eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

¿Qué hace un diseñador como yo en un sitio como éste?

- PUBLICIDAD -
Diseño de folletos del CSIC.

A priori, una entidad cómo el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) puede parecer el sitio menos indicado para que un publicista o diseñador gráfico desarrolle su profesión. Frases tan clásicas en publicidad como “lo quiero para antes de ayer” no parecen tener cabida en un organismo puntero en investigación y sin embargo, se escuchan habitualmente.

Bromas aparte, y ya que el mundo de la imagen se cuela en todas partes, el CSIC no podía ser menos y mi labor como diseñador gráfico es tan diversa y gratificante como podría serlo en una agencia de publicidad. Tareas tan cotidianas para nosotros, como la creación del logotipo de un proyecto, pueden llegar a suponer un auténtico quebradero de  cabeza para un investigador. Muchos de ellos se han liberado de un peso enorme (palabras textuales) al dejar en mis manos ese problema que les quitaba el sueño. No deja de ser curioso que algo así te lo diga alguien que es capaz de secuenciar el ADN de una rana.

Durante los diez años que llevo trabajando en el CSIC me he encontrado con todo tipo de trabajos en los que la ayuda de un diseñador ha sido más que bien recibida: portadas de tesis doctorales, maquetación de memorias y proyectos, señalética y cartelería para distintos centros de investigación, logotipos, ilustraciones para artículos en revistas científicas o para modelos de solicitud de patentes de invención, diseño de posters para congresos, libros divulgativos…  ¡Hasta packaging! Como las etiquetas y caja de aceites que realicé para el Instituto de la Grasa y que sirvieron como regalo institucional las pasadas navidades. También actividades multitudinarias que ponen a prueba tus nervios de acero, como la Feria de la Ciencia, en donde tienes que superar imprevistos de última hora, coordinar montadores, material y dar lo mejor de ti para que el stand quede atractivo y llamativo en una nave tan grande como una campo de fútbol.

Diseño folleto CSIC.

Sin embargo, la labor más creativa la desarrollo en el Museo Casa de la Ciencia de Sevilla. Aquí, junto a mis compañeros de comunicación Erika e Iván formamos una pequeña agencia. Ellos los copys y yo el creativo.

Además de intentar que el Museo tenga una imagen fresca y actual, con una señalética que facilite el tránsito de visitantes y que encuentren lo que buscan rápidamente, elaboramos multitud de piezas en soporte tanto digital como impreso. Por ejemplo, la agenda de actividades del museo, llena de fechas, horarios, textos…  hay que “ponerla bonita” como solemos decir.

Lonas, carteles de los talleres y conferencias que acogemos, folletos, mantenimiento de la web, planos, y por supuesto, exposiciones. Las exposiciones, ya sean temporales o permanentes ocupan gran parte del trabajo de diseño. Desde el diseño espacial hasta el gráfico, todo tiene que encajar y tener un sentido museográfico para que el visitante no pierda detalle y salga del museo queriendo volver.

Hemos tenido exposiciones sencillas, basadas en paneles expositivos y vitrinas y exposiciones muy complejas, con multitud de elementos interactivos o con cientos de piezas de colección. Por poner un ejemplo, en la exposición de malacología, ubicada en la planta baja del Museo, hubo que exponer con sentido científico-expositivo, orden estético y en vertical 170 piezas delicadísima. Un trabajo minucioso que puso a prueba nuestra paciencia durante los días que duró el montaje.

Diseño aceite.

Haría falta más gente como yo en sitios como éste. Una institución tiene que cuidar su imagen porque, lo quiera o no, vende a través de ella. Vende a los posibles patrocinadores de actividades, a los inversores de I+D+I, a los medios de comunicación, a las agencias evaluadoras y, por supuesto, a la sociedad. A esa sociedad a la que necesita para seguir funcionando pues paga con sus impuestos su funcionamiento y actividad. Por eso, hago aquí un manifiesto en contra de los logotipos pixelados, los ataques a la estética de Pantone y a esos tipos de letra… ¡que deberían estar prohibidos por Real Decreto! El CSIC, las Universidades y, en general, la Administración Pública debe incorporar el Diseño como un elemento horizontal necesario en cada cosa que hace.

Una de mis series de televisión preferidas es Mad Men. En ella, el carismático protagonista, Don Draper, sienta cátedra con algunas de sus frases sobre la publicidad y la imagen. Una de ellas es “La publicidad se basa en una cosa: la felicidad”. Y yo soy feliz haciendo lo que hago donde estoy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha