eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

"La pobreza energética demanda una solución definitiva"

Ignacio Aycart, de la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, pide "algo más" a compañías como Endesa durante una jornada de responsabilidad social empresarial

La distribuidora defiende los convenios suscritos con ayuntamientos andaluces y pide, como el resto de ponentes de la jornada 'Corresponsables', la redefinición del bono social para que llegue a familias realmente necesitadas

- PUBLICIDAD -
Presentación este miércoles del Anuario Corresponsables 2016 en Sevilla

Presentación este miércoles del Anuario Corresponsables 2016 en Sevilla

"Hay mucho por hacer contra la pobreza energética pero mejor si lo hacemos juntos". Son palabras de Juan Moreno, presidente de de la unión de consumidores UCA/UCE, y la sensación que sacaron los protagonistas de la jornada 'Corresponsables' acerca de la realidad de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en España en esta materia. Ignacio Aycart, asesor responsable del área de Salud y Consumo del Defensor del Pueblo Andaluz, puso el foco en establecer mecanismos para hacer efectivo el interés común de instituciones y entidades hacia familias necesitadas e incluso, en su propia casa, instó a Endesa a hacer "algo más" en la lucha por el acceso igualitario a suministros vitales como la energía además de los convenios con los ayuntamientos, solicitando en líneas generales que "la pobreza energética demanda una solución definitiva". "En virtud de esos convenios, ustedes se aseguran el cobro de algo que iba a ser incobrable, ¿no deberían aportar algo más?", preguntó.

Julio Moratalla, director Comercial en Andalucía y Extremadura de Endesa, que iniciaba el debate señalando que "se habla de pobreza energética, pero es un problema de pobreza general que hay que solventar", recordó que la compañía hace años colabora con ayuntamientos, ONG y desde hace poco con la FAMP para asegurar suministro eléctrico porque quieren, tal y como explicó Moratalla, "que el bono social beneficie a los que realmente lo necesitan" y no a familias numerosas, por ejemplo, por el hecho de serlo.

Moratalla, posteriormente, recogió el guante lanzado por el asesor del Defensor y señaló que "hay financiación, pero hay que reorientarla", cifrando en 42 los millones que la compañía ha aportado al bono social en Andalucía por los siete millones de la Junta de Andalucía. "Hay que aportar dinero pero necesitamos un consenso amplio", apuntó Moratalla.

Todos los ponentes coincidieron en recalcar que la pobreza energética no es un concepto nuevo pero que se ha agravado desde el inicio de la crisis y que requiere de un mayor esfuerzo en todos los sentidos, solventando cuestiones coyunturales y estructurales. “Siempre ha habido un problema energético pero ha crecido por la crisis económica y el desempleo", ha dicho Aycart, que también abogó por revisar el bono social para que lo reciban quién más lo necesita y por reconocer "como un derecho" el acceso a suministros mínimos ya que "hasta ahora no hay norma que lo garantice en Andalucía a pesar de que ha habido intentos".

Evitar el corte del suministro

El Ayuntamiento de Sevilla es uno de los cosistorios que colabora con Endesa en materia de pobreza energética y, según explicó Amparo Pitel, jefa de Servicio de Intervención de los Servicios Sociales, este acuerdo con la empresa “fue necesario porque aumentaba la demanda de las familias y les facilita el pago sin intereses y que no se corte el suministro”. Desde julio de 2015, el Ayuntamiento de Sevilla ha ayudado a mantener el suministro energético a 2.260 familias, de las que 2.220 se han realizado con Endesa. Pitel indico que "estos acuerdos se asegura que no se corte el suministro y se facilita el pago sin intereses".

El cofundador y director ejecutivo de Ecodes, Víctor Viñuales, afirmó que "luchan contra la pobreza energética con sensibilización y voluntariado energético". Así, Ecodes ha ayudado a condicionar energéticamente 305 viviendas con 40 voluntarios de Endesa, 70 de Leroy Merlin y voluntarios de otras ONG: "Cuando se hace voluntariado corporativo, uno se da cuenta de que las personas dejan de ser números y son reales y te pones en la piel del otro, conoces otras realidades que son necesarias para generar el cambio".  Viñuales afirmó que "para construir una economía más verde, inclusiva y responsable, necesitamos cambios disruptivos".

Mientras, Juan Moreno, de la Unión de Consumidores de Andalucía, ha puesto el foco en “las consecuencias que tiene la pobreza energética en la salud de la población y en el endeudamiento familiar”. Insistió en que es necesario un marco jurídico para hacer frente a la pobreza porque “estamos hablando de igualdad, equidad y justicia social”.

En la jornada también participó Alicia Martín, jefa de Comunicación Ciudadana y Responsabilidad Social de Gestrisam, el organismo autónomo de gestión tributaria del Ayuntamiento de Málaga, que ha explicado el compromiso del organismo con la RSE como ejemplo de entidad pública.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha