La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El 60% de los españoles no confía en los jueces
Así funciona el plan de Israel para anexionarse la Cisjordania ocupada
OPINIÓN | 'Carajal', por Antón Losada

PSOE, Vox y Podemos-IU rechazan los cambios presupuestarios propuestos por José Luis Sanz

Imagen de archivo del pleno del Ayuntamiento de Sevilla

EP

0

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este martes en sesión ordinaria, ha rechazado con los votos en bloque de toda la oposición, conformada por el PSOE, Vox y Podemos-IU, la batería de modificaciones presupuestarias por valor de más de cuatro millones de euros promovida por el Gobierno local del popular José Luis Sanz en las cuentas prorrogadas de 2023; con un debate marcado por la sesión prevista para votar las nuevas cuentas del Ejecutivo local y las supuestas “conversaciones” entre el PP y Vox para formar un gobierno de coalición, extremo que niegan los populares mientras Vox ve la negociación “en buen camino”.

El concejal de Hacienda y portavoz del Gobierno local, Juan Bueno, ha sido el encargado de defender estas siete modificaciones del actual proyecto presupuestario en vigor, que corresponde al año 2023, diseñado por el anterior gobierno local del PSOE, asegurando que se trata de medidas “necesarias para el funcionamiento” de la ciudad y “perfectamente justificadas”.

Se trataba, en concreto, de inyectar casi 203.000 euros para obras en vías públicas del distrito Nervión, a costa de otras consignaciones presupuestarias que son anuladas también con relación a este distrito, así como más de un millón de euros para pagos de inversiones acometidas en la Policía Local también con cargo a bajas presupuestarias de “ahorros de recursos humanos” y remanentes del Instituto Municipal del Taxi.

Además, figuraban dos millones de euros para el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), pero en este caso con cargo a préstamos, al objeto de financiar la rehabilitación del teatro Lope de Vega; algo “absolutamente necesario” según Bueno; 6.000 euros para la Dirección General de Comunicación a costa de “ahorros en recursos humanos”; 379.258 euros para ayudas a la modernización de los taxis adaptados a personas de movilidad reducida, con bajas de remanentes del propio Instituto del Taxi; 340.000 euros para el pago de la compra de equipamiento del servicio de bomberos y 260.000 euros para ayudas a los comercios de Nervión y Pino Montano afectados por las obras de la ampliación del tranvía y del tramo norte de la línea tres del metro; dando de baja créditos previos de ayudas del mismo servicio municipal.

Pleno el próximo lunes

A la hora de la votación, todas estas modificaciones han sido rechazadas al votar en contra en bloque los grupos de oposición, el PSOE, Vox y Podemos-IU; pues recordemos que los populares gobiernan en solitario y minoría, con los presupuestos prorrogados de 2023, diseñados por el anterior Ejecutivo local del PSOE, al no mediar acuerdo para unas nuevas cuentas; extremo que motivó que hace unos meses el Ejecutivo local del PP desistiese de las negociaciones en torno al nuevo presupuesto y optase por prorrogar el del año pasado.

Ahora, el alcalde, el popular José Luis Sanz, ha convocado para el 3 de junio un pleno extraordinario para someter esta vez sí a debate y votación su proyecto presupuestario.

En caso de que el presupuesto no prospere en el pleno del 3 de junio, según ha dicho Sanz, plantearía previsiblemente una “cuestión de confianza vinculada al presupuesto”, mediante la cual si tampoco saliese adelante la propuesta del Gobierno local, los grupos de oposición tendrían un mes para formalizar una moción de censura que se antoja impracticable al necesitar la improbable unión del PSOE, Vox y Podemos-IU. “Si no se presenta esa moción de censura, el presupuesto quedará automáticamente aprobado”, siempre según el alcalde.

En ese marco, y pesando el rechazo de la oposición a estas siete modificaciones presupuestarias, la portavoz de Vox, Cristina Peláez, ha criticado que el Gobierno local promoviese estos cambios de más de cuatro millones de euros en las cuentas prorrogadas de 2023, cuando tiene fijado un pleno para intentar aprobar sus propios presupuestos, de manera inicial para comenzar con la tramitación de los mismos.

“Marear la perdiz”

Así, ha acusado al Gobierno local del PP de “marear la perdiz”, augurando que el PP “pactará con el PSOE” los nuevos presupuestos, bajo la premisa de que los socialistas han apoyado a los populares ya cambios en las cuentas por valor de “25 millones”. “El PSOE gobierna a Sanz”, ha aseverado, recordando las aspiraciones de su grupo a cogobernar con el PP porque Sevilla merece “un presupuesto estable”.

Al respecto, y en un marco en el que el PP niega que esté negociando un pacto de gobierno con Vox y los responsables de este último partido aseguran que las conversaciones van “por buen camino”; Peláez ha señalado los gobiernos de coalición entre el PP y Vox en diferentes ayuntamientos y comunidades autónomas, avisando de que en este caso, Sevilla es “rehén de las cuitas y disputas internas” entre el Grupo popular y las instancias superiores del PP, en las que quien “está ganando” es el presidente de la Junta y del PP andaluz, Juanma Moreno, según sus palabras.

En el caso del PSOE, la edil Sonia Gaya ha recordado que su grupo había pedido “retirar” estas modificaciones presupuestarias dada la convocatoria de un pleno extraordinario para votar el nuevo presupuesto municipal. Gaya ha reconocido que se trata de obras y medidas “que hay que hacer”, pero ha avisado de que con esta operación, existe la posibilidad de que “estas modificaciones sean aprobadas definitivamente después de sacar el nuevo presupuesto”.

El PSOE alude a la “responsabilidad”

Así, ha acusado al Gobierno local del PP de intentar “arrastrar a toda la oposición con decisiones unilaterales”. “Ejecuten su propio presupuesto cuando lo tengan aprobado”, ha aseverado, precisando que el PSOE ha apoyado previamente cambios en las cuentas por valor de “45 millones” de euros por “responsabilidad” con la ciudad.

En el caso del grupo de Podemos e IU, el concejal Ismael Sánchez ha acusado al Gobierno local del PP de recurrir “al método de las lentejas” y de no haber negociado la aprobación de estas modificaciones presupuestarias, avisando de que no es la primera vez que los populares actúan así y que la paciencia de la oposición “tiene un límite”.

Juan Bueno, no obstante, ha defendido que no se puede “mezclar estas modificaciones presupuestarias” con el proyecto de nuevas cuentas municipales, a votar el día 3 de junio, porque “hay cosas que corren demasiada prisa” y las modificaciones presupuestarias son “el arma actual” que tiene a su disposición el Gobierno local para maniobrar. Además, ha afeado a Vox que esté “siempre buscando argumentos y subterfugios para no apoyar” al PP en las votaciones plenarias.

Etiquetas
stats