eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carmela Negrete

Periodista, entre otras cosas. Escribe para eldiario.es desde Berlín y desde abajo (mide 1,63). En Alemania narra algo de la actualidad española sobre todo en los diarios junge Welt y neues Deutschland. Especialista en precariedades varias.

Alemania estrena un documental sobre la mafia de los bebés robados en el franquismo

"Es uno de los mayores escándalos de la historia moderna europea: durante la dictadura de Franco incontables bebés de los adversarios políticos fueron adoptados por la fuerza". Así de claro y directo se anuncia el documental producido por Soilfilms en cooperación con la televisión pública de Baviera (Bayerischer Rundfunk) y el canal franco-alemán ARTE.

El viernes 7 de abril se estrena en los cines alemanes, con el título La herencia de Franco: los bebés robados en España(Francos Erbe - Spaniens geraubte Kinder, en alemán). "Lo que comenzó como una acción de limpieza política se convirtió en un lucrativo negocio", afirma la sinopsis de la película.

Seguir leyendo »

Pablo Iglesias e Irene Montero defienden en Berlín a los emigrados españoles excluidos por Sanidad

En el último momento Pablo Iglesias e Irene Montero decidieron ir a Berlín a manifestarse junto al círculo de Podemos en la capital alemana. En una mañana soleada, frente a la Puerta de Brandenburgo aparece una pancarta de Podemos y la reproducción de una tarjeta sanitaria europea de tamaño gigante. A dos pasos de allí, un acto para festejar Europa en lo que ha sido una metáfora del estado de la UE. Mientras unos celebran la apertura de fronteras, un grupo de españoles se reunía para denunciar la falta de cobertura médica de los emigrantes españoles en Alemania.

"Es una vergüenza que nuestro gobierno maltrate de esta manera a los exiliados españoles que están en muchos países de Europa y no tienen acceso a una cobertura sanitaria a la que sí tienen derecho", declaraba Pablo Iglesias, el líder de Podemos, llegado junto a la portavoz parlamentaria de la formación, Irene Montero. "He visto a muchos profesionales de la enfermería que han venido aquí a trabajar después de haber sido formados en nuestro país, donde no pueden trabajar ahora porque se están degradando los servicios públicos y la sanidad", añadía. "Son gente muy preparada a la que ha costado mucho esfuerzo formarse para que ahora la trama mafiosa que sigue mandando en nuestro país les expulse y se permita además quitarle la tarjeta sanitaria".

Seguir leyendo »

La ola de odio ultra sigue su curso en Alemania

El aumento de la violencia de la extrema derecha durante 2015 y 2016 recuerda a las olas racistas de los 90 tras la reunificación. La división de la sociedad alemana es cada vez más patente. Mientras decenas de miles de alemanes trabajan como voluntarios para ayudar a los refugiados, la extrema derecha ha aumentado el número y la dureza de los ataques tanto verbales como físicos, no solo contra solicitantes de asilo, sino también contra políticas, sindicalistas o activistas de izquierdas.

Lo cuenta la periodista de investigación Andrea Röpke en su libro El anuario de la violencia de derechas (2017 Jahrbuch rechte Gewalt, en alemán) que acaba de publicar la editorial Knaur. No solo hace un buen análisis de esta situación, hablando de cómo la idea del neonazi con cabeza rapada ya casi no existe y de cómo muchas de las ideas extremistas están llegando al centro de la sociedad. La mitad del libro es un listado de ataques concretos.

Seguir leyendo »

Ser arrendatario y casero al mismo tiempo

En la casa más antigua del barrio berlinés de Wedding, en el número 57 de la calle Koloniestraße, viven hoy 12 adultos y cinco niños.  “Cuando propusimos el proyecto nos tacharon de locos”, explica uno de sus habitantes, el filósofo Martin Hagemeier. El edificio estaba abandonado, pero no se podía derrumbar porque está protegido por la ley alemana de monumentos. En 1782 ya se mudaron los primeros colonos aquí y en 1870 se estableció un taller en el que fabricaban adhesivo.

Desde 2010 es una singular casa compartida con el nombre de PinkePanke, compuesta de tres edificios y un enorme jardín. En la mayor de las construcciones duermen y se asean las familias que aquí viven y que son propietarias y arrendatarias al mismo tiempo. En el edificio más pequeño comparten una gran cocina, una sala para hacer deporte y un salón de estar. El concepto de vivienda lo desarrollaron ellos mismos con unos arquitectos y el llamado Sindicato de Casas de Alquiler.

Seguir leyendo »

Ellas lucharon por la democracia en España

Mujeres que estuvieron luchando en la guerra, que apoyaron a la República con su trabajo como médicas, enfermeras o periodistas. Mujeres que dentro y fuera del país se opusieron al golpe de estado de Franco. Mujeres que después de la guerra fueron condenadas a penas de cárcel o a la pena de muerte por haberse rebelado. Y otras que tras la guerra fueron deportadas a campos de concentración alemanes. También aquellas que una vez acaba la dictadura fundaron la asociación Las mujeres del 36 (Dones del 36 en catalán). Todas esas mujeres aparecen en un listado simbólico pero abundante recogido por dos hermanas alemanas cuyo padre, checo de ascendencia alemana, luchó como voluntario en España en la batalla del Jarama y en la de Pozoblanco. A diferencia de otros muchos brigadistas o voluntarios, permaneció hasta el final de la contienda.

En ese contexto, “en una familia antifascista”, como explica Anita Kochnowski, crecieron ella y su hermana Ingrid Schiborowski, que se han pasado los últimos ocho años recabando información sobre las grandes olvidadas de la guerra civil española. Incluso cuando se habla de las brigadas internacionales compuestas por voluntarios de mas de 50 países que llegaron a luchar codo a codo con el gobierno legítimo de la República contra los sublevados, la historiografía tiende a recordar a los hombres. Más de 3.300 mujeres ven de este modo honrada su memoria. Casi un tercio de las mismas son brigadistas internacionales, muchas de ellas alemanas. Una de las indudables aportaciones de esta voluminosa recopilación es el valor de dar a conocer al lector alemán la vida de muchas mujeres valientes y comprometidas que, de otro modo, caerían en el olvido y que, sobre todo, son en la mayoría de los casos completas desconocidas.

Seguir leyendo »

El partido neonazi NPD seguirá siendo legal en Alemania

Los estados federados alemanes habían solicitado a través de su Consejo Federal (Bundesrat) la prohibición del partido neonazi NPD. El Tribunal Constitucional ha emitido una sentencia esperada desde hace décadas, con un resultado inesperado: aunque reconocen en el texto que el partido persigue una subversión del orden constitucional, el hecho de que sea "débil" e "insignificante" –valora– hace que no suponga un peligro real para el país.

Los ministros de Interior pedían al Constitucional que prohibiese la formación ultra porque consideran que es anticonstitucional, peligrosa y por dedicarse a "propagar el miedo". Habían presentado para ello unas 400 páginas con citas, videos y otras pruebas para mostrar que el partido es xenófobo, racista y antisemita.

Seguir leyendo »

El secretario de Estado de Vivienda de Berlín, despedido por su pasado comunista

Era la esperanza de La Izquierda (Die Linke) para luchar contra la especulación inmobiliaria en Berlín. El sociólogo y profesor de la Universidad Humboldt de Berlín, Andrej Holm, era la persona más adecuada para el puesto de secretario de Estado de Vivienda, pensaban activistas antigentrificación y personalidades en el espectro de la izquierda.

Después de que en la capital alemana se formase un Gobierno de coalición hace tan solo cinco semanas, en el que están representados socialdemócratas del SPD, Los Verdes (Die Grüne) y La Izquierda (Die Linke), el despido de Andrej Holm supone un claro mensaje tranquilizador para el sector inmobiliario de la capital alemana.

Seguir leyendo »

Controles policiales indiscriminados en Colonia para evitar los asaltos del año pasado

Alemania ha empezado el 2017 con un encendido debate sobre racismo, que refleja la situación del país ante sus futuros retos. Por un lado, las elecciones que tendrán lugar a fin de año y en las que la extrema derecha de Alternativa por Alemania (AfD) se espera que llegue al Parlamento. Ello, unido al aumento de los ataques neonazis, cuyo número no para de aumentar desde hace meses. Por otro lado, están los problemas de integración de los cientos de miles de refugiados llegados en 2015. Por último, el problema del terrorismo yihadista y la seguridad del país. 

La polémica comenzó el domingo en las redes sociales con una dura crítica a la actuación de la policía en Colonia. Muchas personas acusaron al cuerpo de seguridad de racismo. El motivo es que la policía renana llevó a cabo controles la pasada Nochevieja en la plaza de la Catedral en base al origen "a primera vista". Quien a su juicio parecía proceder del norte de África era sospechoso. Más de 1.000 personas fueron controladas de este modo.

Seguir leyendo »

Vuelvo a casa por Navidad y ya no sabemos nada

Vuelvo a casa por Navidad y no me entero de nada. Ya no soy residente habitual en el país. Mi hijo tiene un seguro médico alemán y como soy así de previsora, se me ha olvidado la tarjeta sanitaria justo encima de la mesa, lista para meterla en nuestro equipaje. Lleva tres días con fiebre. Vamos al médico.

En las urgencias esperamos casi cuatro horas porque los centros de salud vecinos han sido cerrados. No entendemos porqué, pero en el pueblo el sistema funciona por "la vez", es decir, por orden de llegada. En urgencias debería ser el personal médico quien decida qué personas entran antes y cuáles después, dependiendo de la edad, la enfermedad, el estado de salud. Pero a no ser que alguien venga con la cabeza debajo del brazo, nada. Junto a nosotros, todavía peor, espera un bebé de varios meses. Damos por hecho que el sistema simplemente ayuda a mantener la paz social y evitar agresiones. Es nuestro turno.

Seguir leyendo »

La hora del duelo en Berlín

Frente a la Iglesia Memorial Kaiser Guillermo muchos berlineses se han acercado a dejar flores y a encender velas por la memoria de los fallecidos y los heridos en un lugar quedado marcado por la tragedia. El candidato de Die Linke al Ayuntamiento de Berlín, ahora senador de Cultura Klaus Lederer, ha pasado también por aquí, como acostumbra, sin escoltas. A diferencia de otros políticos que se han apresurado a hacer declaraciones, Lederer ha preferido no comentar los incidentes. "Hoy no es día para hacer declaraciones, gracias", ha dicho de forma escueta.

Frente a él, una mujer llora mientras habla con un periodista de la cadena 1 rusa. Habla en ruso muy rápido y las lágrimas ruedan por sus mejillas. La escena contrasta de forma dramática con lo que ocurre a su alrededor. Las personas llegan con la cara apesadumbrada, pero nadie llora, grita o expresa demasiado sus sentimientos. Todo está muy tranquilo y silencioso. También el interior de la iglesia, en las que las personas entran a dejar flores y en la que en unos momentos (a las ocho de la tarde) se celebrará una misa por la memoria de las víctimas.

Seguir leyendo »