eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sobre Oxfam y los abusos sexuales

El director de eldiario.es, Ignacio Escolar, responde a las preguntas de los lectores y socios sobre el funcionamiento de este medio

Puedes mandar tu pregunta, sugerencia o queja a través de este formulario

89 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Carla García: ¿Cuáles son los lazos entre eldiario.es y Oxfam? He visto por Twitter que Escolar ha participado en conferencias con ellos y que Oxfam también tiene un blog en eldiario.es. ¿Es esa la razón que explica por qué eldiario.es apenas ha informado sobre los abusos sexuales en esta ONG?

No es cierto que eldiario.es apenas haya informado a sus lectores del escándalo en Oxfam. Al contrario. Hemos seguido el tema desde el primer momento en que lo destapó la prensa inglesa. En nuestra hemeroteca, en las secciones de Internacional y en Desalambre –nuestro espacio sobre derechos humanos–, puedes comprobar que hemos publicado noticias a diario desde que se conoció el indecente comportamiento de trabajadores de esta ONG en Haití –que se aprovecharon de la extrema precariedad de algunos supervivientes para abusar sexualmente de ellos– y también del aún más intolerable comportamiento de algunos de sus directivos en Inglaterra, que echaron tierra sobre lo ocurrido en lugar de tomar medidas.

Entre los muchos artículos que hemos publicado sobre este asunto te recomiendo especialmente dos piezas, que demuestran claramente nuestra posición. Este artículo de opinión del subdirector de Internacional, Iñigo Sáenz de Ugarte. Y también este testimonio en primera persona de una extrabajadora de varias ONG, a las que las revelaciones sobre Oxfam “no han sorprendido en absoluto”.

En cuanto a nuestra relación con Oxfam Intermon –la filial española de Oxfam–, te la detallo al completo. Yo personalmente he participado en varias conferencias no remuneradas sobre periodismo y también sobre pobreza y desigualdad económica, organizadas por esta ONG. También les invitamos a desarrollar un blog sobre desigualdad en eldiario.es; un espacio similar al que tienen o han tenido con nosotros otras ONG. Y recientemente hemos desarrollado conjuntamente este especial sobre la crisis de los refugiados. Además, Oxfam Intermon es anunciante de eldiario.es –de eldiario.es y de muchísimos otros medios de comunicación españoles–.

No creo que haya nada en nuestra relación con esta ONG de lo que eldiario.es deba avergonzarse. No me arrepiento de esas charlas en las que participé, ni tampoco de haberles apoyado en los temas de refugiados o desigualdad económica. En los últimos años, Oxfam Intermon ha desarrollado un trabajo excelente contra la desigualdad y es terrible que ahora quede arruinado por el comportamiento de algunos de sus miembros y de su cúpula internacional. Algunas de las críticas más duras –de los mismos que callan ante los abusos sexuales en otras organizaciones– responden, en mi opinión, a la contundencia con la que esta ONG puso cifras a la desigualdad en sus informes. Solo así se entiende que  hasta el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, esté opinando sobre el tema.

Tampoco creo que nuestra relación publicitaria con Oxfam Intermon o la simpatía por sus causas haya condicionado nuestra cobertura periodística. La mayor prueba de nuestra independencia está en que, a pesar de esos lazos, hemos informado desde el primer momento a nuestros lectores sobre lo ocurrido, con la contundencia y la profundidad a la que obligaban estos hechos.

Antonio Soler Ferrán: Me parece muy injusto que eldiario.es insista en el linchamiento mediático de un ex profesor por unos supuestos abusos en un colegio de Vizcaya, que no sucedieron según cinco investigaciones serias e independientes.

Se omite  en esos artículos que, después de una exhaustiva investigación de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Papa Francisco tomó la firme decisión de cerrar el caso, e indicó que "se debe restablecer el buen nombre y la fama del acusado".

Esta resolución de la Santa Sede confirmó la inocencia del profesor que las exhaustivas investigaciones del propio Colegio, y las llevadas a cabo por tres instancias oficiales competentes ratificaron: la Inspección de Educación del Gobierno Vasco, la Fiscalía de Menores y la Fiscalía Superior del País Vasco. Estos hechos, tan ilustrativos, se ocultan en esas noticias.

Hola, Antonio. Le he trasladado tu pregunta a Aitor Guenaga, director de nuestro medio asociado en Euskadi, El diario Norte. Esta es su respuesta.

Lo primero, gracias por seguir la información de un caso tan grave como el de los supuestos abusos de un profesor numerario a uno de sus alumnos del colegio Gaztelueta (Bizkaia), vinculado al Opus Dei. Este diario sigue especialmente todos los casos de abusos sexuales que se producen en el mundo y en España, dentro de las iglesias, en las aulas o en cualquier recinto público o privado. Muchos –no todos– de esos casos acaban en los juzgados, que es donde se dirimen las denuncias en una sociedad democrática como la nuestra.

Debo negar la mayor: no existe ningún "linchamiento mediático" por parte de este diario contra el citado acusado. Bien al contrario, tratamos de poner el foco en una investigación sobre el caso que, además, viene respaldada por una concienzuda labor del juez instructor del caso, por  un escrito de la Fiscalía con una petición de tres años de prisión y por la propia denuncia de la supuesta víctima, un menor de 12 y 13 años cuando se produjeron los hechos objeto de la investigación judicial.

En una sociedad democrática son los tribunales ordinarios los que dan o quitan la razón, no la Iglesia. Lo que decidan y juzguen los respetables miembros de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dependiente del Vaticano, o las loables iniciativas del Papa Francisco –muy crítico, por otra parte, con los abusos sexuales por parte de sacerdotes– queda 'intramuros' de la Iglesia católica, como no puede ser de otra manera en un Estado aconfesional como es España.

Jean-Michel Gonet: Hace unos días un amigo me ha esgrimido que el partido que más se ha lucrado con la corrupción es el PSOE, y me ha puesto como prueba este gráfico.

Gráfico

Después de años de leer y escuchar acerca de la corrupción del Partido Popular, me cuesta de creer que esa sea verdad, pero no consigo encontrar datos cuantitativos en Internet. ¿Podríais aclararlo? En cualquier caso, muchas gracias por la labor que hacéis.

Hola, Jean-Michel. Le he transmitido tu pregunta a uno de nuestros reporteros de investigación, José Precedo. Él te contesta.

Es difícil hacer un ranking de la corrupción porque el dinero que se queda por el camino solo lo conocen los que lo distraen. Pero en ese gráfico hay un error de bulto: no es cierto que hubiese un fraude en Andalucía de 3.200 millones de euros, aunque eso es lo que hayan defendido algunos dirigentes del Partido Popular. 3.200 millones de euros es el montante total de las ayudas repartidas por la Junta en aquellos años. Solo suponiendo que fuesen todas fraudulentas se puede sostener eso. Y desde luego no es lo que defiende el Ministerio de Hacienda, que ha reclamado la devolución de 284 millones de euros en ayudas sociolaborales sin justificar en los casos Ere y Formación. De momento se han devuelto menos de 17 millones.

Lo mismo pasa con el caso Pujol. Algunos medios han publicado que el hijo de Pujol, Oleguer, había acumulado 3.000 millones de euros. En realidad, lo que tenía era un 0,4% de esos 3.000 millones que eran propiedad de un fondo inmobiliario internacional del que era un mero gestor. En virtud de un contrato firmado con el fondo de inversión que gestionaba se le exigía tener esas acciones, 1,1 millones de euros en total, como compromiso de buena gestión. Los 3.000 millones tampoco eran de los Pujol sino de ese fondo inmobiliario internacional.

Así que los datos de los que nos habla el lector no son en absoluto rigurosos sino una compilación de bulos difundidos por responsables políticos y medios de comunicación que no están apoyados en ninguna prueba.

En cuanto al PP, tampoco es fácil cuantificar el montante de su fraude. De entrada, el principal cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, ha asegurado que se cobraba a las grandes constructoras mordidas del 3% de la obra pública durante los Gobiernos de Aznar. Sobre Gürtel hay todavía casos abiertos en Andalucía, Valencia y Madrid. Y a eso habría que sumar los Papeles de Bárcenas... (Ni siquiera en este caso está probado que se defraudaran 50 millones de euros, el extesorero del PP aseguró en el juzgado que parte de esos fondos están relacionados con operaciones de bolsa y compra de acciones, incluido el pelotazo que algunos dirigentes dieron con la privatización de Endesa).

Y faltan los casos aislados del PP que se reparten por toda la geografía nacional. Y los sumarios Lezo y Púnica, que también apuntan a la financiación irregular del Partido Popular de Madrid y de algunos de sus pequeños ayuntamientos.  Por poner un dato, solo en Púnica estaban comprometidos gastos en distintas administraciones, mayoritariamente en manos del PP, de 250 millones de euros. Pero eso tampoco quiere decir que esa sea la cantidad defraudada, porque algunos de esos servicios sí se prestaron. Alude más bien a la cifra de negocios que determinadas empresas de servicios iban a lograr en los próximos años con contratos supuestamente amañados. Así que no es tan sencillo hacer un ranking de la corrupción, pero desde luego los datos de ese gráfico no valen como referencia para comparar.

Daniel Moríñigo Sanchez: Dar mi más sincera enhorabuena por "Cambio climático. El planeta atormentado", no solo por sus artículos, sino por los esquemas, que me sirven para mis clases. Muchas gracias.

Gracias, Daniel. En un mes todos los socios recibiréis también el siguiente número de nuestra revista. Es un monográfico que está dedicado a la mujer.

Kader Terbah: Hola, Ignacio, he estado escuchando a Decodek y me ha gustado tu punkrock minimalista Manchester. Mi pregunta es si os pueda ver en algún sitio actuando, estaría encantado de veros actuar.

Me temo que  Decodek –igual que Meteosat– ya no está en activo. Hace años que no doy un concierto. Si me animo, prometo avisar desde mi blog.

Manuela Matas Llorente: Soy socia desde hace algún tiempo y creo en su proyecto. Sin embargo hay dos cosas que noto no mejoran como debieran: la calidad de la redacción de algunos artículos, errores gramaticales incluídos, y la apertura de una sección de opinión abierta a las personas asociadas, donde poder exponer otros temas. Son dos aspectos que recurrentemente señalan las.personas asociadas. Comienzo pues con desencanto.

Hola, Manuela. Tienes razón en tus quejas, pero te aseguro que en ambos casos estamos tomando medidas. La sección donde los socios podrán enviar sus textos estará disponible en breve y, desde hace unos meses, estamos reforzando la mesa de edición, entre otras cosas para mejorar el acabado final de nuestros artículos. El periodismo es un género de urgencia, y las prisas suelen ser malas compañías para evitar los errores gramaticales.

Xavier Girol Ruiz: Hola, estoy pensando en hacerme socio y tengo un par de preguntas: ¿Cómo puedo saber si la información que voy a recibir a través de eldiario.es es veraz y en ningún caso sesgada? Soy un defensor de lo público en general. ¿Cual es el argumento según eldiario.es para aportar de forma privada mi dinero a vuestra organización?

Hola, Xavier. No conozco un solo medio que te vaya a admitir que su información es sesgada o manipulada. Todos dicen ser independientes y en eldiario.es también lo decimos. Puedes fiarte de nosotros o no creernos. Pero confiar en un periódico no es solo un acto de fe –o de experiencia en el día a día–. También se pueden medir algunos requisitos previos para saber si un medio es o no es de fiar. En mi opinión, hay cuatro preguntas fundamentales que ayudan a determinar el grado de independencia que se puede permitir un periódico. ¿Quién es es el dueño de ese medio y cuáles son sus intereses? ¿Es rentable? ¿Tiene deudas? ¿De dónde obtiene sus ingresos?

Como he explicado en otros artículos, eldiario.es es independiente porque podemos responder a esas cuatro preguntas con la cabeza bien alta. Los dueños somos varios de los periodistas que trabajamos en el día a día de la redacción y no tenemos más interés que el periodismo. Somos rentables, lo que nos permite ser libres porque si tuviésemos pérdidas y siguiéramos abiertos –hay tantos medios así– solo se entendería porque realmente se dedican a la propaganda, que rentabilizan por otras vías.. No tenemos deuda, ni con ningún banco ni con ningún partido u organización. Y hemos logrado nuestra solvencia económica gracias a nuestros socios, que en conjunto aportan más que ningún gran anunciante.

Por supuesto, podemos cometer errores –otro factor importante que deberías evaluar es qué hace un medio cuando se equivoca; si se disculpa o lo oculta–. Pero por estas cuatro razones en eldiario.es disfrutamos de una independencia editorial muy superior a la media.

En cuanto a tu otra pregunta, yo también soy un enorme partidario del sector público. Ojalá tuviésemos medios de comunicación públicos en España de calidad. Pero me temo que ese no es el caso: tenemos de presidente de RTVE a un periodista que cobró de la caja B del PP, y no pasa nada. Además, lamentablemente, las inversiones de dinero público en los medios de comunicación se usan en España para comprar voluntades, como demuestra la opacidad con la que el Gobierno oculta los datos del reparto de la publicidad institucional.

Por esa razón creo que deberías ser socio de eldiario.es. Si no pagas por un periodismo libre, si más lectores como tú no nos ayudan, solo tendrás la información subvencionada por los grandes anunciantes o el Gobierno de turno. Con socios como tú es como garantizamos nuestra independencia.

------

Lo dejo aquí. Gracias por vuestras preguntas. Si eres socio, gracias por tu apoyo. Si no lo eres, te invito a que al menos te lo plantees. Solo con la ayuda de lectores como tú podemos financiar un periodismo libre e independiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha