eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La mayoría de las familias homoparentales se siente integrada y poco rechazada

- PUBLICIDAD -
La mayoría de las familias homoparentales se siente integrada y poco rechazada

La mayoría de las familias homoparentales se siente integrada y poco rechazada

La mayoría de las familias homoparentales, el 80,3 por ciento, se sienten apoyadas por su entorno, además, en general, afirman que están integradas en la sociedad, viven pocas experiencias de discriminación y satisfacen las necesidades de sus hijos.

Son las principales conclusiones del informe "Familias homoparentales en España: integración social, necesidades y derechos", que ha elaborado el departamento de Psicología y Educación de la Universidad Autónoma de Madrid y ha sido presentado hoy por su autor principal, Santiago Agustín.

La investigación ha sido realizada a partir de entrevistas a 71 familias homoparentales -aquellas que están encabezadas por dos personas del mismo sexo que conviven con al menos un hijo menor- y trata de dar a conocer la realidad de este colectivo, así como de mejorar su situación, ha explicado Agustín.

Refleja que España es un país "pionero" en el respeto a este tipo de familias pero también subraya la necesidad de esforzarse para mantener y mejorar la tendencia, ya que sigue habiendo datos preocupantes como que el 40,9 por ciento haya sufrido algún tipo de rechazo dentro de su propia familia.

En este sentido, Agustín ha explicado que esta cifra es el resultado de aquellas familias que dicen sentirse muy apoyadas por sus familiares pero ha habido alguno de ellos que se ha opuesto a su condición a través de comentarios despectivos.

A pesar de esta cifra, la investigación destaca que hay una percepción de cambio en la sociedad y Agustín ha calificado el apoyo familiar recibido por este colectivo de "muy positivo".

De hecho, el 54,9 por ciento se siente muy apoyado por sus familiares y el 25,4 por ciento, bastante.

En cuanto a la relación con los hijos, un 95,1 por ciento de las familias entrevistadas habla con sus hijos explícitamente sobre su orientación sexual y las diferencias de familias con otras, siendo en un 80,5 por ciento de los casos un temas bastante o muy habitual.

La mayoría de los encuestados, el 59,1 por ciento, señala que sus hijos tienen como referentes afectivos principales no sólo a sus dos padres o madres, sino a personas externas al núcleo familiar como los abuelos, los tíos, o amigos de la familia, entre otros.

El estudio indica que el 86,8 por ciento de las familias considera que su homosexualidad no influirá en la orientación sexual de sus hijos: "Mis padres eran heterosexuales y muy católicos. A mi no me influyó", señala uno de los encuestados.

En relación al entorno social, el 90 por ciento de las familias homoparentales reconoce que es objeto de "curiosidad" por parte de su entorno: "somos la novedad", "no es a mala fe", responden algunos.

Así, el 71,8 por ciento se siente bastante o muy apoyada y sólo el 15,5 por ciento se siente rechazada, y el 12,7 por ciento ha sido objeto de algún comentario ofensivo.

La mayoría no detecta ningún efecto positivo o negativo de su modelo familiar a la hora de que sus hijos se relacionen con otros niños aunque existen situaciones preocupantes ya que el 20,1 por ciento afirma que en algún momento los menores han sido insultados.

En el ámbito escolar, Agustín ha señalado que hay motivos para felicitarse y también para preocuparse.

A la hora de escolarizar a los niños, un 41,2 por ciento de las familias prefiere un centro cuyo ideario sea especialmente inclusivo con la diversidad familiar, de los que el diez por ciento dijo que había sido muy difícil encontrarla; asimismo, el 84,9 por ciento rechaza explícitamente matricular a sus hijos en escuelas religiosas.

Existe una buena relación con el profesorado y el resto de familias pero hay algunas tareas pendientes como incluir en los libros de textos y resto de material didáctico los diversos tipos de familias, así como una mayor formación de los profesores, entre otros.

De los entrevistados, el 59,2 por ciento ha tenido alguna dificultad jurídica o administrativa -más los gais que las lesbianas- por cuestiones relativas a la gestación subrogada, la adopción y otros incidentes puntuales, mientras que el 12,7 por ciento ha vivido algún incidente de discriminación en el sistema sanitario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha