Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

Ignacio Escolar: “El derecho de la ciudadanía a recibir información veraz está en riesgo en España y en el mundo”

Ignacio Escolar, este martes en el Congreso de los Diputados.

elDiario.es

23

El Congreso de los Diputados celebra desde hace semanas un debate sobre cómo mejorar la calidad democrática y combatir la desinformación, los bulos y las noticias falsas. El director de elDiario.es, Ignacio Escolar, ha acudido este martes a la comisión parlamentaria en la que se aborda esta problemática y ha advertido allí de que el derecho de la ciudadanía a recibir información veraz está en riesgo tanto en España como en el mundo.

Escolar ha recordado que este derecho, el de recibir y comunicar información veraz, está reconocido dentro de la Constitución Española, y ha responsabilizado a la llegada de Internet del crecimiento de “las mentiras, los bulos y las teorías de la conspiración”. “Sin lugar a dudas, la llegada de Internet ha supuesto más buenas noticias que malas para toda la sociedad. Pero entre las malas está el aumento de la desinformación en todo el mundo”, ha reflexionado.

Y ha señalado tres motivos que lo explican: la alfabetización digital avanza mucho más rápido que la mediática; los algoritmos de recomendación de noticias de las plataformas provocan una fragmentación del espacio informativo que genera a su vez división en la sociedad; y al mismo tiempo esos algoritmos recompensan el mal periodismo. “Más del 80% del tráfico de muchos medios digitales depende de las plataformas, donde muchas veces prima la espectacularidad, las medias verdades y el sensacionalismo sobre el derecho a la información. Las plataformas no se ocupan del derecho constitucional”, ha lamentado.

Por ello, el fundador y director de elDiario.es ha apostado ante los diputados por una regulación contra esa desinformación y para proteger ese derecho constitucional de la ciudadanía a recibir información veraz. “Como demuestran los acontecimientos de las últimas décadas, tener un ecosistema informativo sano, plural y comprometido con la veracidad no es menos importante para la seguridad y la prosperidad de un país que sus fuerzas armadas”, ha argumentado en su comparecencia.

Identificar qué es un medio y qué no lo es

Escolar ha apostado por una regulación que ayude a determinar qué es exactamente un medio de comunicación y también qué no lo es. “Hasta hace unos años, la pregunta era pacífica, todas las categorías eran claras”, ha reflexionado. “Las tres categorías estaban bien definidas: prensa, radio y televisión. Y dentro cada una de ellas, su ámbito de difusión (nacional, regional, local), su especialidad (información general, deportiva o económica) y, en el caso de la prensa, su periodicidad (diarios y revistas)”, ha repasado.

Hoy, ha dicho a continuación, esa clasificación “ha saltado por los aires”, especialmente para la prensa escrita. “La categoría ”prensa“ se ha roto. Por la aparición de nuevos medios digitales con más audiencia y relevancia que algunos periódicos impresos y también por la llegada de cientos de pseudo medios: páginas webs que simulan ser un periódico cuando realmente no lo son”, ha dicho.

Identificar qué es un medio de comunicación está relacionado, ha dicho, con los problemas que están teniendo las instituciones, como el Congreso sin ir más lejos, para acreditar a periodistas. “Al no existir una frontera clara entre los medios y los que no lo son, no pueden vetar la presencia en las ruedas de prensa de personas que están directamente vinculadas a la política”, ha dicho.

Esa liquidez de las categorías también genera problemas a las plataformas digitales, como Google Discover, a la hora de distinguir si los contenidos que promocionan vienen de medios o no: “En otros países, como Francia, sí hay un censo de medios: un listado público y oficial de periódicos, pacífico, que nadie discute. Por tanto, Google y las plataformas lo tienen mucho más sencillo. En España no, y esto supone que Google acaba amplificando páginas web con noticias falsas porque dejarlas fuera podría ser una discriminación”.

Y por último, ha reflexionado, es un problema para la concesión de publicidad institucional. “Existen Presupuestos para prensa, radio, televisión e Internet. Pero la categoría prensa (es decir, papel) está hoy obsoleta, mientras que la de Internet es un cajón de sastre, donde caben desde redes sociales, como Tik Tok, medios y pseudomedios”, ha dicho.

Transparencia en la financiación y una comunidad de lectores

Escolar ha recordado los criterios que establece la legislación europea sobre medios, aprobada recientemente por el Parlamento Europeo y que entrará en vigor en 2025: “Que [los medios sean independientes de partidos políticos o de terceros países]; que estén sujetos a normas editoriales, bajo la supervisión de alguna entidad externa independiente o un mecanismo de autorregulación (como el código deontológico de la FAPE o el Journalism Trust Initiative); y que no ofrezcan contenidos elaborados por una inteligencia artificial sin intervención humana”. “Gran parte del periodismo chatarra para los buscadores se hace ya con IAs. Es muy hábil pero incluye muchos datos falsos”, ha dicho.  

Y ha propuesto otros tres. El primero, que tengan periodistas en nómina. “Parece una perogrullada pero hay una infinidad de medios sin un solo periodista. Un medio de comunicación tiene que tener un mínimo equipo de redacción”, ha dicho. Además, que sea transparente en su financiación: “No solo en lo que refiere a la publicidad institucional. Que cuente a la sociedad cómo se financia y cuáles son sus ingresos y gastos”. Y por último: que cuente con una comunidad de lectores real, implicada en su financiación. “Que tenga suscriptores, que en todo el mundo se han convertido en un indicador pacífico para diferenciar a la prensa escrita de calidad”, ha añadido.

Escolar ha recordado que la ley europea también aporta algunas obligaciones para los medios de comunicación, entre ellas, la transparencia sobre su financiación. “Tendremos que ser más transparentes: detallar el nombre de nuestros accionistas. También tendremos que desvelar anualmente los ingresos que recibimos de las administraciones públicas, a través de la publicidad institucional”, ha dicho. Al mismo tiempo, ha recordado que elDiario.es publica desde hace mucho tiempo sus cuentas anuales y que hace apenas una semana se publicaron los datos del ejercicio 2023.

La ley de prensa en vigor es de 1966 y está firmada por Franco”

En el turno de réplica de los portavoces parlamentarios, el diputado del PP Manuel Cobo le ha cuestionado sobre el papel del diario a la hora de hacer oposición al Gobierno y le ha reprochado que cumpla esa función cuando está el PP en los ejecutivos pero no cuando lo hacen las fuerzas progresistas. Y le ha preguntado además por unas declaraciones del Gobierno en las que se pedía que el Gobierno “tuviera un espacio en cada medio para contar la verdad”.

Escolar se ha mostrado en contra de ese punto pero le ha recordado a Cobo que eso ya está contemplado en la ley actual de prensa, que es de 1966 y está firmada por Francisco Franco. “Lo que no tiene un pase es la situación española. La ley de prensa aún en vigor es de 1966. Está firmada por Francisco Franco, ese gran demócrata. Es una norma que no solo avergüenza a España como país democrático sino que se ha quedado enormemente obsoleta: no es que sea previa a la llegada de Internet. Es que es previa a la llegada a España de la televisión a color”, había dicho en su intervención inicial.

El director de elDiario.es también ha respondido a las soflamas xenófobas de Vox. Su portavoz, Manuel Mariscal, le había reprochado que en el diario no apareciese una noticia sobre un asesinato por parte de dos personas, supuestamente de nacionalidad marroquí, una noticia que sí recogen las páginas de este diario en su edición asociada Marina Plaza. “Pero también tenemos la decisión editorial de no convertir la anécdota en dato y no convertir algo anecdótico como un lamentable asesinato en un ejemplo de que España está sometida a un problema gravísimo como ustedes creen. 

“Le reconozco que su estrategia funciona: en una encuesta reciente en Catalunya, los encuestados respondían que hay el doble de inmigrantes de los que realmente hay. Es el ejercicio de elegir las cerezas adecuadas. No tenemos un problema generalizado en ningún caso de inmigrantes asaltando a españoles de bien”, ha afirmado.

Etiquetas
stats