Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Bombero madrileño que viaja a Haití: El mayor problema será la seguridad

Bombero madrileño que viaja a Haití: El mayor problema será la seguridad
Madrid —

0

Madrid, 18 ago (EFE).- Jorge Roldán, bombero madrileño, es uno de los expertos europeos que viaja este miércoles a Haití para ayudar tras el terremoto que sacudió el país la semana pasada y reconoce, en una entrevista con Efe, que el mayor problema que encontrarán será garantizar la seguridad del equipo.

Jorge es el encargado de la logística del grupo y pertenece desde hace años al Ericam (Unidad especial de emergencia y respuesta inmediata de la Comunidad de Madrid). Ya ha colaborado en otras catástrofes como el terremoto de Nepal en 2015 o el ciclón de Mozambique en 2019.

Tras el seísmo, el Centro de Coordinación y Respuesta a Emergencias de la Unión Europea pidió a los países miembros posibles candidatos para conformar este Equipo Europeo de Protección Civil (EUCPTeam) para que pudiera llegar lo antes posible hasta la zona de la catástrofe.

Este madrileño pasó varias procesos de selección, incluso llegó a tener una videoconferencia con Bruselas."Es un orgullo representar al Ericam y a Madrid", afirma a Efe.

En su viaje estará acompañado por tres españoles más: un experto en salud del Samur y dos ingenieros en estructuras de edificaciones del Ayuntamiento de Barcelona, todos pertenecientes al Sistema Nacional de Protección Civil. También habrá otros 13 expertos europeos de diversas áreas.

El terremoto del pasado sábado ha devastado varios departamentos del país y ha causado casi 2.000 muertos y 10.000 heridos, según los últimos datos oficiales.

El grupo europeo viaja este miércoles hasta Santo Domingo, donde pasarán la noche; al día siguiente se desplazarán hasta Puerto Príncipe, donde instalarán su base.

DOS PROBLEMAS: EL ESTADO DE LAS CARRETERAS Y LA VIOLENCIA

"Ya he empezado a trabajar desde Madrid. Me gusta ayudar y estoy muy focalizado en el trabajo contactando con la gente que está en Haití y comenzando las tareas de 'conseguidor', que es mi trabajo", relata.

Jorge está "muy centrado" en los problemas que pueden tener en lo referente al transporte. Tendrán dos problemas: el estado de las carreteras, que "están muy mal", y la violencia que se encontrarán.

Y es que hay veces que cuando pasa un convoy con ayuda humanitaria, grupos violentos no dejan a los vehículos que puedan desplazarse a otras zonas.

LA INSEGURIDAD SE AGRAVÓ DESDE HACE DOS AÑOS

Su labor en Haití consistirá en hablar con los gobiernos locales y facilitar el acceso del material a las zonas necesitadas. Que la ayuda llegue a su destino y no se quede en un almacén.

Otro de sus cometidos será conseguir que la ayuda humanitaria que enviará la Unión Europea pase los trámites aduaneros. "Para perder el menor tiempo posible", admite.

"El mayor problema es la seguridad. Nunca ha sido un país muy seguro pero desde hace dos años se agravó la situación, incluso más desde hace un mes con el asesinato del presidente (Jovenel Moïse)", reconoce.

ESTARÁN DOS SEMANAS EN EL PAÍS

Este bombero madrileño reconoce que en este viaje tomarán "muchas precauciones", pero "el riesgo está ahí". "Hay muchos raptos, aunque no a extranjeros, y muchas armas de fuego", asegura, aunque reconoce que está "muy tranquilo" porque disponen de un "equipo muy potente con mucha experiencia".

Uno de los principales cometidos del grupo de evaluación europeo será las necesidades del agua, debido a la contaminación que ha sufrido por las tormentas y el terremoto. "También las ayudas médicas y el saneamiento e higiene", añade.

El trabajo de este grupo se prolongará durante todo el día, aunque en el país existe toque de queda de diez de la noche a cinco de la madrugada.

EN 2010 LA AYUDA SATURÓ HAITÍ

En el país caribeño estarán dos semanas, que se pueden prolongar, y después remitirán su evaluación a la Unión Europea para que envíen tanto el material como el personal humanitario indicado a Haití.

Y es que en el terremoto del año 2010 hubo una avalancha de personas que quisieron ayudar pero muchas de ellas, aunque tenían voluntad, no contaban con la preparación indicada. "Saturaron el país y esta vez las autoridades han decidido imponer restricciones para la entrada de voluntarios", indica.

Por Borja Méndez

Etiquetas
Publicado el
18 de agosto de 2021 - 14:28 h

Descubre nuestras apps