La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

Sánchez admite errores ante el 4M pero anuncia al PSOE que agotará la legislatura

Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo en un acto de la campaña.

Pedro Sánchez ha hecho un primer análisis de la debacle electoral en la Comunidad de Madrid dos días después de las elecciones en las que los socialistas han quedado relegados a la tercera posición. El presidente, que analizó la derrota este miércoles con su círculo más estrecho de la dirección del PSOE, ha reconocido ante la Ejecutiva errores ante el 4M así como un problema estructural de la federación madrileña que viene de largo, según fuentes presentes en la reunión que se ha celebrado este jueves con carácter semipresencial. El secretario general del PSOE se ha pronunciado en esos términos minutos después de que el líder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, le haya comunicado su dimisión como forma de asumir responsabilidades por la hecatombe del 4M. Sánchez ha querido dejar claro ante la dirección del PSOE que el revés en la Comunidad de Madrid no cambia en nada los planes del Gobierno y ha asegurado que agotará la legislatura a finales de 2023 para completar el plan de "modernización y transformación" del país.

Sánchez ha reconocido "errores" de la campaña electoral y ha reconocido no haber acertado en la estrategia electoral, según las fuentes consultadas por elDiario.es. No obstante, en análisis en las filas socialistas no señala en una única dirección. Además de la campaña errática de la que se acusa al equipo del presidente en Moncloa, el marco de la contienda -establecido por Isabel Díaz Ayuso pero también polarizado por la irrupción de Pablo Iglesias- así como el propio candidato, Ángel Gabilondo, son algunas de las explicaciones que encuentran los socialistas. Sánchez, en todo caso, ha agradecido la labor a Gabilondo y ha admitido que la federación madrileña arrastra una crisis desde hace mucho tiempo. De hecho, la confección de la candidatura, en la que se implicó personalmente, ya señaló en buena medida la futura renovación que pretende imprimir al Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid.

No obstante, el secretario general ha hecho un defensa cerrada de Gabilondo y su labor de oposición estos dos años, a pesar de que ha sido muy cuestionada por su perfil bajo. El presidente ha recordado que iba en línea de lo que reclamaba el Gobierno en plena pandemia: unidad y consensos. Respecto al PSOE de Madrid, también ha defendido a la federación, aunque ha admitido los problemas que arrastra en buena medida por la propia idiosincrasia de la región. De hecho, ante los comentarios de miembros de la dirección sobre los paracaidistas en los procesos electorales madrileños, Sánchez ha recordado que tampoco han funcionado candidatos del partido.

"No esperen un ajuste de cuentas"

"No hemos sabido conectar, comunicar, con un estado de ánimo que la ciudadanía también expresa en las elecciones. La ciudadanía no solo se expresa en torno a propuestas políticas", ha reconocido en la rueda de prensa el secretario de Organización, José Luis Ábalos. "Unas elecciones no son un concurso de marketing comercial", ha dicho Ábalos, que ha mostrado su respaldo a Franco y también a Gabilondo, y ha asegurado que la asunción de responsabilidades es "colectiva". A pesar de que ha reconocido que también ha habido cambio de discurso -que en buena medida ha atribuido a la marcha en sí de la campaña-, ha defendido la labor de los estrategas de la campaña. "No somos de la política del desprecio a quienes han tratado de aportar lo mejor con éxito o sin éxito. Queremos tratar bien a la gente nuestra que ha aportado, que lo ha intentado, con el mejor de los propósitos -ha respondido Ábalos-. Queremos ser agradecidos con las personas que han contribuido al proyecto socialista, no espere de nosotros un ajuste de cuentas"

El líder del PSOE también se ha referido a la necesidad de renovar algunas estructuras del PSOE, no solo la de la federación madrileña. Los socialistas tienen ya una fecha en rojo en el calendario: el fin de semana del 15, 16 y 17 de octubre en el que celebrarán su 40º Congreso. A partir de ahí se producirán en cascada los regionales.

No obstante, Ferraz ha decidido adelantar la batalla en el caso del PSOE andaluz, al convocar este mismo jueves las primarias para la candidatura a la presidencia de la Junta. La competición entre Susana Díaz y Juan Espadas será el 13 de junio. Sánchez ha admitido ante los suyos que la jugada se produce ante la posibilidad de que Juanma Moreno pulse el botón de adelanto electoral, que tanto el PP como Ciudadanos han descartado en todo momento.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 18:42 h

Descubre nuestras apps

stats