eldiario.es

9
Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Miles de personas se manifiestan en Pamplona para pedir "justicia y proporcionalidad" en el 'caso Alsasua'

Las madres y padres de los jóvenes en prisión proponen la creación de una Mesa para la regeneración democrática y la separación de poderes

La portavoz del Gobierno de Navarra y el alcalde de la capital navarra asisten a la protesta

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Miles de personas se manifiestan en Pamplona en contra de la sentencia del 'caso Alsasua'

Cabecera de la manifestación.

Decenas de miles de personas -30.000 según las fuerzas de seguridad y más de 80.000 según la organización- se han manifestado este sábado por las calles de Pamplona para mostrar su rechazo a la sentencia que condena a penas de entre 2 y 13 años de prisión a los ocho encausados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. Los magistrados impusieron las penas máximas por los delitos de atentado a agentes de a autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas; pero no por terrorismo, si bien la Fiscalía ha recurrido la sentencia para que así sea considerado el ataque ocurrido en el bar Koxka durante la madrugada del 15 de octubre de 2016, lo que multiplicaría las penas.

La multitudinaria protesta ha sido una de las más numerosas de los últimos años en la capital navarra, a la que han llegado alrededor de 130 autobuses procedentes de diferentes puntos del Estado, principalmente Catalunya y Euskadi.

Las madres y padres de los ocho detenidos han propuesto la creación de una Mesa para la Regeneración Democrática y la Recuperación de Derechos y Libertades, con el objetivo de defender “la calidad democrática y los derechos humanos” y “revertir esta situación injusta e impedir que nada parecido pueda ocurrir a ninguna ciudadana o ciudadano”.  Además de sus familiares, han incluido en la lista de agraviados a los “presos políticos vascos y catalanes” y a los “cantantes y raperos” perseguidos. Las actuaciones de la Judicatura española “dejan claro que la Justicia no es igual para todos”, han denunciado al finalizar la manifestación.

La marcha había sido convocada por los familiares de los detenidos -agrupados en el grupo Altsasu Gurasoak- y la plataforma Altsasukoak aske (Libertad para los de Alsasua). Además de medio centenar de colectivos sociales y culturales, han asistido a la manifestación la portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron.

Solana ha recordado que la presencia del Ejecutivo en la protesta es para pedir “proporcionalidad y justicia con los detenidos, como ha venido haciendo el Gobierno desde el principio”. Joseba Asiron, por su parte, ha evidenciado la “gran distancia abierta entre la Justicia española y la sociedad navarra por este y otros casos”. "Esto no ha sido terrorismo en ningún momento, era una pelea de bar ocurrida a las cinco de la mañana en un pueblo en fiestas", y ha criticado que "como siempre es la juventud de Euskal Herria la que es perseguida y castigada".   

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz se ha felicitado por “la solidaridad hacia un pueblo y unos jóvenes que han sufrido una injusticia patente manifestada en la desproporción de las penas". El alcalde de Alsasua, Javier Ollo, ha remarcado que los manifestantes "no pedimos impunidad, pedimos proporcionalidad en la aplicación de la ley". El secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, ha criticado "una actuación totalmente abusiva y arbitraria de la Justicia"; "no se trata de justificar la agresión, que sin duda se produjo, sino de reivindicar un juicio justo y una sentencia proporcional a los hechos", ha defendido.

También han asistido a la manifestación representantes políticos de Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra, sindicales de ELA y LAB y personalidades a título individual como el cantante Enrique Villarreal el Drogas -que incluso ha ofrecido una actuación al término de la marcha- y el físico Pedro Miguel Etxenike.

La comitiva ha partido puntual a las 17.00 horas desde el estadio El Sadar, un punto poco habitual que ha sido elegido por la coincidencia con la maratón de San Fermín. Entre aplausos de los miles de personas congregadas a uno y otro lado del recorrido, los familiares de los jóvenes condenados abrían la marcha con una pancarta con el lema Ez da justizia. No es justicia. También portaban figuras con las caras de los detenidos con sus nombres y la palabra 'Aske' (Libre).

Durante todo el recorrido por las calles de Pamplona han sido continuos los aplausos y la consigna Altasusoak askatu! (¡Libertad para los de Alsasua!). Eran muy numerosas las esteladas catalanas, los lazos amarillos y las referencias a los presos politics durante el recorrido.  La marcha ha transcurrido sin incidentes, en medio de un ambiente de reivindicación familiar y festiva. Solo cuando la marcha ha pasado por delante del cuartel de la Guardia Civil y la Delegación del Gobierno se han oído las consignas Utzi bakean, alde hemendik! (¡Dejadnos en paz, fuera de aquí!).

Frente a la comandancia de la Guardia Civil, la cabeza de la manifestación ha añadido una pancarta en inglés con la leyenda 8 young people unfairly in prison. Free Altsasu! (8 jóvenes injustamente encarcelados. ¡Alsasua libre!). Un grupo de personas ha soltado dos bengalas de humo naranja y eran muy numerosas las ikurriñas, las banderas de Navarra (con preferencia por la Pomelada, que omite las cadenas del escudo y la corona real y es utilizada por la izquierda abertzale) y las pegatinas con las consignas de la marcha.

Llegados al final, y tras las actuaciones de un bertsolari y una jotera que han interpretado piezas alegóricas a la situación de los condenados, los familiares han leído un comunicado en el que han agradecido “la solidaridad, el aliento y el apoyo” a los manifestantes, y han considerado “muestra de ensañamiento y crueldad” las condenas.

“Se ha cometido un auténtico atropello judicial” con penas de prisión tan largas que “van a truncar la vida y el futuro” de los condenados y “van a hipotecar el día a día de sus familias”, ha denunciado la portavoz, Bel Pozueta.

En su opinión, se ha producido una "vulneración de derechos y de principios básicos durante la instrucción de la causa, durante la fase de juicio oral, y en la misma sentencia". También ha criticado la imposición de prisión preventiva para tres de los detenidos durante más de año y medio y la encarcelación reciente de otros cuatro "alegando el riesgo de fuga". "No ha existido, ni existe riesgo de fuga cuando se han presentado voluntariamente antes los juzgados tantas veces como se les ha requerido", ha subrayado.

Asimismo, ha reprochado el recurso de la Fiscalía a la sentencia que, según sus palabras, pretende "alargar este sufrimiento". "No conforme con la barbaridad de la condena impuesta, la Fiscalía tiene sed de más castigo, más sufrimiento, más venganza", ha añadido Pozueta, que ha asegurado que "estamos ante un abuso de poder".

Por su parte, la plataforma Altsasukoak Aske ha recordado que "no está en juego sólo el futuro de Alsasua y el de nuestros amigos y amigas, sino muchísimo más”: "Se trata de libertades y derechos pisoteados como la libertad de expresión, intentando criminalizar reivindicaciones legítimas pero molestas para el poder, o el derecho a un juicio justo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha