eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PP y Ciudadanos preguntarán en el Congreso a Pedro Sánchez sobre su viaje al FIB en el avión oficial

El grupo popular quiere saber si piensa "acudir a más eventos de ocio personal a costa del contribuyente" y el coste de los gastos

Pedro Sánchez asistió al concierto de The Killers en el FIB el pasado viernes, tras reunirse en Castellón, a donde fue en avión privado, con el presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig 

Carmen Calvo ha justificado su presencia como un "evento cultural". Albert Rivera ha anunciado que también preguntarán en el Congreso y dice que si ir de festival es agenda cultural "irse de tapas es gastronómica"

- PUBLICIDAD -
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y su esposa a su llegada al concierto que la banda estadounidense The Killers

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y su esposa a su llegada al concierto que la banda estadounidense The Killers EFE

El grupo parlamentario del PP ha registrado en el Congreso una batería de preguntas sobre el uso de avión oficial por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para acudir a un concierto el pasado viernes en Castellón. Las preguntas registradas por el secretario general del grupo 'popular', José Antonio Bermúdez de Castro, para su respuesta por escrito, se interesan por los motivos por los que Sánchez utilizó un avión oficial para desplazarse a Castellón y "poder ver a uno de sus grupos favoritos, The Killers", que actuaba en el Festival Internacional de Benicàssim.

"Según cuentan las crónicas , para hacer tiempo", añade el texto, "mantuvo previamente breves encuentros con autoridades locales y autonómicas, como el presidente valenciano, Ximo Puig". Bérmudez de Castro, en declaraciones a los periodistas, ha criticado que Sánchez haya "utilizado un avión oficial para ir a un concierto de rock privado comportándose como si fuese un nuevo rico" y ha considerado que "los españoles exigen y merecen una respuesta convincente porque no se puede consentir la utilización de medios públicos para fines privados".

Por ello, el PP quiere saber, entre otras cosas, si el presidente volvió a utilizar el "helicóptero Superpuma para desplazarse de Moncloa a Torrejón" para viajar a Castellón o si "en esta ocasión se sirvió de medios de transporte más económicos para tan corto trayecto". Bermúdez de Castro pide información de "todos los gastos de dicho desplazamiento con cargo al erario público", y sostiene que "Sánchez en vez de subir los impuestos a los españoles debería plantearse ahorrar gastos y desde luego gastos de esta naturaleza que no se justifican se mire por donde se mire".

El grupo popular expresa en las preguntas que quiere saber si el presidente piensa acudir a más "eventos de ocio personal a costa del contribuyente; si ha sopesado "tras el revuelo" pagar de su bolsillo el desplazamiento; el coste de todos los gastos; y si también para la vuelta de Torrejón a La Moncloa empleó el helicóptero Superpuma.

Otras dos preguntas registradas insisten en si "piensa utilizar" el encuentro con Puig "como excusa" para el uso del avión oficial, y si el "breve encuentro" anula el que tenía previsto como parte de la ronda con presidentes de comunidades autónomas. " Todo el mundo sabe que no había ninguna razón de urgencia conocida que justificara ni esos encuentros ni un viaje de carácter oficial", ha añadido Bermúdez de Castro.

Albert Rivera ha anunciado que su partido también ha registrado preguntas. "Somos oposición y como oposición responsable hemos registrado varias preguntas para conocer la justificación sobre la utilización del avión oficial para acudir a este tipo de eventos", ha añadido.

Rivera quiere saber, dice, si una "reunión informal" de 45 minutos con el presidente de la Comunidad Valenciana y el concierto del grupo estadounidense justifican el coste "económico y ambiental" de dicho viaje.

Calvo justifica su visita a un "evento cultural"

La visita de Sánchez al FIB ha suscitado la polémica desde este fin de semana. Rafael Hernando, del PP, expresó que "desde los tiempos de Alfonso Guerra y el Mister no se veía tal derroche en las arcas públicas". Desde Ciudadanos, Toni Cantó afirmó el sábado que la visita del presidente a Ximo Puig era "una coartada para irse de concierto".

La vicepresidenta, Carmen Calvo, lo ha justificado este lunes. Ha declarado que Sánchez "tuvo agenda institucional todo el día, y por la noche fue al FIB, como si se hubiese sentado en un teatro", afirma defendiendo el concierto como un "evento cultural". Ximo Puig, presidente valenciano, también se ha pronunciado según recoge El Mundo: "No sé dónde está el problema". Sánchez se reunió antes con él durante 45 minutos "suficientes para trasladarle las demandas de la Generalitat Valenciana".

Albert Rivera ha ironizado sobre las palabras de Calvo. "Si irse de festival es agenda cultural, entonces irse de tapas es agenda gastronómica", recoge El Español

El portavoz de Cultura en el Congreso de Podemos, Eduardo Maura, también se ha pronunciado sobre el tema, para contestar a Rivera. "Ir a festivales es una práctica cultural bien extendida. Si además es un festival que cumple la ley y no genera precariedad y falsos autónomos, además es cultura sostenible", ha tuiteado.

El propio Sánchez vendió en sus redes de esa manera su visita, como apoyo al sector musical del país. "Los veranos en España están llenos de cultura. En cada rincón del país encuentras grandes festivales. De los mejores, el FIB", publicaba en su instagram como pie a una foto de él observando a la banda junto a su mujer desde la zona VIP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha