eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

C's opta por tomarse con calma el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía

Juan Marín ha propuesto este miércoles constituir ya con el PSOE-A el grupo de trabajo para estudiar su "eliminación" o "reducción", pero descarta intentarlo vía enmienda a los presupuestos autonómicos.

Entiende que no procede por el coste que supondría tras otras "imposiciones" ya conseguidas por su grupo y porque habrá que ver qué ocurre tras el 20D donde su partido lo lleva en el programa electoral.

- PUBLICIDAD -
Marín (C's) pide explicaciones a la Junta por el caso del director del Centro Andaluz de Flamenco

C's pretende que la próxima semana quede constituido el grupo de trabajo que ha pactado con el PSOE-A para debatir sobre el impuesto de sucesiones y donaciones, cuya eliminación -o en su caso reducción según tramos- no descarta su portavoz parlamentario, Juan Marín, que pueda quedar plasmada mediante modificación presupuestaria en 2016, pero también ha reconocido que no sabe si tardará "un año o dos" en conseguirlo, y que en todo caso, está por ver qué resulta de las elecciones generales del 20 de diciembre donde el tema está también sobre la mesa.

En este sentido, Juan Marín ha descartado que vayan a presentar esta propuesta vía enmienda a los presupuestos autonómicos de 2016, que se debaten estos momentos en el Parlamento de Andalucía, básicamente porque quiere evitar entrar en contradicción con el contenido del programa electoral de su partido para las elecciones generales del 20 de diciembre, donde C's ya propone una homologación en el conjunto de las comunidades autónomas en la materia. De hecho, ha precisado que son los populares los que no tienen un criterio único. "El PP podía haber incluido esto en la reforma fiscal que hizo a nivel estatal y no lo hizo", ha comentado en relación a las proposiciones de ley que sí han presentado en Andalucía para la desaparición del tributo.

Por ello, ha incidido en que C's va a las elecciones generales con este proyecto en su programa electoral, por lo que su posible entrada en el Gobierno de la Nación podría suponer una nueva regulación. En todo caso, cree que en Andalucía hay que empezar a trabajar ya en ello. Él quiere que se elimine, como punto de partida, pero "sobre todo" pelearán por una "armonización". De hecho, ha subrayado que "C's no cierra puertas y quiere ver las propuestas de otras formaciones". No ha descartado pues que en Andalucía se fijen cantidades a partir de las cuales se eliminaría.

También ha dado otras razones para no presionar con una enmienda en esta línea: "Nosotros siempre que hacemos propuestas están económicamente estudiadas". De este modo, quiere ver "cuáles son las posibilidades reales de ir asumiéndolo en las cuentas de Andalucía". Ha agregado: "Otros piden la luna, y la luna no siempre es posible conseguirla de un día para otro". En este contexto, ha dicho que las "imposiciones" de C's para las cuentas del próximo ejercicio han supuesto "más de 400 millones de euros". Si hubieran exigido también el cambio en este tributo "serían 1.000 millones de euros", lo que reconoce que "en estos momentos no encajaba en los números" y por eso se remitieron a un grupo de trabajo.

El grupo de trabajo en cuestión estaba entre los puntos que pactó el PSOE-A con C's para que los de Albert Rivera no frenaran la tramitación de los presupuestos autonómicos de 2016, donde destacó una reducción de dos puntos del tramo autonómico del IRPF para rentas por debajo de 60.000 euros. De momento, C's ya tiene una propuesta de quiénes deberían integrarlo por su parte: el diputado Carlos Hernández y su asesor Alejandro Cardete. Ha reconocido que inicialmente sería un grupo de trabajo bilateral, si bien ha deseado que participen otras formaciones: "Lo que ocurre es que desgraciadamente eso no se produce".

Por otro lado, ha avisado de que C's seguirá luchando por bajar la presión fiscal, y no sólo con el impuesto de sucesiones y donaciones, pese a que "al PSOE-A le está costando mucho trabajo, por ideología, explicar cómo en Andalucía se han reducido ya impuestos". Por ello, ha augurado que "el PSOE-A se va a tener que acostumbrar" porque C's no va a parar aquí, sino que en 2017 pedirá una reducción mayor del tramo autonómico del IRPF: "No se va a quedar en el 2%". Es más, ha insistido en que serán sus credienciales para cuando toquen de nuevo elecciones autonómicas: "Seguramente no lo conseguiremos en un año o en dos, pero confiamos que será posible cuando acabe la legislatura". Entiende "que IU y Podemos no lo compartan", pero para C's es "posible y necesario" en la construcción de "ese nuevo modelo productivo que requiere Andalucía".

Ya por la tarde, la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, dejaba claro en el debate de las cuentas que el resultado de dicho grupo de trabajo se tendría en cuenta para el ejercicio de 2017, descartando cualquier modificación presupuestaria en este sentido el próximo año como había insinuado el líder de C's. La consejera cree que la elaboración de los presupuestos autonómicos de 2017 será el marco para incluir esa revisión del tributo, lo que probablemente lo convierta para dentro de un año en la garantía de que C's vuelva a respaldarlos como ha ocurrido en el presente.

La aprobación está prácticamente garantizada

Por otro lado, pese a que C's presentará "entre 20 y 25 enmiendas" a los presupuestos autonómicos -nunca la del mencionado impuesto- ha desvelado que no tendrán problemas para votar a favor cuando toque la primera semana de diciembre, lo que es imprescindible para un PSOE-A en minoría. Su principal argumento es que "es fundamental" que Andalucía empiece el ejercicio con estas cuentas. 

"No son nuestros presupuestos, son del PSOE-A, pero sí entendemos que nuestra labor comenzó hace unos meses y algunas de nuestras propuestas están reflejadas en el proyecto". Y ha proseguido: "Si para la aprobación final recoge todo lo que hemos dicho, y encima somos capaces de introducir alguna enmienda, no tendremos ningún problema. (…) Lo mismo hay algún partido más que se suma". En este sentido, ha aludido, sin mencionarla, a IU por su etapa previa en el Gobierno de Andalucía: "Quien dice que son continuistas, pues ¿por qué los ha aprobado antes y ahora no?".

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha respondido que espera que las agendas permitan iniciar el grupo de trabajo la próxima semana. Ha recordado que la promoción de un cambio en esta ley está en el programa electoral de los dos partidos, "para permitir una fiscalidad más armónica en ese tributo". Ha remarcado que la voluntad del PSOE-A es ésta, pero no ha querido dar plazos sobre cuándo podrán tener sus conclusiones.

"No los va a conocer ni la consejería que los parió"

Del acuerdo para las cuentas entre el PSOE-A y C's ha hablado también el portavoz parlamentario de IU, Antonio Maíllo, quien cree que los presupuestos autonómicos para 2016 reflejan "el pacto de Susana Díaz con la derecha, con esas nuevas generaciones de las que habla su jefe, Pedro Sánchez". Ha puntualizado también que en los tres años de la pasada legislatura, pese a la crisis, hubo un compromiso en otro sentido cuando IU estaba también gobernando.

"Son electoralistas y ventajistas. (…) Se genera una proyección de expectativas que los datos económicos contradicen. (…) Tras el 20D los presupuestos de Andalucía no los va a conocer ni la consejería que los parió", ha continuado augurando cambios desde enero de 2016. De todas maneras, entiende que "el PSOE-A está muy a gustito con C's, lo que se les ve hasta en su lenguaje corporal". No por ello deja de "preocuparle a IU" que "estén tan cómodos con lo fácil que se lo pone C's con una rebaja fiscal que no tendrá repercusión en las familias".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha