La portada de mañana
Acceder
La estrategia de Ayuso con la pandemia, un problema para Madrid y para Casado
El Gobierno mejora su oferta para la prórroga de los ERTE
OPINIÓN | De Madrid al delirio, por Antón Losada

La ONU coloca a la ministra Teresa Ribera a desatascar las negociaciones climáticas de Polonia

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Las negociaciones sobre clima suelen atascarse cuando llega el momento de producir un texto que comprometa a las partes. En la COP24 de Katowice (Polonia) ocurre lo mismo. La ONU ha escogido en su grupo de engrasadores a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha llegado a Polonia con la "lista de cuestiones sin resolver", como la define la organización, bien cargada. Poco avanza: la financiación de la lucha contra el cambio climático de los países empobrecidos, la transparencia a la hora de dar cuentas de cómo se cumplen -o incumplen- los objetivos de cada país o las medidas de adaptación a las consecuencias ya palpables del calentamiento global. Guterres ha creado un grupo de "facilitadores" para acelerar la cumbre, entre los que aparece Ribera.

Es la primera vez que una ministra de España se incorpora a estas rondas (aunque Ribera sí desempeñó un papel así en la cumbre del clima de Cancún en 2010 cuando era secretaria de Estado). La labor, básicamente, es convencer a unos y otros de llegar a un terreno común.

La lista de Guterres, que ya se ha visto con los facilitadores, incluida Ribera, empareja para cada asunto que tiene que desbloquearse a un estado desarrollado con otro en vías de desarrollo para ampliar la perspectiva sobre el asunto que se debate. Un dato que arroja más luz sobre la implicación en la lucha contra el cambio climático: los cinco elegidos del norte desarrollado son países de la europeos: Alemania, Finlandia, Noruega, España y Luxemburgo. 

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2018 - 10:58 h

Descubre nuestras apps

stats