eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PSOE busca reconquistar el poder municipal y afianzar San Telmo

El PSOE ve la oportunidad de recuperar este 24M las ciudades medias andaluzas que perdieron hace cuatro años y ser la fuerza más votada en Sevilla y Huelva.

Los resultados de las municipales marcarán las negociaciones para permitir la investidura de Susana Díaz.

- PUBLICIDAD -
Díaz avisa a quienes castigan sin gobierno de que recibirán un batacazo mayor

Susana Díaz ha lanzado a sus huestes a la reconquista del poder municipal perdido hace cuatro años. Lo hace sumida al mismo tiempo en la tormenta de arena parlamentaria que le impide, de momento, otear en el horizonte su reelección como presidenta de la Junta de Andalucía. Los socialistas viven pues esta campaña a las elecciones municipales cumpliendo un doble mandato: de un lado volver a recuperar las plazas perdidas hace cuatro años, sobre todo en las ciudades medias de Andalucía; del otro, reafirmarse como la fuerza más votada por los andaluces y confirmar a Susana Díaz en el palacio de San Telmo (sede del Gobierno andaluz). Que las urnas pues despejen el camino que la oposión enturbia en la Cámara.

Susana Díaz se puso en campaña para las municipales prácticamente el 23 de marzo. Una vez superadas las autonómicas, en las que el PSOE venció con holgura pero muy lejos de la mayoría absoluta, Díaz se lanzó a la carretera con una agenda diaria repleta de actos. En estas semanas ha vuelto a recorrer a Andalucía para apoyar a sus alcaldes y alcaldables y para lanzar, al mismo tiempo, que ella es la única opción de gobierno en la región, aunque no le dejan gobernar. Pide ser respaldada con las papeletas del PSOE el próximo domingo frente a los que ha bautizado como el "bloque del no" (PP, Podemos, Ciudadanos e IU). Ella es la cara en los spots televisivos, la voz en las cuñas de radio, el rostro que demanda más mayoría para los socialistas.

El PSOE reclama también para sí las plazas perdidas hace cuatro años. En 2011 vivieron sus peores resultados en las municipales frente a un PP que, por primera vez, les ganó en el conjunto de la región sacándoles casi siete puntos. Los socialistas consiguieron entonces más Alcaldías, 375, pero en ellas apenas se concentra un cuarto de la población andaluza. Frente a esto, el PP controla hoy la práctica totalidad de las ciudades de más de 50.000 habitantes y cinco de las ocho diputaciones. Su rival está debilitado por la gestión de la crisis y la aparición de Ciudadanos, pero habrá que ver como resisten los alcaldes populares el envite. El juego político, además, está ahora mucho más fragmentado con la irrupción de Podemos (que como tal no se presenta a las elecciones) y Ciudadanos.

Las encuestas (propias y externas), los ánimos y el desarrollo de la campaña, dicen que les permiten ser positivos. Confían en ser primera fuerza y recuperar una plaza principal como Sevilla, además de sacar al popular Pedro Rodríguez de la Alcaldía de Huelva después de veinte años en el poder. Todo dependerá, en un escenario político tan fragmentado, de los pactos post-electorales. "Vemos posibilidades de entrar en el gobierno de otras ciudades aunque no seamos la fuerza más votada", señala su secretario de organización, Juan Cornejo.

Este miércoles, por primera y única vez Susana Díaz, se encontrará con Pedro Sánchez, su secretario general, en un mitin. Lo harán en Alcalá de Guadaira (Sevilla) para apoyar a Antonio Gutiérrez Limones, que lleva como alcalde desde 1995 y que se juega la reelección después de gobernar los últimos años en minoría. Antes, Pedro Sánchez visitará Huelva en una campaña en la que ha estado bien presente en Andalucía recorriendo Granada, Jaén, Cádiz, Málaga, y Almería. El hecho de que no haya coincidido con Susana Díaz hasta este miércoles, alimentando así los rumores sobre la mala relación entre ambos líderes, ha sido uno de los escollos a salvar en la campaña. En el PSOE lo explican como una oportunidad para tener a todos sus dirigentes presentes en el máximo de territorios en lugar de concentrados en un solo acto. 

Los esfuerzos, en estos últimos días de campaña, van destinados a convencer a los indecisos. En torno al 25% de los votantes, según las encuestas, no tienen claro aún su elección. Ellos, sostienen, serán la clave del vuelco electoral.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha