eldiario.es

Menú

Pasaporte Andalucía Pasaporte Andalucía

Parque natural de Cabo de Gata: La joya del Mediterráneo

El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar es el primer Parque marítimo-terrestre de España.  Con una belleza sugerente, este parque de origen volcánico es el espacio de mayor superficie y relevancia ecológica de todo el Mar Mediterráneo Occidental europeo. A las 38.000 hectáreas de costa hay que sumar una franja marina de una milla de anchura (12.000 hectáreas), que convierten a este Parque en una de las joyas naturales para el turismo de Almería.

- PUBLICIDAD -
Parque Natural Cabo de Gata.

Un amaanecer (o un atardecer) pueden servir como bienvenida única y excepcional al Parque Natural Cabo de Gata.

Parque Natural Cabo de Gata.

Almería y, en concreto, su desierto de Tabernas y su costa, han sido escenarios de numerosas películas. En la playa de Mónsul se rodó una de las escenas de la famosa saga de Indiana Jones con Sean Connery. Más recientemente, Javier Cámara recorrió Cabo de Gata buscando a John Lenon en "Vivir es fácil con los ojos cerrados". Muchos de esos escenarios quedan recogidos en este recorrido por el Parque Natural y sus alrededores.

Parque Natural Cabo de Gata.

Una vez nos encontremos junto al faro de Cabo de Gata podremos decir que hemos estado donde termina el sur oriental de la Península, porque este faro, y el mirador de las Sirenas (justo a su lado), fueron construidos en el punto geográfico exacto donde se emplaza el cabo, ya conocido en época de griegos y fenicios y utilizado durante toda la historia como punto de referencia para navegantes.

Este lugar tan emblemático recibe miles de visitas cada año. Acercarse al atardecer es la mejor opción, pues se puede contemplar una de las puestas de sol más bellas del sur. El faro está cercano a la enorme playa de las Salinas y cuenta con otras pequeñas calas a su alrededor, por lo que es una buena opción completar la visita con un baño en sus aguas si la temperatura acompaña.

Parque Natural Cabo de Gata.

El arrecife de las Sirenas. Fascinante y misterioso es este accidente natural conformado por chimeneas volcánicas de apariencia rocosa que se encuentran al pie del faro del Cabo de Gata. Cuenta la leyenda que los marineros que solían pasar por la zona o embarcar y desembarcar en la misma, confundían los gritos de las focas monje que habitan el paraje costero con el llanto de las sirenas, por lo que acabaron denominándolo arrecife de las Sirenas. ¡Ay, Ulises!

Parque Natural Cabo de Gata.

El sol amanece y se esconde en esta zona por el mar, lo que nos permite disfrutar de unas luces maravillosas dos veces al día. No crean, es algo que ocurre en pocas playas.

Parque Natural Cabo de Gata.

Las aguas cristalinas de estas playas hace imprescindible que nos hagamos con una máscara de buceo, un tubo y unas aletas: una manera económica para pasar horas disfrutando del fondo marino sin ser grandes buceadores. Tan sólo sumergirnos un metro junto a la costa es suficiente para quedar apresado ante tanta belleza. Disfrute garantizado para grandes y pequeños.

Parque Natural Cabo de Gata.

Agua Amarga es uno de los pueblos más bellos del parque, un núcleo de población bastante pequeño cuyas colinas circundantes están salpicadas por casitas blancas de esmerada arquitectura.

Parque Natural Cabo de Gata.

La única forma de llegar a la Cala San Pedro es andando, en bicicleta o por mar. Si no queremos andar, la opción es alquilar en Las Negras una embarcación que, por 10 o 12 euros nos llevará por mar hasta la playa. En bici es un paseo muy agradable y sin gran dificultad.

La cala es un excelente lugar para el baño y la práctica del naturismo, Cuenta con una comunidad de personas que vive allí todo el año y que han construido sus hogares con materiales de la zona, viviendo en armonía con el entorno. 

Una de las singularidades de esta cala es que tiene vegetación y una fuente natural de agua potable, elementos que han permitido vivir a sus habitantes en cierto aislamiento. En la misma cala podemos visitar las ruinas del Castillo de San Pedro, con una torre del siglo XVI.

Parque Natural Cabo de Gata.

La Isleta del Moro es un pequeño núcleo urbano que está prácticamente rodeado por el mar, por lo que en casi cualquier punto podemos encontrar una cala donde tomar un baño. La playa más grande se llama Playa del Peñón Blanco. Es una playa de 400 metros de longitud formada por arena fina y una gran calidad de agua para el baño.

Parque Natural Cabo de Gata.

Almadraba de Monteleva: Es un pequeño poblado pesquero y salinero en torno a la playa de su nombre, aunque ya son pocos los que hoy mantienen en marcha todo el proceso salinero. El origen de la explotación salinera puede remontarse al periodo fenicio o cartaginés, existiendo evidencias arqueológicas de que en periodo romano había una industria de salazón. Un magnífico lugar para la observación de aves.

Parque Natural Cabo de Gata.

No es que haya habido un "escape de gas". En estas playas es habitual, debido su tranquilidad, encontrarse personas meditando, practicando yoga o meditación. El entorno incita a ello.

Parque Natural Cabo de Gata.

Alejarse de la costa y adentrarse en el parque es otra opción fascinante. El paisaje es sobrecogedor y de una calma sosegante. La bicicleta o el senderismo son las mejores opciones. ¡Importante! Lleven agua.

Parque Natural Cabo de Gata.

Raíles en el arrecife de las sirenas que todavía hoy en día usan los marineros para botar sus barcas a la mar. Gran pericia la de estos pescadores para adentrarse en el Mediterráneo en tan angosto lugar.

Parque Natural Cabo de Gata.

San José, fundado para proteger la bahía de los Genoveses. Fondeadero muy usado por los piratas, es hoy la punta de lanza de una de las pocas zonas vírgenes que quedan en Europa. Cuenta con una amplia oferta en restaurantes y hoteles, así como centros para la práctica de deportes al aire libre (rutas en bicicletas, senderismo, rutas a caballo, kayak) o bajo el agua, pues cuenta con un club de buceo.

Parque Natural Cabo de Gata.

Las Negras es un hermoso rincón de espectacular geología y ambiente pesquero. Al final de su bahía se encuentra el Cerro Negro, una impresionante formación rocosa con aspecto de lengua de lava. El núcleo urbano de Las Negras está formado por un grupo de casas sencillas, blancas, y algunas instalaciones hoteleras al lado del mar; ideal para el descanso y la tranquilidad que se respirar en este regalo de la naturaleza.

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha