La portada de mañana
Acceder
Catalunya se encamina a un primer pleno de investidura como cuenta atrás electoral
La frustración de la derecha agrava el choque entre poderes, por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Una desgracia llamada Macron', por Enric González

La librería Caótica, en el aire un año después de su ‘milagroso’ rescate por los lectores

La librería Caótica de Sevilla consiguió sobrevivir gracias a centenares de aportaciones que han cubierto la deuda en tiempo récord. EFE/Pepo Herrera

Alejandro Luque

0

Hace solo un año, en agosto de 2022, el grito de “Salvemos Caótica” hizo que cientos de lectores se lanzaran al rescate de la librería del centro de Sevilla para impedir su desahucio. Doce meses después, el emblemático establecimiento del número 8 de la calle José Gestoso cierra sus puertas en medio de una sofocante ola de calor para reconducir su incierto futuro, ya que se encuentra inmerso en un proceso de restructuración de deuda que ha llevado a sus actuales propietarios a “dar un paso al lado” e invitar a otros interesados a tomar las riendas del proyecto.

Así lo han planteado en una carta a los socios y socias que, bajo el rubro Repensar Caótica, más allá de Caótica, recuerda que tras aquel agosto convertido “en algo parecido a plena Navidad, y ese es un milagro que no dejamos de agradecer”, este año las altas temperaturas, el precio de la luz y la falta de clientela imponen el cierre y dejan en suspenso el porvenir de la librería. “Una librería es un milagro, un milagro de la comunidad que la sostiene, de las libreras y libreros que la nutren con su trabajo y su vocación, un milagro de equilibrismo en su gestión económica, un milagro de red humana, un vestigio del pasado que sobrevive gracias a la pasión de las personas que la trabajan y a la pasión de las personas que las utilizan, las disfrutan y así las mantienen vivas porque siguen creyendo que nuestros espacios, las librerías, son necesarias para la vida real de las ciudades y la comunidad”, afirman.

Después de unos meses en los que los responsables de Caótica han tratado por todos los medios de reducir gastos para hacer viable el proyecto, con una sola persona en plantilla atendiendo la librería y la colaboración de Vicentina Café y Prodigioso Volcán, el equipo gestor actual, los seis libreros y libreras socios de Caótica, “damos un paso al lado, e invitamos a que tomen el relevo, a partir de mediados de septiembre, otras personas interesadas en continuar la trayectoria de este particular proyecto cultural”.

Cierre de librerías

Así, el proceso de reestructuración de deuda, gestionado por Viasubasta de Hermes Capital Europa y que pasa por la venta de la marca, se halla en fase de recepción de oferta. Los socios están confiados en que los eventuales candidatos a tomar los mandos “mantenga la actual vinculación con toda la comunidad de personas socias consumidoras y clientes, respetando nuestros compromisos, para que el relevo sea lo más continuista posible, no sólo con la gestión sino, aún más si cabe, con su esencia, sus valores y la trayectoria cultural que veníamos trabajando estos años”.

“Tenemos dos posibilidades: o que venga alguien completamente ajeno a Caótica y nos haga una oferta económica que no podamos rechazar, o que desde dentro los socios planteen un plan de continuidad”, comenta Maite Aragón, una de las cabezas visibles de Caótica. La librera no es ajena al hecho de que seis librerías han cerrado este verano en la ciudad, “y lo que nos queda por ver”, añade, lo que demuestra que el sector “vive una situación peligrosa de incertidumbre”.

Cabe recordar que Caótica surgió del germen de la Extra Vagante, una librería en la Alameda sevillana abierta en 2009, que después de varios avatares se transformó en Caótica y en 2017 se mudó a las inmediaciones de la Plaza de la Encarnación. Junto a los seis socios trabajadores, la empresa cuenta actualmente con otros seis socios inversores, así como unos 200 socios consumidores, que el año pasado llegaron a ser 300. Muchos de estos se dieron de baja temporal con la subida de la inflación de la pasada primavera. “Hemos enfrentado muchísimas adversidades, la pandemia fue un golpe muy duro, y al final nuestro agotamiento y ciertas discrepancias a la hora de enfrentar nuevas estrategias nos ha llevado a tomar esta decisión. Ahora no podemos hacer otra cosa que estar a la espera”, apunta Aragón.  

Un proyecto querido

Con todo, la librera es optimista, toda vez que la convocatoria “ha suscitado bastante interés. No sabemos cómo será la transformación, pero queremos ser positivos. Se trata de un proyecto muy querido en la ciudad, con mucha personalidad, y estamos convencidos de que un plan de viabilidad bien sustentado abrirá una nueva etapa. Y estamos más saneados económicamente que hace un año”.  

“Sevilla no se merece el cierre de otra librería, de otro espacio de encuentro cultural”, concluye la carta a los socios. “Una vez más damos las gracias a todas las personas socias consumidoras, por el granito que aportan día a día para nuestra permanencia; a las personas que participaron en la campaña del verano de 2022 de una forma u otra, por ayudarnos a salvar el escollo e iniciar nuestra reestructuración, y, por supuesto, a todas esas personas que nos han ayudado a traer a la realidad este proyecto cooperativo sin ánimo de lucro, de fomento de la cultural, la lectura y el libro (inversores, colaboradores, amigos y mezclados todos ellos). A nosotros nos quedó mucho proyecto por hacer, muchas ideas necesarias que desarrollar, así que, el nuevo equipo tiene tarea de sobra y mucho proyecto por poner en marcha y disfrutar. Nos vemos, sí o sí, en septiembre, y os contamos la aventura de nuestra transformación. Queda mucha Caótica por vivir.”     

Etiquetas
stats