eldiario.es

9

Rajoy trata de enfriar la polémica por la imputación de la Infanta

El presidente admite que no tiene previsto ningún plan para mejorar la imagen de la Corona e insiste en dejarla fuera de la ley de transparencia

Rajoy recibe a Ban Ki-moon en Moncloa para reafirmar su compromiso con la ONU

Rajoy recibe a Ban Ki-moon en Moncloa.

Mariano Rajoy ha intentado rebajar la polémica por la imputación de la infanta Cristina y trasladar la sensación de que en el Gobierno no están encendidas todas las alarmas por ver a la hija del rey cerca del banquillo. Después de que el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, reconociera en la mañana del jueves su preocupación por las repercusiones para la imagen de España, Rajoy evitó seguir su ejemplo. Tampoco anunció ningún tipo de reacción legislativa. La Corona seguirá fuera de la ley de transparencia, no se pedirá desde el Ejecutivo que la infanta renuncie a su derechos dinásticos ni hay ninguna intención de tocar la ley orgánica que afecta a la sucesión o a una posible abdicación de Juan Carlos.

"No es una cuestión de estados de ánimo", dijo Rajoy durante su comparecencia junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con el que se ha reunido en Madrid a propósito de la cumbre contra el hambre. El presidente no quiso pronunciar la palabra "preocupación". Sólo recordó que respeta las decisiones judiciales "sean de jueces, de fiscales, o sobre resoluciones cuando se produzca el recurso anunciado" y que cree en la presunción de inocencia.

Fuentes de Moncloa quitaron hierro a la reacción anterior del ministro de Exteriores y lo justificaron con que tiene un carácter "expansivo". También distinguieron entre las manifestaciones que puede hacer un diputado como Vicente Martínez Pujalte, que achacó al juez "afán de protagonismo", y las que hace el Ejecutivo, que no quiere hacer más comentarios más allá de insistir en que el sistema y las instituciones funcionan.

También negó que el Ejecutivo tenga prevista ninguna iniciativa para mejorar la imagen de la Monarquía, ni siquiera su inclusión en la ley de transparencia, como ahora defiende el PSOE. Para no mojarse, Rajoy se escudó en que la norma se está negociando en el Congreso, donde espera que los diputados tomen "una decisión razonable". Como si su grupo parlamentario no controlara la Cámara con mayoría absoluta, se escudó en que él "es un diputado más".

"Preguntan mucho"

Es en las Cortes donde Rajoy tendrá que enfrentarse a una batería de preguntas presentadas por el PSOE y relacionadas con su extesorero. Así, se le preguntará por Luis Bárcenas y la presunta financiación ilegal del PP gracias a las donaciones de empresarios favorecidos después por contratos y adjudicaciones. Rajoy aseguró que no conoce ninguna de las preguntas registradas por los socialistas "porque preguntan mucho".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha