La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Sanidad confía en un plan conjunto para Navidad pese a las propuestas autonómicas
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal

Bruselas se compromete a aplicar una "perspectiva de igualdad LGTBIQ" en sus políticas y programas de financiación ante el aumento de casos discriminatorios

Manifestación en favor de los derechos del colectivo LGTBI celebrada en Bialystok, Polonia, en julio de 2019.

La discriminación por motivos de orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales está aumentando en la UE: el 43% de las personas LGTB han declarado haberse sentido sintieron discriminadas en 2019, en comparación con el 37% en 2012. Así lo constata una encuesta elaborada por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA). Y, de acuerdo con un Eurobarómetro reciente sobre la discriminación en la UE, el 46% de los encuestados dijeron que no se sentirían cómodos (total o moderadamente) con que una persona intersexual fuera elegida para el puesto político más alto; el 57% dijo que no se sentiría cómodo (total o moderadamente) con que sus hijos estuvieran en una relación con una persona trans; y el 62% de las personas intersexuales se sintieron discriminadas en al menos un área de la vida en los 12 meses anteriores por ser intersexuales.

En este contexto, la Comisión Europea ha lanzado este jueves su estrategia para igualdad LGTBIQ en la UE. "La primera en la historia", ha destacado la vicepresidenta comunitaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová: "Esto no es sobre ideología, es sobre amor. No es una estrategia contra nadie, es sobre la Europa de 2020, y la discriminación y el odio contra personas pertenecientes a minorías sexuales pertenecen a Europa".

"Si alguien es padre o madre en un país, lo es en todos los países de la UE", ha dicho la comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli.

"Todos en la Unión Europea deberían estar seguros y ser libres para ser ellos mismos", afirma el Ejecutivo comunitario: " En las últimas décadas, los avances legislativos, la jurisprudencia y las iniciativas políticas han mejorado la vida de muchas personas y nos han ayudado a construir sociedades más equitativas y acogedoras, incluso para las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, no binarias, intersexuales y queer. A nivel nacional, 21 Estados miembros han reconocido legalmente a parejas del mismo sexo, mientras que cuatro han introducido procedimientos legales de reconocimiento de género sin ningún requisito médico (Dinamarca, Irlanda, Luxemburgo, Malta). Investigaciones recientes también muestran que incluso cuando existe una mayor aceptación social y apoyo a la igualdad de derechos, no siempre se ha traducido en mejoras claras en la vida de las personas LGTBIQ".

Según el Eurobarómetro, el 40% señaló el origen étnico o los antecedentes de inmigración como un motivo adicional de discriminación, además de ser LGTBI; el 19% de las personas lesbianas, gays y bisexuales, el 35% de las personas trans y el 32% de las personas intersexuales se sintieron discriminadas en el trabajo durante el año anterior; y el 51% de las personas intersexuales y el 48% de las personas trans, el 35% de las lesbianas y el 31% de los hombres gay viven en hogares que tienen dificultades para llegar a fin de mes.

La estrategia de la Comisión Europea, afirma Bruselas, "se basa en una visión de una Europa donde las personas, en toda su diversidad, sean iguales, donde sean libres de seguir su vida independientemente de su orientación sexual, identidad, expresión de género o características sexuales. Si bien Europa ha avanzado paso a paso en los últimos años, esta estrategia de igualdad LGTBIQ marca una nueva fase en nuestros esfuerzos por promover la igualdad para las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, no binarias, intersexuales y queer. Además, enfatiza la necesidad de integrar una perspectiva de igualdad LGBTIQ en todas las políticas de la UE, así como en los programas de financiación de la UE".

"Combatir la desigualdad en la UE es una responsabilidad compartida", afirma la Comisión Europea, "requiere esfuerzos conjuntos y acciones a todos los niveles. Las instituciones y agencias de la UE, los Estados miembros, incluidas las autoridades regionales y locales, los organismos de igualdad, la sociedad civil y las empresas deben reforzar su compromiso para lograr los objetivos de la estrategia. Todas las instituciones deben establecer un compromiso claro de seguir una estrategia común".

Según los datos de la Comisión Europea, el 38% de las personas LGTBI han experimentado acoso motivado por el odio por ser LGTBI en los 12 meses anteriores a la encuesta; y 22% de las personas intersexuales han experimentado un ataque físico y/o sexual por ser intersexual en los últimos 5 años-; solo el 21% de las víctimas LGBTI de violencia física o sexual motivada por el odio en los últimos 5 años presentó un informe a alguna organización, incluidos los órganos de políticas y de igualdad; y el 53% de las personas LGTBI casi nunca o rara vez son abiertas sobre ser LGTBI.

"La discriminación, la violencia y el odio contra las personas LGTBIQ van en contra de los valores fundamentales de la Unión Europea y deben eliminarse", insiste la Comisión Europea.

Para ello, en el ámbito de la discriminación, la Comisión Europea se compromete a proponer de aquí a 2022 cualquier legislación de seguimiento del próximo informe sobre la aplicación de la Directiva sobre igualdad en el empleo, en particular para fortalecer el papel de los organismos de igualdad; garantizar la protección adecuada de los solicitantes vulnerables (incluidos los LGTBIQ) en el contexto del sistema europeo común de asilo y su reforma; asegurar el apoyo a la igualdad LGBTIQ en acción bajo el Fondo de Asilo y Migración; apoyar la investigación sanitaria de relevancia para las personas LGTBIQ, incluidas las comunidades trans e intersex, a través de Horizonte Europa. En paralelo, Bruselas apoyará a los Estados miembros para garantizar la protección legal contra la discriminación por motivos de orientación sexual, identidad / expresión de género y características sexuales en diversas áreas; mejorar la educación segura e inclusiva para niños y jóvenes LGTBIQ; abordar las necesidades específicas de los solicitantes LGBTIQ de protección internacional garantizando al mismo tiempo condiciones seguras de recepción, detención y alojamiento; y mejorar la formación de los agentes de protección e intérpretes que se ocupan de las solicitudes de asilo de personas LGTBIQ.

En relación con la seguridad, Bruselas se compromete a presentar una iniciativa en 2021 para ampliar la lista de "delitos de la UE" (artículo 83 del TFUE) para cubrir los delitos de odio y el discurso de odio, incluso cuando están dirigidos a personas LGTBIQ; proporcionar oportunidades de financiación para iniciativas que tengan como objetivo combatir los delitos de odio, el discurso de odio, la violencia y las prácticas nocivas contra las personas LGTBIQ (programa 'Ciudadanos, igualdad, derechos y valores') y promover los derechos de las víctimas de delitos, incluidas las personas LGTBIQ (' Programa de Justicia); y presentar una Recomendación sobre la prevención de prácticas nocivas contra mujeres y niñas. Por otro lado, la Comisión Europea apoyará a los Estados miembros para intercambiar las mejores prácticas sobre protección contra el discurso de odio y los delitos de odio contra las personas LGTBIQ; promover un entorno seguro y de apoyo para las víctimas de delitos LGTBIQ; y mejorar la formación y la creación de capacidad para la aplicación de la ley para identificar y registrar mejor.

En el ámbito de la construcción de sociedades inclusivas, el Ejecutivo comunitario afirma que "revisará las directrices de 2009 sobre libre circulación en 2022 para reflejar la diversidad de las familias y contribuir a facilitar el ejercicio de los derechos de libre circulación para todas las familias, incluidas las familias arcoíris; proponer una iniciativa legislativa horizontal sobre el reconocimiento mutuo de la paternidad entre los Estados miembros; explorará posibles medidas para apoyar el reconocimiento mutuo de las parejas entre personas del mismo género entre los Estados miembros; ofrecerá oportunidades de financiación a través del programa Ciudadanos, igualdad, derechos y valores". De la misma manera, Bruselas dice que apoyará a los Estados miembros para "poner en marcha legislación y procedimientos accesibles de reconocimiento de género; mejorar la inclusión de personas trans, no binarias e intersexuales en la documentación, aplicaciones, encuestas y procesos relevantes; aplicar rigurosamente el derecho a la libre circulación y las normas de la UE sobre derecho de familia".

Por último, la Comisión Europea se compromete a "supervisar la ejecución de los programas financiados por la UE para garantizar que respetan los principios de igualdad y cumplen la legislación de la UE, incluidos los Tratados y la Carta de los Derechos Fundamentales; continuar brindando a los Estados Miembros asistencia técnica y apoyo metodológico en el diseño e implementación de ejercicios de recolección de datos sobre personas LGTBIQ; y apoyará a los Estados miembros para desarrollar planes nacionales sobre la igualdad LGTBIQ".

A partir de aquí, ña Comisión Europea supervisará periódicamente la puesta en marcha de las acciones descritas en la estrategia y presentará una revisión intermedia en 2023.

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 12:38 h

Descubre nuestras apps

stats