eldiario.es

Menú

El aprendiz de maltratador

En España hay 840.000 niños y niñas que viven expuestos a la violencia que sus padres ejercen sobre las madres, menores que sufren sus consecuencias y aprenden a normalizarla, a entenderla como un hábito más de la familia, igual que puede ser ir al parque los sábados por la tarde o comer en casa de los abuelos el domingo. Si se dan las circunstancias se producen los hechos: si es sábado y no llueve parque, si es domingo y el abuelo no está enfermo comida, y si mamá “hace algo mal” gritos y golpes. Lo normal.

Eso quiere decir que, de manera aproximada, hay 400.000 niños varones que año a año asisten a esa escuela de maltratadores que en ocasiones se convierte el hogar, y que aprenden a serlo bajo la tutela y directrices del padre. ¡Qué mejor maestro en violencia que el maestro en la vida!.

Y frente a este grave problema por su realidad presente, por su significado histórico y por su trascendencia y consecuencias futuras, la sociedad, sobre todo la parte más conservadora, ha preferido cerrar los ojos, y cuando ha sido imposible hacerlo por las graves consecuencias del resultado de la violencia de género extendida hasta los hijos, ha preferido desviar la mirada para hablar de otras cosas, para comentar que es la familia la que está erosionada, o que es el ambiente doméstico el que se ha desordenado conforme el viento de la crisis ha entrado por las ventanas de esos hogares.

Seguir leyendo »

Reforma local, diputaciones y James Bond

Se cumplen 34 años de las primeras elecciones municipales. La celebración está marcada por el anteproyecto de reforma local que prepara el Gobierno central. Un borrador con muchas aristas. Son afiladas. Cortantes. Van a dar un tajo muy serio a los ayuntamientos de los municipios de menos de 20.000 habitantes (689 de 771 municipios andaluces). No sólo porque tendrán que desprenderse de las competencias impropias, sino que también están en juego las propias. En cuanto no superen una barrera infranqueable de coste y calidad en la prestación de una cartera de servicios públicos mínima, que será fijada por Moncloa y aprobada si nada lo impide por la mayoría absoluta de la bancada del PP en el Congreso, sus competencias acabarán en manos de la diputación. Precisamente, la única administración que no es elegida directamente por el ciudadano.

Porque los diputados provinciales, aunque sean alcaldes y concejales salidos de las urnas, no son resultado de la democracia directa. En realidad, nadie los vota como diputados. Los eligen sus partidos. A dedo. Puede parecer un problema menor. Pero no lo es. En el caso de que los servicios acaben en manos de la corporación provincial, el ayuntamiento quedará reducido a la mínima expresión, a una mera oficina de tramitación de quejas y solicitudes de los vecinos. Quien resolverá sus demandas no será ese alcalde o concejal al que el paisano eligió. Ese al que se puede encontrar en cualquier calle del pueblo y transmitirle sus quejas. Será alguien al que no votó, al que ni siquiera conoce, que se encuentra a kilómetros de distancia y que no sabe ni la realidad del pueblo ni sus necesidades, ni tampoco las de sus propios vecinos. Ni tampoco podrá controlar su gestión, porque se limita la participación ciudadana en la política. Eso puede generar frustración. Y más aún, cuando las diputaciones se han ido convirtiendo en una suerte de cementerio de elefantes de los partidos.

Pero de eso no se dice absolutamente nada en esta futura norma de la que el Gobierno del PP, que ya lleva tres borradores a sus espaldas con cambios que le dan la vuelta como un calcetín. No dice nada, porque para cambiar la elección de los diputados provinciales habría que meter la goma de borrar en la Ley del Régimen Electoral General (LOREG) y reescribirla. Y si tal como se prevé esta reforma local sale adelante, los viejos elefantes no elegidos se van a ver desbordados. Porque en un panorama de recortes, tijeretazos a las transferencias que les llegan de administraciones superiores, van a tener que hacer más y con pocos recursos. Y van a tener que cambiar el chip: de la asistencia técnica, es decir, apoyo y asesoramiento a los ayuntamientos pequeños que era su actual función, a la prestación de servicios.

Seguir leyendo »

Resaca de Semana Santa

El #petaítodemontesion . Imagen de @furiarancia

No pasa nada.

La Semana Santa está aquí otra vez dentro de nada. Más lejos está el pleno empleo.

Ahora que todavía está caliente la cera de las bolas de papel de plata y a las abuelas todavía les duelen los juanetes es justo mirar qué ha pasado, cuáles han sido los temas de conversación que se recordarán de la Semana Santa 2013.

Seguir leyendo »

Ellas no sabían, oiga

¿Conocía la Infanta Cristina la gestión de Noos?  Uno no sabe con qué quedarse. O tenemos una infanta al más puro estilo florero, o una infanta a las puertas de la imputación, lo cual no se puede considerar, así de momento, como un comportamiento muy “ejemplar” como diría aquel. Sin embargo, con esta segunda opción me quedo mucho más tranquila, que quieren que les diga. Porque el asunto de la Infanta jarrón chino me produce cierto ardor estomacal. Si se demuestra que así fue, al menos no es una mujer más de la lista de las que no sabían. Una lista que empieza a ser numerosa.

Porque ellas no sabían, oiga. Consuelo Garrido, Rosalía Iglesias, Carmen Rodríguez Quijano, Mayte Zaldívar, Ana Mato. ¿Las conocen? Ellas no sabían lo que hacían sus parejas, lo que ganaban, lo que supuestamente blanqueaban, las empresas en las que trabajaban… Y eso que muchas de ellas se sentaban en los Consejos de Administración de esas mismas empresas. Ellas dicen que no sabían.

Consuelo Garrido, mujer del empresario Ángel de Cabo, implicado en la trama de blanqueo con el ex presidente de la CEOE Díaz Ferrán, "no sabía nada" de las operaciones de blanqueo y evasión de capitales de su marido. Según fuentes jurídicas citadas por La Ser  “Garrido era titular de acciones de alguna de sus sociedades, figuraba entre los administradores de otras, y tenía acceso a las cajas fuertes que De Cabo poseía en entidades bancarias en las que "metía y sacaba dinero”. Garrido fue imputada por alzamiento de bienes y blanqueo de capitales aunque ella era “una simple ama de casa” (dando por supuesto que las amas de casa son ignorantes). Y el pasado mes de febrero fue detenida de nuevo por blanqueo de capitales cuando la policía encontró más de 30.000 euros en metálico y cheques al portador por valor de 100.000 euros en su casa.

Seguir leyendo »

Los hombres de negro en la Feria

El otro día lo leí en eldiario.es  : "La  Agencia Tributaria está dispuesta a poner coto a la economía sumergida en la Feria de Abril y ha empezado ya". 

Atención que los hombres de negro vienen desde Valencia, vía Ave con destino Sevilla, donde han hecho su particular agosto en marzo requisando los papeles de los artesanos, las facturas de los petardos y el iva de las horquillas de los moños de las falleras. Ahora vienen al sur, y ya se están desplegando por el real de la Feria de Sevilla, metiendo las narices en el montaje de las casetas, en las cocinas, en las barras y metiendo el miedo en el cuerpo a los que tienen menos papeles que una liebre con arroz.

Esta gente no vienen al sur para hacer bien el amor como nos cantaba la incombustible Rafaella, esta gente a lo vienen es a "trincá a los trincones", y muy honradamente que lo harán porque les pagamos por hacerlo y porque Hacienda somos todos. Lo malo es que en la Feria a estas alturas no se van a encontrar a los grandes trincones, sino los pobres míos vendrán a pedirle los papeles a la china de las rosas, las facturas a la del algodón rosa y a denunciar al Mickey Mouse falso que hay entrando en la calle del infierno. Pecata minuta.

Seguir leyendo »

Largo de miras

"La Economía es una Ciencia Positiva". Esta es una de las frases más repetidas en el manual de Teoría Económica que me tuve que tragar en mi primer año de carrera. Pero ¿qué hay detrás de dicha sentencia? Aunque a primera vista parezca inocua, como bien decía el profesor Isidoro Moreno, "las palabras nunca son inocentes". El propio manual de marras establecía una separación entre las Ciencias Normativas y las Ciencias Positivas. Las primeras responderían a "lo que debe ser" mientras que las segundas responderían a "lo que es". Es decir, mientras que las Ciencias Normativas estarían construidas en base a juicios de valor e ideologías preconcebidas, las Ciencias Positivas se edificarían a través de la observación de los hechos reales, objetivos, observables mediante un procedimiento empírico, basado en el método científico. Pues bien, se supone, y así se enseña en las facultades de todo el mundo, que la Economía pertenece a esta segunda categoría.

Y se quedan tan tranquilos cuando, tras interiorizar dicho pensamiento, comienzan a construir modelos económicos bajo todo tipo de hipótesis en forma de "suponiendos": "suponiendo una racionalidad del consumidor", o "suponiendo que la información es perfecta …" o "suponiendo que existe competencia perfecta…", "suponiendo que…" y así hasta que el modelo del que se extraen las conclusiones y por tanto las leyes susceptibles de ser aplicadas en la realidad en forma de política económica, nada tiene que ver con la misma. Es pura ficción. Todo mentira, o verdades a medias, como se quiera. Todo un mito al que se aferran de forma irracional quienes definen las políticas económicas basadas en una "objetividad" bastante poco objetiva. Por una parte la Ciencia Económica no es sino una construcción social, y por tanto es absolutamente normativa, llena de prejuicios, de ideas preconcebidas, cargada de juicios morales y de ideologías. Se trata de una construcción social emanada de un contexto social con unos sistemas de valores concretos y de unas cosmovisiones que responden a una estructura de poder concreta. Por otra parte, resulta imposible establecer leyes universales válidas en todas partes y para todo el mundo, como ilustra de forma magistral J.L Sampedro en su texto de El Reloj, el Gato y Madagascar, donde reflexiona acerca de la imposibilidad de que el modelo de funcionamiento de un reloj, sea aplicable al funcionamiento de un gato, como ente biológico, o al de Madagascar, como entidad social.

Pero claro, este sistema económico construido sobre mentiras, o medias verdades, es el que rige la vida política. Digo bien, el sistema económico construido en base a prejuicios e ideologías es, a su vez la ideología y los prejuicios que amparan las decisiones políticas. El pretendidamente aséptico concepto de "mercado" es la lógica sacralizada que prevalece en nuestra sociedad cual verdad suprema que emana de un orden supraterrenal.  Los adalides de dicha verdad se obsesionan en moldear la realidad en función de sus teorías y modelos ficticios y no al revés. Todo está definido bajo esta lógica y lo que queda fuera de ella, queda marginado, es decir posicionado automáticamente en contra del dogma y por tanto estigmatizado. Cualquier intento de crítica al dogma economicista no produce sino el efecto contrario, la aparente sinrazón de los argumentos esgrimidos y el reforzamiento del sistema criticado.

Seguir leyendo »

Aceituneros, por fin altivos

Tantos años quejándonos de que España vende su aceite a granel, mientras que los italianos se llevan el valor añadido de las marcas; tantos discursos sobre la necesidad de una mayor integración de los agricultores frente a la potencia de los comercializadores, y ahora que los cooperativistas de Hojiblanca entran en el control de la principal comercializadora de aceite del mundo, Deoleo, la noticia pasa prácticamente desapercibida.

La unión de Hojiblanca, líder en producción de aceite de oliva virgen extra en España, y Deoleo, líder mundial de aceite envasado, crea el mayor gigante aceitero del mundo. Un conglomerado con posiciones de dominio en todo el proceso, desde la producción hasta el envasado y la comercialización. Es, sin duda, la noticia más importante en la economía andaluza en mucho tiempo, y no digamos para el mundo cooperativo español. En palabras de Antonio Luque, director general de Hojiblanca, "nos permite acercar de verdad a los agricultores a la comercialización internacional".

La operación, aprobada el lunes por la Comisión Nacional de la Competencia, es un ejemplo de que la unión hace la fuerza. Del esfuerzo de pequeños olivareros, que se van aliando poco a poco, año a año, hasta ganar el peso suficiente para lograr el milagro de que el pez chico se coma al grande. Que 55.000 olivareros, andaluces en su gran mayoría, con  más de 325.000 hectáreas y  casi 100 almazaras, agrupados en la cooperativa Hojiblanca y con una facturación de 544 millones de euros en 2012, se hagan con el control del grupo Deoleo, el primer envasador de aceite del mundo con un 22% de cuota del mercado mundial, y casi mil millones de facturación, es algo insólito. En definitiva, una unión que convierte a sus cooperativistas no ya en líderes del sector aceitero español, sino mundial.

Seguir leyendo »

La procesión va por dentro

Vienen al pelo estos días señaladitos en rojo pasión. El calvario impuesto por los mercaderes del maldito parné y sus lacayos, lo peorcito de cada casa, invita a abrazar la religión del santo sarcasmo, con todos los respetos y sin ánimo de caer en desgracia. Todo el año envuelto en sacrificios, despojos, angustias, dolores de cospedal, nuestra señora del perpetuo recorte, y vía crucis hasta la muerte eterna del “leuro”, y ahora llega lo bueno. El silencio.

Tantos años pidiendo agua a las imágenes y hoy miramos al cielo en pos de misericordia turística. Porca miseria.

Como dicen las víctimas de las preferentes, lo que se da no se quita.

Seguir leyendo »

En tu clase o en la mía

Superantonio, el niño de San Fernando con parálisis cerebral cuya historia de superación, integración y amistad nos ha conmovido a todos

"Quien quiera ir a un colegio segregado, que se lo pague". Lo ha dicho la consejera de Presidencia de la Junta para justificar la retirada de subvenciones a los centros que separan a niños y niñas. Diez de los doce colegios afectados en Andalucía han recurrido la decisión ante el TSJA, mientras los dos restantes han aceptado comenzar a prestar educación mixta a partir del próximo curso. El ministro Wert, mientras tanto, anuncia ya una reforma legal para amparar este controvertido modelo educativo. Lo cierto es que el Tribunal Supremo ha avalado la decisión de retirar las ayudas, aunque con argumentos que pueden parecer contradictorios, porque al mismo tiempo no considera ilegal en sí misma la separación por sexos. Pero, si el Gobierno andaluz está convencido de que se trata de un modelo educativo perjudicial y discriminatorio, ¿por qué reducir el debate a una cuestión económica? ¿No deberíamos discutir si vulnera la Constitución, como apuntan ya algunos expertos en la materia? ¿Qué pasaría si un colegio privado decidiera aceptar sólo a niños sin discapacidad? ¿O a niños españoles? ¿O a niños musulmanes? ¿O a niños de determinada raza? ¿También quedaría todo resuelto con un "que se lo paguen"?

¡Hombre, es que no es lo mismo!, replican muchos, incluso algunos que son contrarios a la educación segregada. Separar a niños por raza o religión sería una barbaridad, el  apartheid, pero por sexo… no es tan grave. Y tal vez no lo sea. Tal vez estemos exagerando un poco. ¿Pero es la discriminación una cuestión de grado? El Supremo se ha basado en su sentencia en la Ley de Educación, que establece que "las administraciones públicas regularán la admisión de alumnos en centros públicos, privados y concertados de tal forma que se garantice el derecho a la educación, el acceso en condiciones de igualdad y la libertad de elección de padres y tutores". Y que " en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Pero no hay discriminación, argumentan los defensores de la llamada "educación diferenciada", porque tanto niños como niñas tienen garantizada una educación de calidad. "Separados pero iguales en la escuela", titula una de sus entradas el blog www.educacióndiferenciada.org. Imagino que quien escribió ese post no sabía que ése era, exactamente, el lema de las llamadas leyes de Jim Crow, por las que EEUU aplicó la segregación racial en los espacios públicos entre 1876 y 1965. "Separate but equal", rezaba esta doctrina, que fue abolida por la Corte Suprema a instancias de un valiente padre de raza negra que se enfrentó al colegio de Kansas que se negaba a escolarizar a su hija.

Seguir leyendo »

Las "imprudencias" de Alaya

53 Comentarios

Europa Press

La juez Alaya se está tomando al pie de la letra las recomendaciones del TSJA de que "no se dilate la instrucción de las causas" que tiene asignadas su Juzgado. Cabe suponer que la 'Operación Heracles', la "segunda fase" de la investigación de los ERE en palabras de la propia delegada del Gobierno central en Andalucía, ha venido a ser la ejecución de una larga investigación. De acuerdo. Pero el caso es que se ha producido sólo dos semanas después de la reincorporación laboral de Alaya, coincidiendo justamente en tiempo (y en hora) con uno de los acontecimientos más esperados por la Junta en los últimos meses: la firma del acuerdo para el Progreso Económico y Social de Andalucía entre Gobierno andaluz, patronal y sindicatos.

De hecho, minutos antes de suscribir el perseguido pacto, el propio consejero de Economía, Antonio Ávila, tenía que responder sobre la sincronía temporal de ambos eventos y no sobre los hipotéticos beneficios que el acuerdo conllevará a los andaluces, bien necesitados de soluciones económicas, dicho sea de paso. Cuestionado por los periodistas, no se mojó en exceso, como era de esperar, y recurrió al clásico "respeto y apoyo" a la actuación judicial en aras del esclarecimiento del caso.

Sin ánimo de juzgar a la juez y la difícil labor que supone instruir uno de los casos de corrupción más complejos de los últimos años, principalmente por tratarse de fondos púbicos lo que se investiga, no deja de sorprenderme la curiosa habilidad que parece tener Alaya en lo que a este caso concreto se refiere: el don de la oportunidad. Al margen de que esta vez el citado pacto haya pasado prácticamente desapercibido al coincidir con el arranque del operativo, la concurrencia del dictado de muchos de los autos de la jueza con los momentos en que los ciudadanos barruntan a quién dirigir definitivamente su voto, esto es, en una campaña electoral, ha sido una constante. Las coincidencias se han producido curiosamente antes de las tres citas con los comicios que los andaluces han tenido a lo largo de la instrucción de la presunta trama corrupta en los fondos destinados por la Junta de Andalucía a los ERE.

Seguir leyendo »