La portada de mañana
Acceder
España, epicentro de los incendios más salvajes de Europa
Núñez Feijóo: no a todo con mejores palabras que Casado
Opinión – El invento para ser real, por Elisa Beni

La derecha ultracatólica se manifiesta en contra de la ley del aborto alentados por la sentencia de EEUU

Laura Galaup

0

Miles de personas se han manifestado en contra de la ley del aborto en el centro de Madrid. La plaza de Colón ha albergado el acto final de la concentración organizada por varios colectivos ultracatólicos y liderada por el exministro popular Jaime Mayor Oreja. “No podíamos comenzar de mejor forma esta manifestación que recordando la sentencia del Tribunal Supremo norteamericano respecto al aborto”, ha apuntado el exeurodiputado del PP.

La ofensiva conservadora acaba con la protección nacional del derecho al aborto en EEUU

Saber más

Aunque la marcha se convocó hace más de dos semanas, la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, conocida este viernes, de revocar la sentencia que garantizaba el derecho al aborto en ese país ha dado alas a los organizadores de esta marcha. “Es una noticia que nos llena de esperanza”, ha apuntado uno de los presentadores que ha conducido el acto final de la manifestación. Este anuncio ha sido aplaudido por las 25.000 personas que han acudido a la concentración, según cifras de Delegación de Gobierno, informa Europa Press, los organizadores elevan esa cifra a más de 100.000 asistentes.

La exdiputada vasca del PP María San Gil también ha encabezado la concentración. Junto a ella y a Mayor Oreja, también estaba Juan Carlos Corvera, presidente de Educatio Servanda. El líder de esta Fundación ha recordado que la manifestación no se ha convocado por la situación del aborto en EEUU. Aún así, ha indicado que la decisión del tribunal norteamericano “pone de manifiesto que el debate del aborto está todavía vivo”. “Debemos mirar a otros países que llevan mucho tiempo y se replantean cosas que aquí están en marcha”, ha señalado.

La concentración ha arrancado este domingo en la plaza de Bilbao a mediodía entre mensajes en “defensa de la vida y la libertad”, gritos de “basta ya”, eslóganes que criminalizan el aborto, lemas en contra del Gobierno central, pancartas con la inscripción “stop feminazis” y camisetas con el mensaje “rezar no es delito”. Algunos asistentes se mostraban sorprendidos por el número de personas que han asistido a la concentración en una soleada mañana veraniega.

Aunque no estaban tras la pancarta que encabezaba la concentración, a la marcha han acudido representantes del PP y de Vox. Por parte de los populares ha acudido el secretario general del partido en Madrid, Alfonso Serrano, quien se ha acercado a saludar a Mayor Oreja minutos antes de que la manifestación comenzase a recorrer la calle Sagasta. Le han acompañado los senadores populares Javier Puente y Antonio Román.

La delegación de la formación de extrema derecha ha sido más amplia, junto a diputados nacionales y madrileños, ha acudido Santiago Abascal, presidente de Vox. Muy aclamado entre los asistentes, que se han hecho fotos con él y le han vitoreado. “Este es un presidente y no el que tenemos”, apuntaba una de las manifestantes.

Los obispos también han alentado a sus fieles a que se movilicen “en favor de la vida” y algunas de sus diócesis —como la de Alcalá de Henares, Getafe y Valencia— han difundido en sus páginas web la convocatoria de esta manifestación.

Varias personas con alzacuellos han estado presentes a lo largo del recorrido, también monjas. Una de ellas, la hermana Alejandra, miembro de la congregación Sierva del Hogar de la Madre, ha apuntado que compartía los mismos motivos que el resto de manifestantes para acudir a esta concentración. “Somos personas y la vida se tiene que respetar desde el momento de su concepción”, ha indicado en conversación con esta redacción.

En un ambiente muy familiar, con una gran presencia de banderas de España, los asistentes han recorrido la calle Sagasta y Génova. Los organizadores han lanzado mensajes en apoyo “a los médicos que defienden la vida”. El grito de “basta ya” ha sido otro de los más repetidos a lo largo de la marcha. En la pancarta de cabeza estaba Mayor Oreja, recibido entre aplausos por el público, y que contestaba a las muestras de afecto lanzando besos.

Neos, la plataforma impulsora de la manifestación, está liderada por el exministro del Interior y se constituyó hace menos de un año. Otros de los colectivos convocantes son la Asamblea por la Vida, la Libertad y la Dignidad y la Plataforma Cada Vida Importa. En su intervención final, Mayor Oreja ha celebrado que la decisión del tribunal de EEUU demuestra que “el debate de la cultura de la vida no está cerrado”. “La cultura de la vida va a ganar a la cultura de la muerte”, ha subrayado.

A la espera de las intervenciones de los convocantes, los organizadores han emitido vídeos con declaraciones de ministros o exministros del Gobierno central celebrando decisiones como la ley del aborto, la ley de eutanasia y la ley que penaliza el acoso en clínicas abortivas. Las palabras de Salvador Illa, Isabel Celaá e Irene Montero han sido abucheadas por los centenares de asistentes congregados en la rotonda de Colón y en la calle Génova.

Para Mayor Oreja la concentración celebrada este domingo “es un antes y un después”, así como “el arranque de un cambio de actitud”. “Nos movilizamos porque queremos denunciar a quienes no son gobernantes, sino inventores o reinventores de casi todo, que no buscan el bien común, buscan que los españoles se enfrenten entre sí”, ha añadido.

El líder de Neos, y uno de los referentes internacionales de los lobbies ultracatólicos, ha apuntado que el debate del aborto es el “más silencioso” y el “más complejo” porque los defensores de la interrupción voluntaria del embarazo pretenden “sustituir un orden social basado en fundamentos cristianos por un implacable desorden social”.

Miles de personas se han manifestado en contra de la ley del aborto en el centro de Madrid. La plaza de Colón ha albergado el acto final de la concentración organizada por varios colectivos ultracatólicos y liderada por el exministro popular Jaime Mayor Oreja. “No podíamos comenzar de mejor forma esta manifestación que recordando la sentencia del Tribunal Supremo norteamericano respecto al aborto”, ha apuntado el exeurodiputado del PP.

La ofensiva conservadora acaba con la protección nacional del derecho al aborto en EEUU

Saber más

Aunque la marcha se convocó hace más de dos semanas, la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, conocida este viernes, de revocar la sentencia que garantizaba el derecho al aborto en ese país ha dado alas a los organizadores de esta marcha. “Es una noticia que nos llena de esperanza”, ha apuntado uno de los presentadores que ha conducido el acto final de la manifestación. Este anuncio ha sido aplaudido por las 25.000 personas que han acudido a la concentración, según cifras de Delegación de Gobierno, informa Europa Press, los organizadores elevan esa cifra a más de 100.000 asistentes.

La exdiputada vasca del PP María San Gil también ha encabezado la concentración. Junto a ella y a Mayor Oreja, también estaba Juan Carlos Corvera, presidente de Educatio Servanda. El líder de esta Fundación ha recordado que la manifestación no se ha convocado por la situación del aborto en EEUU. Aún así, ha indicado que la decisión del tribunal norteamericano “pone de manifiesto que el debate del aborto está todavía vivo”. “Debemos mirar a otros países que llevan mucho tiempo y se replantean cosas que aquí están en marcha”, ha señalado.

La concentración ha arrancado este domingo en la plaza de Bilbao a mediodía entre mensajes en “defensa de la vida y la libertad”, gritos de “basta ya”, eslóganes que criminalizan el aborto, lemas en contra del Gobierno central, pancartas con la inscripción “stop feminazis” y camisetas con el mensaje “rezar no es delito”. Algunos asistentes se mostraban sorprendidos por el número de personas que han asistido a la concentración en una soleada mañana veraniega.

Aunque no estaban tras la pancarta que encabezaba la concentración, a la marcha han acudido representantes del PP y de Vox. Por parte de los populares ha acudido el secretario general del partido en Madrid, Alfonso Serrano, quien se ha acercado a saludar a Mayor Oreja minutos antes de que la manifestación comenzase a recorrer la calle Sagasta. Le han acompañado los senadores populares Javier Puente y Antonio Román.

La delegación de la formación de extrema derecha ha sido más amplia, junto a diputados nacionales y madrileños, ha acudido Santiago Abascal, presidente de Vox. Muy aclamado entre los asistentes, que se han hecho fotos con él y le han vitoreado. “Este es un presidente y no el que tenemos”, apuntaba una de las manifestantes.

Los obispos también han alentado a sus fieles a que se movilicen “en favor de la vida” y algunas de sus diócesis —como la de Alcalá de Henares, Getafe y Valencia— han difundido en sus páginas web la convocatoria de esta manifestación.

Varias personas con alzacuellos han estado presentes a lo largo del recorrido, también monjas. Una de ellas, la hermana Alejandra, miembro de la congregación Sierva del Hogar de la Madre, ha apuntado que compartía los mismos motivos que el resto de manifestantes para acudir a esta concentración. “Somos personas y la vida se tiene que respetar desde el momento de su concepción”, ha indicado en conversación con esta redacción.

En un ambiente muy familiar, con una gran presencia de banderas de España, los asistentes han recorrido la calle Sagasta y Génova. Los organizadores han lanzado mensajes en apoyo “a los médicos que defienden la vida”. El grito de “basta ya” ha sido otro de los más repetidos a lo largo de la marcha. En la pancarta de cabeza estaba Mayor Oreja, recibido entre aplausos por el público, y que contestaba a las muestras de afecto lanzando besos.

Neos, la plataforma impulsora de la manifestación, está liderada por el exministro del Interior y se constituyó hace menos de un año. Otros de los colectivos convocantes son la Asamblea por la Vida, la Libertad y la Dignidad y la Plataforma Cada Vida Importa. En su intervención final, Mayor Oreja ha celebrado que la decisión del tribunal de EEUU demuestra que “el debate de la cultura de la vida no está cerrado”. “La cultura de la vida va a ganar a la cultura de la muerte”, ha subrayado.

A la espera de las intervenciones de los convocantes, los organizadores han emitido vídeos con declaraciones de ministros o exministros del Gobierno central celebrando decisiones como la ley del aborto, la ley de eutanasia y la ley que penaliza el acoso en clínicas abortivas. Las palabras de Salvador Illa, Isabel Celaá e Irene Montero han sido abucheadas por los centenares de asistentes congregados en la rotonda de Colón y en la calle Génova.

Para Mayor Oreja la concentración celebrada este domingo “es un antes y un después”, así como “el arranque de un cambio de actitud”. “Nos movilizamos porque queremos denunciar a quienes no son gobernantes, sino inventores o reinventores de casi todo, que no buscan el bien común, buscan que los españoles se enfrenten entre sí”, ha añadido.

El líder de Neos, y uno de los referentes internacionales de los lobbies ultracatólicos, ha apuntado que el debate del aborto es el “más silencioso” y el “más complejo” porque los defensores de la interrupción voluntaria del embarazo pretenden “sustituir un orden social basado en fundamentos cristianos por un implacable desorden social”.

Miles de personas se han manifestado en contra de la ley del aborto en el centro de Madrid. La plaza de Colón ha albergado el acto final de la concentración organizada por varios colectivos ultracatólicos y liderada por el exministro popular Jaime Mayor Oreja. “No podíamos comenzar de mejor forma esta manifestación que recordando la sentencia del Tribunal Supremo norteamericano respecto al aborto”, ha apuntado el exeurodiputado del PP.

La ofensiva conservadora acaba con la protección nacional del derecho al aborto en EEUU

Saber más

Aunque la marcha se convocó hace más de dos semanas, la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, conocida este viernes, de revocar la sentencia que garantizaba el derecho al aborto en ese país ha dado alas a los organizadores de esta marcha. “Es una noticia que nos llena de esperanza”, ha apuntado uno de los presentadores que ha conducido el acto final de la manifestación. Este anuncio ha sido aplaudido por las 25.000 personas que han acudido a la concentración, según cifras de Delegación de Gobierno, informa Europa Press, los organizadores elevan esa cifra a más de 100.000 asistentes.