eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jesús Cintora

Periodista, escritor, conferenciante. Presentador de televisión y radio. En Cuatro, de espacios como Cintora a pie de calle, Las Mañanas de Cuatro, En la caja y The Wall. En la SER, de programas como Hoy por Hoy, donde fue coordinador del espacio informativo con Iñaki Gabilondo, Hora 14 y Hora 25 fin de semana. También ha sido analista político en RTVE (El debate de la 1, La noche en 24 horas) o Telecinco (El gran debate, El programa de Ana Rosa). Ha escrito el libro La hora de la verdad (Espasa) y ha sido profesor asociado en la Universidad Carlos III de Madrid.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3585

La gallina Turuleca

Lo cantaban los Payasos de la Tele: "Yo conozco a una vecina, que ha comprado una gallina, que parece una sardina enlatada. Tiene las patas de alambre, porque pasa mucha hambre y la pobre está todita desplumada". Buena parte de lo que estamos viendo este verano con el modelo turístico, algunas protestas vecinales y movilizaciones de trabajadores, como los de El Prat, muestra que el turismo no puede ser ni la gallina de los huevos de oro, ni la Turuleca que deba poner dos al día echándole la mitad de pienso.

Los pingües beneficios empresariales deben ir acompañados de sueldos razonables para los empleados y de una ordenación sostenible del turismo, que no pasa por simplificar como "turismofobia" o llamar "radicales" a todos aquellos que pidan algo de sentido común. La gallina Turuleca no va a poner uno, dos, tres y así sucesivamente, sin acabar "loca de verdad", como rezaba la canción.

Seguir leyendo »

Agujeros negros

Mientras el pueblo venezolano sufre la pobreza en aumento y a ti te llenan la cabeza sobre los culpables y las luchas de poder, hay quien está haciendo negocios. El país con las mayores reservas de petróleo del mundo no es moco de pavo. Que el nombre del presunto cerebro financiero de la trama Gürtel, el español Ramón Blanco Balín, haya aparecido entre los que se mueven para sacar su parte del oro negro venezolano no es casualidad. Es otra historia de los que pescan en río revuelto. O de tiburones. De peces grandes que se comen al chico.

La historia de Blanco Balín, otro de los grandes amigos de Aznar, no tiene desperdicio. En otro país, seguramente estaría en la cárcel. Aquí, reaparece ahora en una sociedad autorizada por las autoridades venezolanas para explotar uno de los yacimientos petrolíferos más extensos del planeta, en la Franja del Orinoco. Según ha publicado El Mundo, el Tribunal Supremo venezolano aprueba una empresa mixta entre la estatal Petróleos de Venezuela y una sociedad domiciliada en Amsterdam, cuyo representante es el presunto blanqueador de Gürtel.

Seguir leyendo »

Otro escándalo bancario

En España aún pagamos un rescate bancario que nuestros gobernantes dijeron que no existió. Hay decenas de miles de millones de euros perdidos. La población ha sufrido recortes para ajustar las cuentas. Por el contrario, no ha habido una respuesta ni política, ni judicial, consecuente con lo ocurrido. Los que hundieron las cajas se van prácticamente de rositas. Prestemos atención al reciente caso de "don Julio", antes "Julito", que es buen ejemplo de lo que pasa.

Entre Venezuela y el "procés" catalán, dejen un hueco para Julio Fernández Gayoso. Pionero entre los escasos directivos de banca que pisaban la cárcel tras estallar la burbuja inmobiliaria, ahora lo sacan de prisión habiendo cumplido seis meses de sus dos años de condena. Es preciso recordar a los muchos preferentistas engañados por su entidad o los 9.000 millones de dinero público que pusimos para el rescate de las cajas gallegas. Al menos 8.000 millones ya se dan por perdidos. ¿Los han pagado don Julio y los demás? No.

Seguir leyendo »

No es pertinente

"No es pertinente", repetía con afán el señor juez, cortando constantemente preguntas delicadas para Mariano Rajoy. "No es pertinente", sonaba en la sala machaconamente, como ese martillo que destruye pruebas en forma de ordenador. "No es pertinente", cabe pensar, el privilegio del testigo Rajoy sentado junto al tribunal y no enfrente. "No es pertinente" que "si la justicia es igual para todos", el trato de favor cantase infinitamente más que el testigo. Que no dijo gran cosa, como era de esperar.

He aquí otra preocupante evidencia. Una gran parte de la sociedad ya daba por hecho que, ni el presidente contaría mucho, ni el sistema judicial funciona con igualdad. A partir de aquí, con la situación controlada, Rajoy jugaba en casa y hasta se permitió mofarse de los abogados de la acusación. A uno le dijo que su razonamiento no parecía brillante y a otro que su capacidad de comprensión estaba en duda.

Seguir leyendo »

Elpidio y Blesa

Sonó la voz de Elpidio Silva al otro lado de mi teléfono y compartimos la noticia de la muerte de Miguel Blesa de un disparo. No sentí rencor en esa llamada. Con el juez apartado de su carrera tras meter al banquero en la cárcel comentamos que era el momento de respetar a la familia. Ellos deben tener su momento de duelo. Aunque sea el que no tuvieron los familiares de muchos preferentistas que murieron sin recuperar sus ahorros.

Elpidio recordó conmigo a ese Blesa muerto de miedo. Al acusado que se agarraba fuertemente al asiento cuando temía que el juez lo enviara a prisión. Fue entonces cuando Silva vio ante él a alguien que se había creído el más grande, pero quedaba reducido prácticamente a la nada. Tanto para esto. El estirado cazador se encogía, porque deseaba escapar y no haber estado nunca allí.

Seguir leyendo »

¿Dónde vas? Venezuela traigo

Nervios. En el Gobierno y en el PP hay máxima incertidumbre. En menos de quince días, Mariano Rajoy se convertirá en el primer presidente de España en ejercicio que declara presencialmente ante la Justicia. Además, por un caso de corrupción que afecta de lleno a su trayectoria y al partido que nos gobierna. Todo indica que la imagen dará la vuelta al mundo. Es posible que un importante sector de la sociedad española ya esté curado de espanto, pero para otros y, sobre todo, fuera de nuestras fronteras, el mal trago puede ser demoledor.

Sentado como testigo, Rajoy no podrá decir "y ya tal". Tampoco podrá tirar de Venezuela, ETA o Cataluña para desviar la atención. Son asuntos a los que el PP se agarra como a un clavo ardiendo en estas semanas previas, pero al juez no pueden darle la cambiada con Miguel Ángel Blanco, Maduro o Puigdemont. No habrá llamamiento al Ejército de Cospedal, pancarta que descuelgue Carmena, ni Leopoldo López al que recurrir. Al presidente le preguntarán por la corrupción. Sus titubeos, supuestos olvidos o lapsus le pueden retratar.

Seguir leyendo »

Cuñadismos

Son días para andar con tiento. Según lo que digas del caso de Alsasua, podrán decirte que estás con ETA. Si no te unes a las tesis del Gobierno sobre Cataluña, puede que estés con los independentistas. Si señalas la precariedad laboral, será porque no te alegras de que baje el paro. Como si no hubiera término medio. Como si matizar la verdad oficial se debiera a que estás con los terroristas, quieres que los catalanes se independicen y que la crisis económica no termine nunca. Me moveré entre la amenaza de estar poseído por todos estos males o de soportar mil y un "cuñadismos".

Condeno la agresión de Alsasua. Me parece cobarde y brutal. Debe tener su correspondiente condena. Ahora bien, soy de los que considera desproporcionado que la Fiscalía pida penas de 50 o de 62 años de prisión. Fue una paliza miserable, pero semejantes solicitudes me parecen una exageración. Y estoy con los guardias civiles. En esto y, por cierto, también cuando investigan la corrupción. No me sumaré a los que parece que les apoyan más ahora por pedir más años de cárcel en este caso. Mejor sin que nos consideren filoetarras a los demás.

Seguir leyendo »

Golfos

Mientras se habla de la "recuperación económica", casi un tercio de los nuevos contratados dura menos de una semana en su puesto de trabajo. Casi la mitad, no llega a un mes. No vaya a ser que se acostumbren a vivir medianamente en condiciones. Por estas cosas jode tanto que se hable del final de la crisis o que el Gobierno diga que garantiza "la estabilidad". Que le expliquen al creciente precariado cómo se planifica así un proyecto de vida. Duele por esto y porque seguimos viendo miseria con todo lo que aquí se roba o se ha robado ya.

Prestemos atención a lo siguiente. Quizás porque estamos saturados de tanto golfo o porque a veces ponemos demasiado el foco en Madrid, la historia de Don José María, Alvarito y Bartolo está pasando un tanto desapercibida. Puede servir como botón de muestra en un traje que parece hecho a medida de los que se han aprovechado de lo de todos para medrar. José Mari fue instalador de cable,  Bartolo recogepelotas y a Alvarito le cambió la vida cuando, con 30 años, llegó a concejal del Partido Popular.

Seguir leyendo »

Amenaza populista

Populismo es un término que está de moda. Como diría mi abuela, es vender los duros a cuatro pesetas. Como dice Rajoy, es "una amenaza, porque hablamos de demagogia barata que solo sirve para mentir". Prometer hasta meter. Una suerte de truhanes y trileros. Atentos pues, porque una ola populista recorre España, donde la verdad parece que cada vez vale menos.

Me pregunto si no es populismo ganar las elecciones prometiendo no subir los impuestos, ni hacer amnistías fiscales, ni abaratar el despido, ni recortar la sanidad, ni la educación, ni dar dinero público a la banca, ni recortar las libertades, ni politizar la justicia, pero hacer justo lo contrario. Populismo debe ser algo parecido a insultar a la inteligencia cuando, como diría Rajoy, no se llama "al pan, pan, y al vino, vino".

Seguir leyendo »

El presi y el preso

Mariano Rajoy se salvó de la moción de censura. Casi al mismo tiempo que Francisco Granados terminaba de hacer el macuto para salir de la trena. Sin haber devuelto el dinero. Sin haber tirado de la manta, claro. Paco da otro ejemplo de supervivencia. Como Luis (sé fuerte). Como tantos otros. Las escenas simultáneas de Rajoy y Granados son un símbolo más de una época. Ahí sigue Mariano en el poder, salvando obstáculos, a pesar del sinfín de casos de corrupción. Aquí viene Paco, libre como un pájaro, para sumarse a todos los que huyen de la jaula y no devuelven ni una miaja de alpiste.

Aún puede Granados quedar hoy con Bárcenas, Rato, Blesa y demás colegas de chanchullos para comentar lo bueno que es el presi. Cómo sortea mociones con esa "ironía de genio" que le aplauden los palmeros. Cómo afirma, con tono solemne, que la corrupción es "muy mala" y que ha hecho leyes para que todos seamos más buenos. Lo demás son "chismes" y "habladurías". Algún otro coleguita seguirá moviendo hilos para remover a un juez, a un mando policial, se reunirá con algún ministro o preguntará qué hay de lo suyo. Todas son cosas que ocurren en este tiempo de "radicales" y "adanes" que vivimos.

Seguir leyendo »