eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Quince cosas que aprendimos en la noche electoral

- PUBLICIDAD -
La España de cada partido en los votos del 26J

La España de cada partido en los votos del 26J

1. Contra el PSOE siempre gana el PP. IU lo sabe. No se crece colonizando espacio socialista con este tipo de campañas, sino que se moviliza el voto miedoso hacia el PP. Anguita se lo calló.
 
2. Podemos es como el concierto de Silvio en Córdoba. La plaza de toros se llena a 36 euros la entrada más barata, el público llega en AVE, mayoría de funcionarios. Es estupendo, pero su contacto con la realidad no hace relato con su discurso. Praxis y tesis, eso sí que se lo sabe Garzón. El también se calló.
 
3. Las encuestas no recogen emociones. El voto hoy es emocional. El impacto de la sobreinformación es diario, casi por horas, las encuestas no reflejan lo que somos sino lo que nos gustaría ser. El secreto está en mirar las audiencias televisivas: Mujeres Hombre y VIceversa tiene superior o similares audiencias que Al rojo vivo; el partido de Hungría tuvo en la noche electoral récord. Mientras que programas como 'Paginados' o 'Atención obras' son conocidos, sobre todo, en la plaza de toros de Córdoba. Analizamos un país deseado, mientras el que existe, vota.
 
4. El PSOE tiene que enrojecerse. Por no haber parado a la derecha y porque en su color se le reconoce. Con tantas manos de centralidad pierde identidad, pierde votos hacia la izquierda; el único margen por donde puede crecer.
 
5. Ciudadanos en Andalucía va a cambiar el paso.
 
6. El PSOE en el Congreso de los Diputados sólo puede votar no.
 
7. La corrupción sí puntúa. Los ciudadanos ya castigaron al PP el 20D. El cambio estaba en manos de la izquierda; si no supo aprovecharla llegando a acuerdos, no es problema de los ciudadanos. La democracia cuando vota nunca se equivoca.
 
8. Los programas de caza los ven los cazadores. Hasta aquí todo correcto. Pues las tertulias, los programas de opinión, los ven quienes se dedican a ello. La opinión publicada no es la opinión pública. Los opinadores no pastorean; a su pesar, entretienen.
 
9. Un selfie no es un voto. Un abrazo, un beso, tampoco. Posiblemente un seguidor del Barsa pediría un selfie si se encuentra con Ronaldo en la cola del cine. Confundir celebridad con cariño es como pensar que la mirada postcoital se mantendrá un sábado tarde con tu pareja en el Ikea.
 
10. Los economistas no vieron la crisis. Hoy llenan platós con respuestas para salir de ella. Los politólogos, nadie sabía para que servían. Anoche confirmamos la idea. Ambos son máquina de entretenimiento narcotizante en platós y anaqueles de librerías.
 
11. El populismo en España es de derechas. La izquierda no es demagoga. La derecha lo es a toda máquina. Usa el miedo, el desasosiego como eje de su discurso, moviliza entorno a sí el voto populista. ¿En qué momento la izquierda admitió que el populismo juega en su equipo? ¿Desde cuándo es populista pedir solidaridad, justicia social o pagar impuestos con el fin de distribuir la riqueza? ¿Es populista Sanders, o lo es Trump?. La derecha es populista.
 
12. El rey Felipe VI ha ganado. No más dolores de cabeza. Una papeleta menos. Errejón tiene una oportunidad. Sánchez deja la serie 'Walking Dead' y es contratado por 'Salvados por la Campaña'. Rivera es Suarez pero se ha saltado en su biografía los capítulos de presidente. Ha pasado directamente a CDS.
 
13. El único enemigo del PP es el PSOE. El de CS es el PP. El de Unidos Podemos es el discurso pre-transición en blanco y negro. Y el del PSOE es siempre el mismo: el propio PSOE. No ha tenido enemigo mejor nunca.
 
14. Los líderes de "marketing político" no ganan. Las reglas han cambiado. Quienes han ganado, como Rajoy y Moreno Bonilla, ni destilan carisma, ni manejan un verbo fácil, ni tienen club de fans.
 
15. Es la hora de la política. No del titular. Hace falta gobernar con más argumentos y menos argumentarios. El PSOE ha ido desdibujando su identidad destiñéndose, y al elegir, los ciudadanos, prefieren el original a la copia. Allí donde gobierna debiera notarse que lo hace. Y Unidos Podemos, que ha escuchado a Ismael Serrano por encima de sus posibilidades, debería ampliar su banda sonora.
 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha