eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Carta de UGT Andalucía al futuro presidente o presidenta de la Junta

"Quiero desde aquí transmitir al futuro presidente o presidenta de la Junta que contará con nuestro apoyo, con el de toda UGT Andalucía, para poner en marcha éstas y otras medidas de recuperación económica. Pero esto no es un cheque en blanco, queremos realidades".

- PUBLICIDAD -
Carmen Castilla UGT Andalucía

Somos muchos los que trabajamos con la esperanza y la ilusión de que en estos próximos cuatro años los andaluces recuperemos nuestro derecho a un trabajo digno, a una vivienda digna, a una vida digna. Y en esa tarea, Presidente o Presidenta será fundamental su tarea.

Hemos vivido y seguimos inmersos en una de las épocas más duras de cuántas nos ha tocado vivir. Una dureza incuestionable por la intensidad del tsunami y por su duración. Por mucho que algunos digan, por mucho que intenten maquillar la realidad, lo cierto es que la pobreza sigue instalada en miles de hogares andaluces y, permítame que le diga, que estas familias ya han perdido toda expectativa de mejora.

Por eso, ahora que se les llena la boca con promesas de recuperación y de incentivación económica, es hora de demostrarlo. Nosotros sabemos cómo.

1.- En primer lugar, nuestra propuesta de recuperación pasa por la puesta en marcha de un verdadero y ambicioso Plan de Empleo con medidas de choque y de impulso de carácter urgente que permitan a corto plazo la creación de empleo estable y de calidad.

2.- Mejorar la calidad en el empleo creado por los Planes de Empleo llevados a cabo por parte de la Junta de Andalucía, dotándolos de mayor presupuesto económico y ampliando la duración, jornada, etc, de los contratos de los trabajadores. Con ello conseguiremos que las condiciones de contratación a través de empresas, entidades sin ánimo de lucro o ayuntamientos sean más beneficiosas para los trabajadores que lo que se ha conseguido hasta ahora.

3.- Fortalecer la inversión que se ha perdido desde el año 2012 en las Políticas Activas de Empleo y una revisión de los programas que conforman estas políticas.

4.- Potenciar una Negociación Colectiva Regional para garantizar las mismas condiciones laborales en el ámbito de nuestra Comunidad Autónoma y conseguir así dotarla de la eficacia perdida en estos últimos años debido a la Reforma Laboral. Fomentar, además, el SERCLA y el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, instrumentos al servicio de los trabajadores, para favorecer el buen funcionamiento de las relaciones laborales en las empresas andaluzas.

5.- Evitar el abuso de la figura del Decreto-Ley como norma para legislar por parte del Gobierno amparándose en casos de extraordinaria y urgente necesidad. No nos parece la mejor fórmula para conducir una política coherente y ordenada capaz de sacarnos de estos difíciles momentos ni por parte del Gobierno de la nación ni por nuestro propio Gobierno.

6.- Continuar en la profundizando y mejora de los cauces de participación de los agentes económicos y sociales más representativos de nuestra Comunidad. Y para ello Andalucía debe contar con una Ley de Participación Institucional, que por cierto, se trata de un mandato estatutario y que debe ser un compromiso en esta próxima Legislatura.

7.- Implantar un modelo de crecimiento económico sostenible enfocado a actividades con alto valor añadido. Un modelo que potencie la colaboración entre universidades e industrias y que fije una política clara de incentivos dirigidos especialmente a Pymes, autónomos y economía social. Apoyo a los sectores consolidados y estratégicos y a los que generan nuevos nichos de empleo así como aprovechar los recursos endógenos de base territorial como el patrimonio cultural, recursos mineros y la agroindustria.

8.- Desarrollo del Instituto Andaluz de Finanzas  que debe convertirse en una verdadera entidad financiera. Impulso, además de una vez por todas, de una Banca Pública en Andalucía.

9.- Reformar el sistema tributario equilibrando la participación entre rentas del capital y del trabajo. Fomento de la progresividad fiscal con la creación de nuevas figuras tributarias como el impuesto de grandes fortunas y la recuperación del impuesto sobre el patrimonio. Articular medidas de forma coordinada en Andalucía para actuar con contundencia en la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida.

10.- Revisión de la política energética andaluza apostando por incrementar el peso de las energías renovables, el uso y la eficiencia energética y la edificación y rehabilitación sostenible. Desarrollo del Plan Integral para la Construcción y Rehabilitación Sostenible de Andalucía.

11.- El impulso de programas que combinen formación y contratación dirigidos a personas que ya no cobran prestaciones por desempleo. Lograríamos con ello garantizar su cobertura social y la adquisición de competencias profesionales para que se puedan insertar en el mercado de trabajo con más facilidad.

12.- Adaptación de la normativa sobre incentivos a la contratación en Andalucía (la actual data del año 2005 y no se corresponde con la realidad actual). Permitiría así que las empresas andaluzas, independientemente de su tamaño, amorticen estas ayudas con la creación de puestos estables.

13.- Elaboración de una Ley de Formación Profesional para el Empleo en Andalucía.

14.- Prestar unos Servicios Públicos de calidad apostando por un modelo de Administración Pública eficaz, eficiente y de cercanía a la ciudadanía, algo que no es posible sin una regulación homogénea de las condiciones de trabajo del personal que lo presta.

15.- Implementar políticas dirigidas hacia una verdadera igualdad en el trabajo: todos los convenios colectivos que se aprueben deben contener medidas laborales de igualdad entre mujeres y hombres; las empresas y administraciones de más de 250 personas están obligadas por ley a realizar Planes de Igualdad y exigimos, además, que esa aplicación se traslade también a las empresas de menos de 250 trabajadores y trabajadoras. Y la primera empresa que tiene que dar ejemplo es la propia Junta de Andalucía que, pese a tratarse de la que más gente contrata en nuestra Comunidad, a estas alturas carece de planes de igualdad.

16.- Revisión de la Ley de Atención a Personas con Discapacidad en Andalucía y que cuente con la dotación necesaria tanto de recursos económicos como materiales. Promover medidas efectivas que favorezcan la empleabilidad de las personas con discapacidad.

17.- Elaboración y aprobación de la Ley de Inclusión Social de Andalucía con la colaboración de los agentes económicos y sociales. Fomentar el establecimiento de planes integrales regionales dirigido a las personas en situación o en riesgo de exclusión social, para abordar todos aquellos factores que dificultan su inserción sociolaboral.

18.- Realización y elaboración de una Ley que regule la Renta básica para la Inclusión Social en Andalucía, donde se reconozca el acceso a la Renta Básica como un derecho subjetivo resultando exigible, que garantice una renta suficiente y mantenida durante el tiempo que perdure la situación de exclusión social, así como prestarles los apoyos necesarios para la inserción social y laboral de dichas personas.

19.- Garantizar el desarrollo de la Ley Reguladora del Derecho a la Vivienda en Andalucía, especialmente en lo relativo a asegurar los límites de esfuerzo económico máximo (1/3 en caso de compra y ¼ para el alquiler) que los trabajadores andaluces deben soportar para hacer frente al pago de su vivienda.

20.- Apoyar la política de cooperación al desarrollo que ha sufrido en los últimos años un drástico descenso de recursos tanto humanos como económicos. Exigimos el desarrollo de un nuevo Plan Andaluz de Cooperación al Desarrollo.

Podría seguir enumerando medidas, tenemos muchas más que atañen a la juventud, la inmigración, colectivos de mujeres, de parados de larga duración… La lista de propuestas es larga pero absolutamente realista y capaz de sacar a Andalucía de una situación de crisis que dura ya demasiados años.

Quiero desde aquí transmitir al futuro presidente o presidenta de la Junta que contará con nuestro apoyo, con el de toda UGT Andalucía, para poner en marcha éstas y otras medidas de recuperación económica. Pero esto no es un cheque en blanco, queremos realidades. Estaremos vigilantes para que cumpla escrupulosamente las medidas con las que se presentó a las elecciones y en las que los andaluces hemos depositado nuestra confianza.

El tiempo de los titulares grandilocuentes ha terminado. Queremos medidas concretas, planes específicos, cuantías de dinero, números reales de empleos generados, inversiones, apuesta clara en las políticas activas de empleo, restitución de los derechos sociales perdidos… Si realmente el nuevo gobierno trabaja por y para los andaluces nos tendrá a su lado y contará con nuestro apoyo. Trabajando codo a codo. Si no es así, la desilusión se convertirá en combate. Nos encontrará en las calles de todas las provincias andaluzas peleando por los derechos de los trabajadores y de los ciudadanos andaluces.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha