Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

Feijóo se aferra ante miles de personas a un “plebiscito” en las europeas que obligue a Sánchez a convocar elecciones

Mariano Rajoy, Cuca Gamarra, Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso, y José María Aznar, durante una manifestación del PP, en la Puerta de Alcalá

Aitor Riveiro

153

“Le pido que retire la ley de amnistía, la legislatura está perdida. Ponga punto final, disuelva las Cortes, convoque elecciones y vayamos con la verdad por delante. Que lo haga para que nos deje hablar porque nos ha engañado, a todos”. Así ha reclamado el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, una gran “movilización” para las elecciones europeas del próximo 9 de junio. Feijóo ha insistido en que los comicios de dentro de dos semanas son un plebiscito entre él y Sánchez en un mitin-protesta que ha reunido en Madrid a miles de personas y en el que no ha tenido ni un segundo de participación la candidata, Dolors Montserrat.

El PP asegura haber reunido este domingo a 80.000 personas en la calle de Alcalá, con la Puerta de Alcalá de fondo y la emblemática canción interpretada por Ana Belén como banda sonora. La Delegación del Gobierno rebaja la cifra a “un máximo de 20.000” personas.

Sería uno de los peores aforos logrados por el líder del PP desde que comenzó a convocar concentraciones contra la ley de amnistía en septiembre de 2023. Los datos oficiales señalaron que en aquella concentración de la Plaza de Felipe II había 40.000 personas; en Sol, con la asistencia de Vox, unas 80.000. Y en las dos convocadas por la sociedad civil, Colón y Cibeles, 100.000 y 170.000 personas respectivamente.

Con todo, Feijóo ha dicho que el de este domingo es “el acto más multitudinario que jamás se ha hecho, nunca, en España”. Eso sí, ha matizado, “una campaña de elecciones europeas”. Desde el PP han replicado los datos oficiales, que se basan en la información aportada por la Policía Nacional. “Hoy, 80.000 personas han pedido que convoquen elecciones generales. Haría bien el PSOE en no restar importancia a la contestación que tienen sus políticas”, ha defendido el partido en un breve comunicado.

El PP se aferra así a la ley de amnistía, cuya aprobación definitiva está prevista para el próximo jueves, como elemento movilizador de las europeas del 9 de junio, después de que el PSOE y Vox hayan aguantado más de lo que tenían previsto tanto en el País Vasco como en Catalunya. En el partido hay temor ante un resultado demasiado ajustado el 9 de junio.

Feijóo ha pedido el voto el 9J para decir “no al abuso, no a la censura, no a los desmanes, a la división, a la mentira. Y no al puto amo”. Y para decir “un rotundo sí a la igualdad de los españoles, la independencia de la Justicia, la libertad de pensamiento, la libertad de información, la dignidad, la democracia y un futuro juntos”.

“Estamos aquí para ganar”, ha dicho sobre el 9J, unas elecciones que el PP quiere convertir en un referéndum sobre la ley de amnistía y el primer año del Gobierno de coalición que lidera Pedro Sánchez. Feijóo ha soslayado los asuntos europeos, que apenas ha citado en una frase, y se ha centrado en criticar al jefe del Ejecutivo, al que ha acusado de “improvisar” el reconocimiento del Estado palestino para “cambiar el titular”. También se ha referido a Yolanda Díaz, a la que ha acusado de “repetir consignas de grupos terroristas”, aunque sin citarla por su nombre. Aún así, ha provocado una de las mayores pitadas de los asistentes.

Feijóo ha optado por no mencionar a Vox, ni hacer referencias a la extrema derecha europea de la que sí ha hablado en los días previos, cuando se ha abierto a pactar con la ultra Giorgia Meloni. Al menos directamente. El líder del PP sí ha apelado a “votar unidos para ganar” el 9J. “Nos quieren silenciar por pensar diferente, pero no nos vamos a callar. Nos quieren divididos para salirse con la suya y nos van a encontrar juntos”, ha dicho.

Ayuso, a gritos: “¡Me gusta la fruta!”

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha atacado desde el escenario de la Puerta de Alcalá a la esposa del presidente, emulando expresamente al jefe de Estado argentino, Javier Milei. Ayuso ha calificado de “acciones improcedentes de la mujer del presidente en su calidad de mujer del presidente” los negocios de Begoña Gómez. “Ni siquiera piden perdón”, ha sostenido.

Ayuso ha defendido al juez de Madrid que ha abierto una investigación contra Gómez, Juan Carlos Peinado, pese a los informes contrarios de la Guardia Civil. “Sus actividades están siendo supervisadas por un juez que va a tener que llevar casco de la ONU para entrar en su juzgado”, ha dicho. “Toda la suerte le deseamos”, ha añadido.

La presidenta ha defendido inmediatamente después a su propio “entorno personal”, en referencia a los negocios de su hermano como comisionista durante la pandemia, y a los delitos fiscales que su pareja, Alberto González Amador, ha admitido que cometió para no pagar impuestos por sus propios negocios en la importación de material sanitario durante la crisis sanitaria del coronavirus.

Ayuso, que ha hablado unos 20 minutos, ha elevado el tono hasta el grito para decir con la plana mayor del PP escuchándole el “¡me gusta la fruta!” con el que intentó camuflar el “hijo de puta” que le espetó al presidente desde la tribuna del Congreso. Ayuso ha aludido justo después al presidente de Murcia, Fernando López Miras, a quien le ha dicho que sus referencias a la fruta es buena para el negocio de la agricultura de la Región.

La presidenta de Madrid ha acusado a Sánchez de llevar a España a ser “Venezuela”. Las referencias al país latinoamericano han sido continuas en todos los participantes del acto de este domingo. De hecho, antes de Ayuso ha intervenido con un videomensaje de María Corina Machado, política venezolana a la que no han permitido presentarse a las elecciones presidenciales del próximo verano.

Ayuso ha planteado las elecciones del 9 de junio como “un plebiscito al proyecto rupturista de Sánchez y la voz de los valores españoles en Europa”, que ha comparado de forma reiterada con Venezuela. “Va a hacer todo lo que sea con tal de controlar al CGPJ”, ha dicho. 

“¡Esta es la casa de todos, carajo!”, ha espetado, una referencia muy explícita a Javier Milei, al que ha defendido desde la tribuna. Ayuso ha defendido que el 9J habrá un “plebiscito” para elegir: “España o Sánchez”. Y ha concluido: “Somos mejores y somos más”.

La democracia es el PP 

El primero en intervenir ha sido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quien ha arrancado con una referencia al insulto que Isabel Díaz Ayuso lanzó contra Pedro Sánchez desde la tribuna de invitados del Congreso. Almeida ha dedicado más tiempo a glosar a su jefa en Madrid que a Feijóo, y ha dicho de ella que es “la presidenta que hace que algunos desayunen sal de frutas cada día”.

Almeida, quien ganó la Alcaldía en 2019 después de perder las elecciones, ha asegurado que “Sánchez ha inventado nueva modalidad” política: “Ya no se trata de ganar, sino de perder por lo menos posible”. El alcalde ha dicho que “la sociedad española está representada” en la concentración de este domingo. 

También ha participado en el acto el filósofo Fernando Savater, que cierra las listas del PP el 9J y quien ha comenzado su intervención reconociendo que ha “cambiado muchas veces de partido” a lo largo de su vida. “Pero siempre me he basado en dos cosas: España y la democracia. Por eso hoy estoy aquí, aquí están España y la democracia”, ha señalado. “Que nos libremos por las buenas de Sánchez en unas elecciones”, ha deseado.

Etiquetas
stats