La portada de mañana
Acceder
El contrato secreto para vender armas a Arabia Saudí que autorizó Rajoy
Belarra: "Necesitamos el Podemos más fuerte para que Yolanda sea presidenta"
Opinión - La libertad de contaminar y otras batallas 'liberales', por Ignacio Escolar
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Con el nuevo rey de Tailandia, los casos de lesa majestad caen en picado

EFE

Bangkok —

Desde que en 2016 ascendiera al trono de Tailandia el rey Vajiralongkorn, cuyos ritos de coronación se celebran este fin de semana, los casos por el delito de lesa majestad, la draconiana ley que envía a prisión a los que osen denigrar a la Casa Real del país, han caído en picado.

A pesar del menor uso en los tribunales, la norma -con penas de entre 3 y 15 años de cárcel- permanece vigente en el Código Penal y continúa colocando una mordaza a la libertad de expresión, apunta a Efe Sasinan Thamnithinan, abogada de la organización Thai Lawyer for Human Rights (TLHR).

En 2018 solo fueron tres los casos iniciados, mientras que en lo que va de este año todavía no se ha procesado ninguna denuncia, según cifras de TLHR, que ofrece asistencia jurídica gratuita a los acusados por este delito.

Estos datos contrastan con los 13 juicios abiertos en 2014 tras el golpe de Estado militar, ocurrido bajo el reinado del rey Bhumibol -padre del actual soberano-, los 15 de 2015 o los 14 procesos de 2017, relacionados estos últimos con las denuncias presentadas los días posteriores a la muerte del anterior monarca.

Aunque no existe una explicación oficial sobre cambio de proceder por parte de la Oficina del Fiscal General, en un informe de enero TLHR señala que podría directamente estar relacionado con el proceso de sucesión.

"La ley de lesa majestad sigue siendo un arma política contra los adversarios. Sin embargo, la fiscalía en lugar de proceder con este delito, ahora optan por imputar a los acusados con otros preceptos como la ley de delitos informáticos o cargos por sedición", comenta a Efe la letrada.

Además, según Sasinan, los jueces han desestimado cargos por lesa majestad incluso contra acusados que había aceptado previamente su culpabilidad y se ha concedido la libertad bajo fianza en algunas ocasiones, una medida cautelar que en rara ocasión era concedida con anterioridad.

Tras la asonada militar de 2014 y antes de que ascendiera al trono el actual rey, los juicios por el delito de lesa majestad fueron trasladados a tribunales militares donde las condenas son más severas y los procesos distan de ser justos debido a las numerosas restricciones impuestas a los abogados defensores.

"La justicia en Tailandia la imparten los jueces como representantes del rey, con lo cual los magistrados no actúan en la práctica de manera neutral" ni en tribunales militares ni civiles, incide la jurista.

En la actualidad, una decena de casos -la mitad de ellos contra personas con problemas mentales acreditados- aguardan a conocer la sentencia, mientras alrededor de medio centenar de personas se encuentra en prisión por este delito.

Porntip Mankong, quien permaneció en prisión durante dos años y medio por un delito de lesa majestad y recuperó su libertad en 2016, declara a Efe que existe un "estigma" en la sociedad contra los acusados por este delito, pero que también "hay un sentimiento de comunidad" entre los inculpados que ayuda a sobrellevarlo.

El rey Vajiralongkorn, de 66 años, ha vivido gran parte de su vida en el extranjero desconectado de los quehaceres de la Corona y no ha heredado la popularidad de la que gozó su padre, el rey Bhumibol, quien falleció a los 88 años el 13 de octubre de 2016.

Desde su ascensión al trono, el actual monarca ha fortalecido sus poderes con la aprobación de varias reformas legales que, entre otros, han puesto bajo su única autoridad el vasto patrimonio de la Corona y varias agencias estatales responsables de su seguridad.

"Sin previo aviso, todo puede cambiar y endurecerse de nuevo la persecución por lesa majestad", advierte la letrada tailandesa.

En abril, días después de las elecciones del 24 de marzo, el jefe de las Fuerzas Armadas de Tailandia, el general Apirat Kongsompong, amenazó a los intelectuales progresistas, en referencia al partido emergente Anakot Mai (Nuevo Futuro), con utilizar la ley de lesa majestad si pretenden cambiar el sistema parlamentario monárquico.

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2019 - 11:21 h

Descubre nuestras apps

stats