La portada de mañana
Acceder
Cómo Aragonès y Sànchez encauzaron una investidura encaminada al fracaso
Así empezó la nueva guerra entre palestinos e israelíes
España se sitúa a la cabeza de la UE en la vacunación de los mayores frente a la COVID

Gabilondo gira a la izquierda tras constatar que el voto de Ciudadanos se va al PP

El candidato del PSOE para la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Ángel Gabilondo deja de mirar al centro e imprime un giro a su campaña para intentar movilizar a la izquierda, a cuya participación fía el PSOE una hipotética victoria del bloque progresista, tras constatar que el voto de Ciudadanos se fuga masivamente al PP. En las filas socialistas, donde admiten que Isabel Díaz Ayuso es la que tiene más probabilidades de seguir en la Puerta del Sol, empezaba a cundir la preocupación por el estancamiento o incluso bajada del PSOE en beneficio de Más Madrid. La estrategia de intentar atraer el voto de Ciudadanos -hundido por debajo del 5% según los sondeos- no ha tenido los resultados esperados. La estrategia de campaña pasa ahora por sumar fuerzas en el bloque de izquierdas como única forma para arrebatar el poder al PP tras 26 años. Así lo manifestó el propio Gabilondo al final del debate a seis de Telemadrid, cuando dejó clara su prioridad de gobernar en coalición con Más Madrid y tendió la mano a Unidas Podemos tras haber renegado de Pablo Iglesias en el arranque de la precampaña: “Confío en contar con el apoyo de Unidas Podemos para cerrar el paso al Gobierno de Colón. Pablo, tenemos doce días para ganar las elecciones".

El último CIS antes del 4M deja a Ayuso al borde de la suma con Vox

"La campaña avanza y Gabilondo da un paso más para ampliar el espacio de la izquierda frente a la derecha ultra", señalan desde el equipo del candidato, que atribuye el cambio a la decisión de Ciudadanos de decir 'no' a Gabilondo y "autoexcluirse públicamente apoyando un nuevo Gobierno con Ayuso" -el partido de Inés Arrimadas manifestó desde el primer momento su intención de reeditar un acuerdo con el PP-. Esas fuentes aseguran que entrar en esta nueva fase "estaba previsto" y dan por hecho que Edmundo Bal se quedará fuera de la Asamblea de Madrid. El cálculo del equipo de campaña es que el PSOE solo logra captar entre el 5% y el 7% de los votos fugados de Ciudadanos (la inmensa mayoría, admiten en las filas socialistas, se va al PP) y que suponen unos dos escaños (en torno a 45.000 votos).

Gabilondo llama ahora la "unidad de la izquierda"

"Solo Gabilondo podía hacerlo en la izquierda", explican esas fuentes sobre el intento del PSOE de intentar ampliar el bloque progresista gracias al crecimiento de los socialistas por el centro. Es un análisis compartido por politólogos y también por dirigentes socialistas, aunque en las filas del partido rechinó la forma en la que Gabilondo marcó distancias con Unidas Podemos al decir "con este Iglesias, no" cuando todavía era vicepresidente de Pedro Sánchez y también que se lanzara de forma tan directa a por los votantes de Ciudadanos, a los que se apelaba directamente en los actos de la precampaña.

Gabilondo seguirá ahora apelando a los votantes desencantados de Ciudadanos -lo hizo durante el debate electoral del miércoles-, pero buscará "consolidar la ventaja de la izquierda con la movilización". El objetivo es movilizar a unos 200.000 votantes, que según en el equipo de campaña se empiezan a ver en los sondeos. "Hay que consolidar la ventaja de la izquierda con la movilización", apostillan.

Evita hablar de coalición con Iglesias: "No estoy haciendo un Gobierno"

Así lo ha hecho en un acto en Alcalá de Henares esta mañana: "Hasta aquí llegan todos nuestro intentos por lograr aproximaciones con las dos manos en todas las direcciones, lo seguiremos haciendo, pero esto significa también un cambio importante. La llamada que hacemos es a los votantes de Ciudadanos para ver si ellos quieren apoyar un gobierno de la señora Ayuso o prefieren un gobierno serio, progresista; pero sobre todo la llamada es a los progresistas y demócratas, a los que queremos una comunidad con un gobierno distinto y otra forma de hacer las cosas". A pesar de que ha admitido que hay una "nueva orientación" de su campaña, ha negado que se trate de un giro.

Durante el debate, el candidato socialista distinguió su apelación a Mónica García, a la que invitó a formar un Gobierno progresista, de la de Iglesias, a quien solicitó el apoyo para "cerrar el paso al Gobierno de Colón". Sin embargo, no ha querido pronunciarse sobre una hipotética entrada de Unidas Podemos en el Ejecutivo regional, que es el planteamiento que defiende Iglesias. "Ahora no estoy haciendo un Gobierno, estoy haciendo una llamada para lograr una mayoría capaz de gobernar en Madrid", ha zanjado en respuesta a los periodistas. 

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 11:48 h

Descubre nuestras apps

stats