eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ana García D'Atri

Editora. Diputada socialista en la Asamblea de Madrid. Ha sido concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid y portavoz de las Artes, Turismo y Deportes.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 76

¿Dónde miran los chavales que no van a clase?

La peste, Albert Camus

Seguir leyendo »

Lorca muerto, Lorca asesinado

''Yo denuncio a toda la gente  que ignora a la otra mitad''

Federico García Lorca

Seguir leyendo »

La gran evasión

Ciento dos metros tenía el túnel con el que logró escapar el preso Paul Royle de un campo de concentración nazi que todos conocimos gracias a la recreación de 'La Gran Evasión'. Todavía sentimos inquietud al volver a ver a ese grupo de presos sacar puñado a puñado de tierra de su túnel excavado con las manos y distraerlo entre la tierra de un huerto en el patio, a la vista de los nazis. Más fácil lo tuvo Baltasar Santos que durante diez años y a la vista de todos sacó tres kilómetros del subsuelo de Navalcarnero con unas galerías más propias de tiempos de los romanos.

La Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid dice tiene por objeto la protección, conservación, investigación, difusión y enriquecimiento del patrimonio histórico ubicado en el territorio de la Comunidad de Madrid.

Seguir leyendo »

Cristina Cifuentes busca papel con Woody Allen

Ayer fue un día especial para la cultura en la Comunidad de Madrid. Ayer, a la una de la tarde, mientras los cuatro grupos políticos representados en la Asamblea de Madrid veíamos con el colectivo Queremos entrar y la asociación La Noche en Vivo la redacción definitiva de su propuesta para que los menores puedan asistir a actuaciones en vivo en locales, en ese preciso momento en que trabajábamos sobre la redacción de una Proposición de Ley de los cuatro grupos políticos, uno de los jóvenes presentes nos mostró en el móvil un titular con un sujeto: Cifuentes y un predicado: lo que estábamos redactando como si estuviera cerrado y fuera idea propia. La noticia nos dejó como cuando vimos a Benigni responder  qué había desayunado esa mañana en la película A Roma con amor, del genio Woody Allen.

Cifuentes se saltaba así ayer los acuerdos de todos los grupos políticos que habíamos quedado en llevar una Proposición de Ley  muy sencilla para que los menores de 16 años puedan asistir a actuaciones en directo acompañados de sus padres o tutores y los de 16 a 18 años, puedan asistir solos siempre que no consuman alcohol y el tiempo de duración de las actuaciones.  Cifuentes se atribuyó algo tan sencillo que su partido político no ha hecho en veinte años, ni siquiera cuando ella estaba en el área de Cultura. Porque hasta que se apruebe la Proposición de Ley, la entrada de menores está prohibida en esta comunidad y no en otras, que ya lo han regulado para facilitarles iniciarse en la música y otras artes escénicas.

Seguir leyendo »

Bajo la mirada nunca vista de Carmen Balcells

"En los ojos de la gente puede verse lo que verán, no lo que han visto", decía Novecento en la novela de Alessandro Baricco.

En los ojos de sus autores se veía la libertad, la confianza, la tranquilidad, el convencimiento de que escribir era su destino. En sus miradas veía lo que me gustaría ser, lo que ella era: el horizonte que les poporcionaba, la certeza en la salida y la puesta de sol mientras las letras se tachaban o se levantaban sobre las tachaduras.

Seguir leyendo »

El tiempo del encuentro: la Feria del Libro

La Feria del Libro ya nos aloja en Madrid. Ha llegado el tiempo del susurro, la confidencia, la escucha; el tiempo del encuentro con uno mismo y con los otros. El encuentro y el reencuentro.

¿Puede haber algún confesionario mejor que la caseta de un librero, con autor y páginas por explorar, por redescubrir, por caminar con otros?

Seguir leyendo »

A vueltas con los huesos de Cervantes

En estos días que huelen al fin de una legislatura, en estos días de febrero en los que el sol se anima a calentar los cuerpos que pasean la ciudad, el convento de las Trinitarias vive un hecho insólito en su Historia. Científicos españoles e internacionales buscan en su cripta las distintas capas de enterramientos con el objetivo de encontrar a Cervantes.

Cervantes puede terminar siendo una quimera, no su vida, no su obra, no el ejemplo de caracteres humanos que nos dejó con el Quijote, pero sí la quimera de sus huesos que, reducidos, va a ser muy difícil encontrar.

Seguir leyendo »

¿Qué leen los políticos?

Después de tres años de tratarlos me levanto preguntándome si los políticos leen algo más que los titulares que les afectan directamente en los medios de comunicación. ¿Leen? ¿Han vuelto a leer a Platón? ¿Leen a nuestros autores?  La literatura contemporánea les grita pero no abren su portada. Faltan chinchetas para clavar en sus paredes el grito de la literatura que sangra por sus páginas, las de nuestra vida.

Las novelas de nuestros días están plagadas de mensajes dirigidos a corregir la acción política errónea: me sorprendió Vicent, cuando entre sus páginas contaba la boda de la hija de Aznar y Botella en tono de parodia; me reí sin poder evitarlo aunque también la había leído en la novela de Boris Izaguirre. En ambos casos, la visión era muy crítica, mordaz, y los dos dibujaban la exageración, la ostentación, la desvergüeñza de quienes ejercían el poder y su círculo de empresarios y obtenedores más que conseguidores. No era un momento en el que los medios hablaran de corrupción pero sí las novelas.

Seguir leyendo »

Brigadas Internacionales

"Estas son las últimas cosas –escribía ella–. Desaparecen una a una y no vuelven nunca más. Puedo hablarte de las que yo he visto, de las que ya no existen; pero dudo que haya tiempo para ello. Ahora todo ocurre tan rápidamente que no puedo seguir el ritmo. No espero que me entiendas. Tú no has visto nada de esto y, aunque lo intentaras, jamás podías imaginártelo".

Paul Auster, El país de las últimas cosas, 1987, describiendo la Ciudad de la Destrucción.

Seguir leyendo »

A Vargas Llosa

El próximo lunes celebraremos la inauguración de la biblioteca municipal que llevará el nombre de Vargas Llosa, un honor para todos los madrileños y para los vecinos de Malasaña. Llevamos en el recuerdo la rebelión de sus cachorros; en la piel, la sensualidad de algunas de sus páginas y en la acción, el antiejemplo de sus tiranos.

Vargas Llosa nos ha formado, nos sigue formando, con su uso exacto del lenguaje, con la belleza de sus palabras, con el atrevimiento de muchas de sus propuestas literarias. Hace años que Vargas Llosa vive en las casas de todos cuantos compartimos la lengua española. Años, generaciones. Y todo homenaje se queda corto para quien tiene el mayor de los homenajes en la Literatura: el Premio Nobel.

Seguir leyendo »