eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

“La industria del sexo necesita la trata para abastecerse de prostitutas”

Yolanda Rodríguez Villegas es la presidenta de Médicos del Mundo Navarra y explica cómo han trabajado junto con otras ONG y la Administración para que Navarra sea pionera en equiparar la prostitución con la violencia contra las mujeres

- PUBLICIDAD -
Yolanda Rodríguez, presidenta de Médicos del Mundo Navarra.

Yolanda Rodríguez, presidenta de Médicos del Mundo Navarra.

Médicos del Mundo Navarra lleva 11 años trabajando directamente con las mujeres prostituidas en Navarra junto con otras entidades del tercer sector y las administraciones públicas. El Parlamento de Navarra dio un paso adelante el pasado mes de abril al incluir la prostitución como una forma de violencia contra las mujeres e incluirla en la Ley Foral 16/2015. La legislación también ha acabado con los anuncios de prostitución en medios de comunicación, que no podrían recibir ninguna subvención si los publicaran. Medidas todas orientadas a combatir la trata de seres humanos. Médicos del Mundo calcula que más del 50% de la trata de seres humanos en el mundo se destina a la explotación sexual, actividad muy mayoritaria respecto a otros fenómenos como el tráfico de órganos, la mendicidad forzada o los matrimonios concertados. Hasta el 90% de las afectadas por la trata de seres humanos son mujeres y niñas, denuncian desde la ONG.

¿Cómo es la prostitución en Navarra?

El diagnóstico permanece prácticamente invariable desde 2008: son unas 800 mujeres, extranjeras en un 90% aproximadamente, sobre todo procedentes de Latinoamérica, Europa del este y en menor medida africanas. La oferta está determinada por la demanda; si no hubiera demanda, no habría oferta.

Navarra ha sido pionera al equiparar la prostitución con la violencia contra las mujeres. Se ha incluido en la Ley Foral 16/2015 ¿Supone alguna mejora para las prostitutas?

Sí. Digamos que no hay una oferta ‘voluntaria’ suficiente para cubrir la demanda, por lo que detrás de esta actividad se esconden muchos problemas, con el de la trata de seres humanos como principal exponente. Como dice Amelia Valcárcel, allí donde no hay igualdad, la libertad es uno de los nombres del abuso. Muchas de estas mujeres sufren una discriminación en el mercado laboral, que solo les ofrece puestos de cuidados y trabajo doméstico en el mejor de los casos. ¿Se dedicarían a la prostitución si tuvieran alternativas reales? La ley es una buena noticia, porque va contra la trata y los proxenetas. Las mujeres demandan la agilización de la resolución de su situación administrativa irregular, el acceso al mercado laboral, una atención psicológica especializada y un mayor acompañamiento individualizado durante y después del abandono de la prostitución.

Las críticas hacia la medida la consideran una posición moral que limita la libertad para decidir sobre el propio cuerpo

Nuestros equipos no ven esa prostitución de lujo que dicen que existe. No están ni en los clubes, ni en los pisos, ni en el polígono Agustinos, que es donde se concentra la prostitución callejera. Equiparar la prostitución con la violencia es un paso muy importante por lo que supone de reconocimiento de derechos: ofrece una salida legal a esas mujeres, no solo asistencialista como ahora.

En el conjunto del Estado, sigue siendo una actividad alegal, ni dentro ni fuera de la ley, ¿no es así?

Sí, también en Navarra. La diferencia es que ahora las mujeres pueden denunciar la violencia implícita. Los prostíbulos se suelen dar de alta como hoteles. Son negocios muy rentables porque perciben dinero por el alquiler de habitaciones, sábanas, elementos de higiene y contracepción… En Navarra no tenemos macroprostíbulos como el de La Junquera, que funcionan como miniciudades donde pueden ser explotadas hasta 600 mujeres a la vez...

En Navarra se ejerce la prostitución en pisos camuflados…

Eso es. Los prostíbulos están en decadencia. En 2008 contamos 30 en Navarra; el año pasado quedaban 19 o 20. Se mantienen en Pamplona y en la Ribera. El fenómeno se ha trasladado a los pisos, que son prácticamente indetectables. En cuanto hay quejas o sospechas, cambian de lugar.

Apuesta por trabajar en el lado de la demanda

Sí, los datos nos indican que hay prostituyentes cada vez más jóvenes, probablemente influidos por el consumo de pornografía. Se impone la idea de consumo rápido, también con el sexo: quiero esto y lo quiero ya. No hay un cuestionamiento moral, de ahí que queramos poner el foco en la demanda. Llevamos once años trabajando en Navarra con mujeres en situción de prostitución y sabemos que están muy concienciadas con su salud, los riesgos que corren y cómo controlarlos. Con todo, seguimos creyendo que la prostitución es una escuela de desigualdad humana.  La trata con fines de explotación sexual es una gravísima violación de los derechos humanos, que además está en expansión mundial por una serie de factores como la feminización de la pobreza, las migraciones y los movimientos de personas refugiadas. Y en el lado de la demanda, por la lógica de mercado neoliberal, que considera que todo se puede comprar y vender, incluidas las personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha