La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

Interior trata de frenar la guerra policial con la destitución del comisario que se enfrentó a Villarejo

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

La Dirección General de la Policía ha decidido destituir al comisario jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas-Aranda, y enviarlo al Consejo Asesor, un órgano sin atribuciones específicas. Detrás de la destitución de Martín está la soterrada guerra en el seno de la cúpula policial que este mantenía con el también comisario José Manuel Villarejo, el policía que se entrevistó con Ignacio González en una reunión cuya grabación terminó publicada por algunos medios.

Interior impone la ley del silencio entre los policías en pleno caso Villarejo

Interior impone la ley del silencio entre los policías en pleno caso Villarejo

Tanto Villarejo como Martín Blas-Aranda han sido desde el principio de la legislatura policías de la máxima confianza del Ministerio del Interior, y ambos están relacionados con las maniobras policiales contra el proceso soberanista en Cataluña. Pero un enfrentamiento entre ellos a raíz de la investigación que Asuntos Internos llevó contra agentes del cuerpo en relación con la operación Emperador –que acabó con la mayor red de blanqueo chino en España– terminó convirtiéndose en una auténtica batalla interna, recrudecida por el caso del 'pequeño Nicolás', detenido por Asuntos Internos y quien vinculó al comisario Villarejo en la trama investigada del caso Nicolay. Un informe de Asuntos Internos llegó a situar por error a Villarejo en una de las reuniones del joven documentadas en el sumario de la causa.

Como informó eldiario.es, Marcelino Martín pasaba desde hace semanas por un periodo de vacaciones en el que ya estaba decidido que no regresaría a su puesto. El cargo fue incluso ofrecido por la Dirección de la Policía a varios comisarios, que lo rechazaron. Finalmente, será ocupado por el hasta ahora jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, Francisco Migueláñez.

Desde que aparecieron las informaciones del abultado patrimonio del comisario Villarejo y de su implicación en las maniobras contra el proceso soberanista, el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha optado por protegerle. En este sentido, encargó una investigación sobre la grabación de la entrevista con Ignacio González y su posterior difusión a un subordinado de Villarejo que trabaja actualmente con él en la Dirección Operativa Adjunta de la Policía.

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2015 - 21:39 h

Descubre nuestras apps

stats