Conspiranoicos vaticanos y trumpistas denuncian una alianza del Papa y Biden para hacerse con el poder en EEUU

Carlo María Viganò, ex nuncio en Estados Unidos

Son los guardianes de lo que el teólogo Juan José Tamayo define como esencias "cristoneofascistas", los lobbies ultraconservadores que han aupado al poder mundial a personajes como Donald Trump, Jair Bolsonaro o Mateo Salvini, y que en nuestro país defienden (y financian) las políticas de Vox. Steve Bannon, el que fuera principal estratega del todavía presidente de los EE.UU., entrevista en The National Pulse al ex nuncio Carlo María Viganò, autodeclarado enemigo número uno del Papa Francisco, cuya elección ha llegado a cuestionar. Una conversación en la que, entre otras cosas, el sacerdote y Bannon acusan a Bergoglio de maniobrar, junto a Joe Biden, para sacar a Trump de la Casa Blanca.

Trump, Bannon y Cañizares: los lobbies ultrarreligiosos alimentan la teoría de la conspiración abortista del coronavirus

Trump, Bannon y Cañizares: los lobbies ultrarreligiosos alimentan la teoría de la conspiración abortista del coronavirus

“La sumisión de Bergoglio a la agenda globalista es evidente, así como su apoyo activo a la elección de Joe Biden”, denuncia el exnuncio, que fue defenestrado por Francisco después de que se demostrara su incompetencia en la gestión del escándalo de los abusos sexuales del excardenal McCarrick. Viganò señala además “la hostilidad y los repetidos ataques” del Papa al presidente saliente. “Es evidente que Bergoglio considera a Trump como su principal adversario, el obstáculo que debe ser eliminado, para que el Gran Reajuste pueda ser puesto en marcha”, señala el religioso, que nunca se refiere a Francisco como Papa.

Y es que Bergoglio, junto a Biden, están “subordinados a la ideología globalista y su perversa, inhumana, anticristiana e infernal agenda”, destaca el religioso, que acusa al Papa de estar detrás del “proyecto masón-globalista” y reclama a los católicos estadounidenses que no se queden quietos y apoyen a Trump para frenar lo que califica de “chantaje” a los valores cristianos. Porque, añade Viganò, “todos los líderes del mundo, incluyendo a Bergoglio, hablan con impunidad del Nuevo Orden Mundial”. “La conspiración existe”, asegura.

"Conspiradores" en el Vaticano

Abonados a esta tesis, Viganò y Bannon advierten de una “religión universal deseada por la ideología globalista, cuyo líder espiritual es Bergoglio” y que está auspiciada por poderes secretos… y por China, que también estaría detrás de la dimisión de Benedicto XVI. Y es que el Papa Francisco ha cometido "una infame traición a la misión de la Iglesia de Cristo”, que se visibiliza en el acuerdo para la designación de obispos en China.

Sobre McCarrick, a quien Viganò no supo, o no quiso, parar, el propio ex nuncio sostiene que “actuó en nombre de la ‘Iglesia profunda’, pero no solo”, sino a través de “una estructura organizativa muy eficiente”. Una reciente investigación vaticana admite que ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI hicieron nada por evitar los abusos del excardenal de Nueva York durante décadas.

Viganò va más allá, y vincula la renuncia de Benedicto XVI con la denominada “mafia de san Galo” (un grupo cercano a la doctrina aperturista del Concilio Vaticano II) que “trabajó para lograr la ‘primavera de la Iglesia’” de Bergoglio.

“Hay un grupo de conspiradores que han trabajado y siguen trabajando en el corazón de la Iglesia para los intereses de la élite”, acusa Viganò, que advierte que “no dudarán en obligar a Bergoglio a dimitir también, como a Ratzinger, si no obedece sus órdenes”. “Quieren transformar el Vaticano en una casa de retiro para papas eméritos, demoliendo el papado y asegurando el poder: exactamente lo mismo que sucede en el estado profundo, donde, como ya he dicho, Biden es el equivalente de Bergoglio”, finaliza el ex nuncio.

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas
Publicado el
7 de enero de 2021 - 00:09 h

Descubre nuestras apps

stats