eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Montón vuelve a enredarse en sus explicaciones: la responsabilidad de acreditar sus aprobados antes del TFM sí era suya

La ministra de Sanidad ha asegurado en una entrevista en Hoy por Hoy de la Cadena Ser que la universidad no le informó de que tenía una asignatura "no presentado", pero era su responsabilidad acreditarlo 

Según la normativa de la Rey Juan Carlos, antes de presentar el trabajo final el alumno tiene que entregar una "justificación" de haber superado el resto de las asignaturas, algo que al parecer la ministra no hizo

En su entrevista ha insistido en otras falsedades, como que se apuntó por mejorar su formación o que ha presentado todas las pruebas documentales

- PUBLICIDAD -
La ministra de Sanidad da explicaciones sobre las irregularidades de su máster en una entrevista en la SER

La ministra de Sanidad da explicaciones sobre las irregularidades de su máster en una entrevista en la SER SER

La ministra Carmen Montón sigue defendiendo que ella no es responsable de las anomalías de su máster y responsabiliza a la universidad de errores como la fecha de su título (pone 2012 en lugar de 2011) o de que alguien cambiara su nota de "no presentado" a "aprobado" con el curso ya acabado. Así lo ha defendido en una entrevista en Hoy por Hoy de la Cadena Ser. Sin embargo, según la normativa es responsabilidad del alumno presentar el certificado de notas para poder presentar el Trabajo Fin de Máster. De este modo, o la ministra incumplió también ese paso o sí sabía que tenía al menos una como "no presentado". Esta es una de las falsedades que ha defendido 

"Yo no he cometido ninguna irregularidad, es injusto dimitir"

Falso. La ministra se acogió a una modalidad online que en realidad no existía y que solo algunas alumnas conocían que podían utilizar. El máster, según aparece acreditado oficialmente por Educación, es presencial, es decir, que es obligatoria la asistencia a un mínimo del 80% de las clases. Esa opción "a distancia" que defendió el lunes en rueda de prensa no existe y la directora del máster no la puede tramitar sin cumplimentar una dispensa académica. Además, admitió ante eldiario que no entregó trabajos a profesores, con los que reconoce que no se relacionó. Según se versión, entregó trabajos a la secretaria del máster, Lara Martínez. Solo "lo que ella pidió". Y también presentó un TFM con al menos una asignatura pendiente de aprobar, algo que también sería fraudulento. 

"En junio teníamos que entregar el TFM y yo lo entrego con la conciencia tranquila, nadie me advierte que tengo pendiente nada"

Falso. Según el   reglamento de la Universidad Rey Juan Carlos sobre Trabajo Fin de Máster, es el alumno el que tiene que demostrar que tiene todas las asignaturas aprobadas antes de entregarlo, no al revés: "Para poder realizar la defensa del Trabajo Fin de Máster el alumno tendrá que haber superado el resto de las asignaturas del Máster, para lo que deberá entregar la justificación correspondiente", dice el punto 8.2. Así que Montón, antes de presentar su trabajo, debió sacar un justificante de aprobado de las 12 asignaturas y entregarlo. Según su relato no solo no lo hizo, sino que responsabiliza a la universidad pública de no avisarle. 

"Quería hacer mejor mi trabajo, por eso me apunté"

Falso. En su despacho del Ministerio de Sanidad relató a eldiario.es que su idea al dejar la política era dedicarse a la docencia, y por eso el itinerario que se había marcado era hacer un máster que le diera acceso al doctorado.   Lo necesitaba para ser profesora cuando dejara la política, como ella misma admitió. 

"Conservo buena parte de la documentación que acredita que asistí y entregué el Trabajo Fin de Máster"

Cierto a medias. La ministra no nombra los doce trabajos obligatorios de las doce asignaturas, de los que reiteradamente en la entrevista dice no tener pruebas. Sí es cierto que tiene el TFM, aunque tampoco guarda ningún rastro sobre su entrega o la fecha.

La ministra tiene mails sobre su matrícula, pero ni uno solo que acredite la entrega de ninguna tarea académica. Tampoco tiene documentación que demuestre su asistencia a clase tal y como ha dicho: solo unas comunicaciones en la que se muestra "horrorizada" por no haber asistido a algunas de las primeras clases. De los 23 profesores del claustro han contestado 12 y solo una docente, Carmen Bravo, la recuerda tres días. De las cinco alumnas contactadas solo una de ella la recuerda "un par de días". El resto no tiene constancia de su asistencia.

"Hay que dar explicaciones, dar la cara y aportar la prueba documental. No dar excusas, como otros casos"

Cierto a medias. La ministra recibió en su despacho a eldiario.es el martes pasado durante casi dos horas, salió en rueda de prensa el mismo día de publicación y este martes ha dado una entrevista en Hoy por Hoy de la Cadena Ser. Sin embargo, la "prueba documental" que dice aportar no explica cómo pudo presentar el TFM con una asignatura pendiente, por qué le cambiaron las notas con el curso acabado o dónde están sus doce trabajos. Aunque ha dicho que había llevado el TFM a la radio, solo deja hojearlo, no hacer una copia para analizarlo y comprobar si hay en ese trabajo algún plagio o irregularidad.

En otros másters del mismo centro universitario, como el de Cifuentes y otros alumnos de esa promoción, también hay cambios de nota fuera de plazo en el sistema de la URJC y convalidaciones fantasma. También la expresidenta de Madrid se enrocó en documentos y justificaciones que ahora blande Montón: el certificado de notas dice que todo es correcto, "hice lo que me pidieron", o achacar las responsabilidades a la universidad. 

"Puedo decir que no he solicitado la convalidación y escapa a mi ámbito de responsabilidad"

Falso. La profesora que ha confirmado en sus actas la convalidación, Sonia Núñez, explicó a eldiario.es que la ministra Montón no estuvo en sus clases porque no hacía falta: esa materia la tenía ya pasada. Obviamente, aunque asegura que ella no la pidió, nadie mejor que la propia alumna sabe que no se ha presentado a la asignatura  ‘Feminismo y construcción de la identidad de género’. ¿O sí se presentó porque no era consciente de que estaba convalidada y aún así el sistema mantiene que no? Montón no ha sabido responder a la periodista Pepa Bueno y se ha remitido a que, en cualquier caso, no es su responsabilidad. 

"En 2012 no cursé nada, entendí que tenía todo aprobado"

Cierto a medias. No cursó nada, pero no tenía todo aprobado en el curso 2011-2012, como ha demostrado eldiario.es y confirma la universidad. Debió saltarle la alarma porque el TFM no se podía entregar sin tener todas las asignaturas superadas. El 25 de noviembre de 2011, alguien entra en el sistema y cambia su nota de "no presentado" a "aprobado". La URJC ha informado de que está investigando en qué "contexto" se produjo el cambio de notas y ha confirmado que son varias las asignaturas que se modificaron en su expediente cuando las actas del curso estaban ya cerradas. 

"El hecho de que en mi título ponga 2012 no puede ser por la asignatura pendiente, no"

Dudoso. La ministra no tiene conocimientos suficientes del caso ni de su propio expediente, que está siendo investigado en la URJC sin que haya de momento una versión, para hacer esta afirmación. Así lo reconoció ante eldiario.es. Es la única alumna de las contactadas por eldiario.es cuyo título pone que superó sus estudios en "junio de 2012". En el resto de casos pone el curso real: "junio de 2011".

Según el  Real Decreto 1002/2010 , en estos documentos oficiales tiene que aparecer la "fecha de finalización de las enseñanzas" en el formato de mes y año. Montón ha dicho que esto es una "anomalía" y dice que ha pedido el cambio al tratarse de un "error". Justamente, el cambio de notas en el curso de 2011/2012 acreditado por eldiario.es explicaría por qué es la única alumna contactada que ha sufrido ese error. 

"No he pedido un trato de favor (...) y no hablaba con los profesores porque no tenía interés de hacerme notar"

Falso. eldiario.es ha constatado que, al menos la directora del máster y la secretaria, las únicas con las que puede probar que se ha comunicado, sabían que Montón era diputada y portavoz de Igualdad del PSOE. Ella enviaba sus comunicaciones con Laura Nuño y Lara Martínez desde el correo electrónico del Congreso de los Diputados. Incluso en uno de ellos, mostrado por la propia ministra, se ve cómo Nuño y ella hablan de conocerse una tarde en algún sitio cerca del Congreso. Laura Nuño, hoy imputada por el máster de Cifuentes, fue también la persona que le dijo a Montón que podía hacerlo "a distancia", en contra de los requisitos que exigía el Ministerio de Educación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha