, a empresarios a los que convertimos en una suerte de depredadores y a los sindicatos que hacen ruido y ven como desaparece el empleo ante su impotencia absoluta. Los sindicatos padecen un alto descrédito. Cada vez hay más personas que los asocian a eso que se llama el sistema. Es su obligación salir del bucle en el que se han metido. No basta con hacer ruido. Me gustaría dar la solución a la ultractividad pero no es fácil. Desde luego pasa por negociar y acordar. Blindar seis empresas que ocupan a no más de 60 trabajadores como ha vendido el sindicato nacionalista vasco ELA es una bobada frente al desamparo de 250.000 sin convenio del metal. Los partidos y también los sindicatos buscan más la imagen que los hechos y se equivocan. Los ciudadanos buscan resultados y los resultados siempre se venden bien. Pero para lograrlo hace falta arriesgar y parece que nadie está dispuesto.

Comprendo que hay cosas que son complejas y exigen nuevas soluciones en las que un sindicato jamás ha entrado, pero que igual debe empezar a considerar.

Todavía leemos previsiones internacionales que nos dicen que el año próximo llegaremos al 28% desempleo en España. Este es el drama y el agujero que hace insostenible las cuentas públicas y el bienestar.


¿Qué es lo más importante? Me podrán hablar de que la economía va a crecer y yo podré dudar porque veo el horizonte torcido, pero lo que sí tengo claro es que la crisis llegará a su fin cuando haya empleo. Todavía leemos previsiones internacionales que nos dicen que el año próximo llegaremos al 28% desempleo en España. Este es el drama y el agujero que hace insostenible las cuentas públicas y el bienestar.

Está claro que las empresas deben ser capaces de vender fuera porque el consumo en España está muerto, pero eso no es suficiente. A mi modesto entender es la falta de dinero en circulación lo que atenaza a España. Rescatamos a las cajas de ahorro tarde, hoy bancos, y no hemos querido aprovechar todo el rescate que nos ofrecía Europa por una mera cuestión de imagen. Gran error. La banca española debe cumplir unos requisitos de provisiones y de solvencia excepcionales. Convive banca sana con banca podrida, pero a todos se les exige unos balances más que conservadores y, por decirlo de alguna manera, sin riesgos. A esto sumamos muertos a los que no se puede matar. Es decir, grupos empresariales a los que se refinancia y se refinanciará  a pesar de su estado porque sino el agujero sería todavía mayor. Pero claro, hacerlo supone que la banca provisione fondos.

Conclusión: no hay dinero en circulación. Hace seis años uno entraba por internet en su banco y le conminaban a llevarse 10.000 euros para irse de vacaciones. Hoy si una empresa va al banco le piden avales de sus instalaciones, avales de los propietarios y y alguna garantía pública. Esto pasa en todos los bancos, los que están sanos y los enfermos.

Sinceramente creo que este es el drama de la economía española. La reforma laboral es una guarrada, pero el drama está en que sin dinero no hay actividad y sin actividad no hay empleo. Por mucho que el ministro "windows", perdón de Guindos, se actualice semanalmente no nos puede convencer de que España está saliendo de la crisis cuando cuenta con un 26% de desempleo.

Y vuelvo a los sindicatos. Si el empleo es la prioridad o debe serlo porque no entran directamente en la financiación. Alguien en este país debe entrar en el asunto. Creo que el sindicato que lo haga tendrá una oportunidad. No se trata de meterse con la banca por meterse. Se trata de analizar las causas, encontrar el problema y buscar la solución. Nadie dijo que fuera fácil pero les aseguro que esta es la clave del problema y el responsable es el Gobierno. También lo fue el anterior y los autonómicos que llevaron a muchas cajas a la ruina, pero es el Gobierno de Mariano Rajoy el que gobierna con mayoría absoluta y la falta de dinero en circulación nos está matando. No se crean los eslóganes y exijan en este campo y, sobretodo, comprueben los resultados porque el dinero sigue sin llegar a las empresas y sin ese dinero el pronóstico es más paro.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha