La portada de mañana
Acceder
Crónica - Catalunya estrena la fase de la distensión, por Neus Tomàs
Pasar a Francia para vacunarse antes
Las cómicas sí hacen buenos chistes

Dimite José Manuel Franco, líder del PSOE de Madrid, por el batacazo del 4M

José Manuel Franco en un acto de campaña de Ángel Gabilondo.

El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, ha presentado su dimisión. La renuncia del líder de los socialistas madrileños se produce dos días después de la debacle electoral del 4M en la que el partido ha obtenido su peor resultado electoral que le ha relegado a la tercera posición en la Comunidad de Madrid. "Alguien tiene que asumir la responsabilidad para mantener la dignidad de este partido", asegura Franco en declaraciones a esta redacción. No obstante, el dirigente madrileño considera que la hecatombe no se le puede atribuir al PSOE madrileño en exclusiva dado que la campaña electoral la dirigió el equipo de Pedro Sánchez en Moncloa.

La hecatombe en Madrid abre una nueva guerra en el PSOE con Gabilondo y Franco en el disparadero

La hecatombe en Madrid abre una nueva guerra en el PSOE con Gabilondo y Franco en el disparadero

Franco ha comunicado su decisión al presidente este mismo jueves, aunque niega haber recibido presiones. El líder de los socialistas madrileños, que es secretario de Estado de Deporte, no estuvo el miércoles en la reunión en la que Sánchez analizó el batacazo electoral del 4M con su equipo más estrecho de colaboradores del partido, entre ellos el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y el responsable de Coordinación territorial, Santos Cerdán. "El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha dimitido de su cargo con efecto inmediato, tras asumir la responsabilidad del pésimo resultado electoral el pasado 4 de mayo. La salida del máximo responsable de los socialistas madrileños también supone que no se utilice el mal resultado en los comicios de la Comunidad de Madrid para atacar al Partido Socialista y al Gobierno de España", ha expresado posteriormente la organización en un comunicado.

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha agradecido en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva la labor a Franco así como la "lealtad y el trabajo" al frente del PSOE de Madrid. "Tendrá siempre el reconocimiento del partido por la importante tarea que ha realizado al frente del partido. Es parte del equipo y seguirá siendo parte del equipo", ha dicho Ábalos. "Esta dirección le tiene mucho afecto y tenemos políticamente una deuda contraída con él", ha proseguido Ábalos, que ha recordado que participó en el proyecto de Sánchez durante la batalla de las primarias frente a Susana Díaz en 2017: "Los vínculos políticos y afectivos son claros".

Ábalos ha asegurado, además, que la asunción de responsabilidades por la derrota electoral debe ser colectiva. "No queremos hacer carreras para hacernos con la gracia de las conquistas y derivar las derrotas", ha advertido el dirigente socialista, que ha asegurado que la renuncia de Franco tiene que ver con "el tiempo nuevo que se abre en Madrid". "No quiere condicionarlo", ha apostillado Ábalos. Preguntado por si la asunción de responsabilidades tiene que llegar a Moncloa, donde el equipo del presidente ha dirigido la campaña, Ábalos lo ha descartado: "No somos de la política del desprecio a quienes han tratado de aportar lo mejor con éxito o sin éxito. Queremos tratar bien a la gente nuestra que ha aportado, que lo ha intentado, con el mejor de los propósitos". "Queremos ser agradecidos con las personas que han contribuido al proyecto socialista, no espere de nosotros un ajuste de cuentas", ha rematado.

En las filas socialistas había un clamor por la necesidad de asumir responsabilidades y lanzar un mensaje rápido a la ciudadanía ante la derrota de las elecciones anticipadas y con la vista puesta en los comicios ordinarios de 2023. El propio Ábalos apuntó en esa dirección la noche electoral al señalar a la necesidad de una "renovación" en la organización que indicaba. El PSOE abrió la puerta de salida a Ángel Gabilondo. La dirección regional consideraba que no debe ser el portavoz esta legislatura, pero desde el equipo de prensa del candidato se apresuraron a dejar claro que recogerá su acta de diputado.

Con esos mimbres, buena parte de los miembros de la Ejecutiva del PSOE de Madrid plantearon el miércoles la necesidad de adelantar el congreso regional previsto para el otoño o que sea una gestora la que se haga cargo del proceso hasta entonces. Ni Ferraz ni el secretario general de los socialistas madrileños veían en la tarde del miércoles esa opción dado que tan solo quedan unos siete meses para que se produzca el relevo.

"La Ejecutiva Regional del PSOE-M ha acordado, en su reunión de hoy, comenzar a trabajar para lograr una transición ordenada en el próximo Congreso Regional que se celebrará a finales de año. En el encuentro telemático, se ha hecho hincapié en la necesidad de realizar un profundo análisis, tras los pésimos resultados en las elecciones a la Comunidad de Madrid, del pasado 4 de mayo", rezaba el comunicado emitido por la organización tras ese encuentro en la que se le colocó también a él en el disparadero como máximo responsable del PSOE de Madrid.

Sin embargo, Franco ha decidido este jueves dar un paso atrás y presentar su renuncia con lo que Ferraz tendrá que designar una gestora que tome las riendas de la federación madrileña hasta el congreso. Durante la ejecutiva de este miércoles, el secretario general de los socialistas madrileños señaló la necesidad de hacer "autocrítica", pero también apuntó a los errores de la campaña de Gabilondo, diseñada desde Moncloa.

Los socialistas admiten que no se esperaban una debacle de estas dimensiones y apuntan a distintos factores que expliquen la derrota, entre ellos el candidato, la propia federación y la labor de oposición -dificultada por la estampida hacia el Gobierno, entre ellos del propio Franco a la delegación del Gobierno; los bandazos de una campaña preparada en un inicio para atraer a los votantes de Ciudadanos que no funcionó, la polarización y el voto contra Pablo Iglesias, o la lectura del cansancio de la pandemia que ha sabido leer Isabel Díaz Ayuso, según las diversas fuentes consultadas.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 17:03 h

Descubre nuestras apps

stats