eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Joaquín Sánchez, 'el cura de la PAH'

Sacerdote desde 1987. Miembro de la plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y de la Cumbre Social de Murcia. Realiza tareas de acompañamiento en la prisión, centro psiquiátrico y residencia de personas mayores. Escritor. Su frase favorita: nunca es tarde para amar y luchar, luchar y amar.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 105

Historia de una maleta

 

Un barco de salvamento se acerca a una zona de un naufragio, llega tarde por los impedimentos administrativos de Europa y el hostigamiento militar libio, acordado con la Unión Europea (UE). Se encuentra una maleta flotando agarrada por una persona sin vida. Era su maleta, es una maleta vieja y rota, asegurada por una cuerda. En su interior, pocas pertenencias: una fotografía de su hijo, de su familia, una pequeña poesía cuando se declaró porque era tímido y no supo hacerlo de otra manera. Tal vez una maleta llena de esperanza y de miedo a la misma vez. Una maleta que nunca pensó tener ¿para qué.

Seguir leyendo »

El efecto llamada: la política inhumana y corrupta

EL Ministro del Interior Zoido ha declarado que la acogida de refugiados e inmigrantes que huyen de la guerra, la violencia y la hambruna por parte de las ONGs provocan un efecto llamada. La acogida que atiende, la acogida humana, según dicho ministro, produce el aumento de refugiados e inmigrantes.

Ante la reacción de las ONGs y de partidos políticos se ha excusado y ha pedido perdón por sus "declaraciones desafortunadas"; creo que más que un arrepentimiento sincero y un cambio de pensamiento, se trata de seguir las recomendaciones de sus asesores para restaurar su imagen y salir bien parado de este lance.

Seguir leyendo »

¿Ha fracasado la humanidad?

Es una pregunta que late en el pensamiento de mucha gente a lo largo de nuestra historia y que nos hacemos hoy en día con mucha insistencia e, incluso, con mucho desasosiego porque experimentamos que detrás del abandono por la justicia y de la desesperanza está la respuesta ante la pregunta de si ¿ha fracasado la humanidad?. Y la respuesta es un sí sin vacilación, es un sí que lleva a vivir la vida con tristeza y encerrarse de una manera hermética en la familia, con los contados amigos y en el trabajo, con esa herida social que te produce cuando crees que no se puede hacer nada, cuando el fracaso se transforma en dejar de soñar y también en aconsejar a esas personas que quieren y que perseveran en ese otro mundo posible, necesario e imprescindible para la vida humana, que no se esfuercen más. Hubo una expresión que se me quedó grabada en el corazón de un amigo que me dijo “no seas tonto, deja de pelear y sálvate, no merece la pena luchar. Tenemos lo que nos merecemos y no podemos hacer nada, los ricos han ganado”.

Pero, a esta pregunta hay que añadirle el “para quién”; para la gente que concibe un mundo donde todos tengamos cabida, donde la diversidad, incluida la de género, sea respetada, donde los conflictos se resuelvan en la ONU vía diálogo y siempre bajo el objetivo de mantener la paz o, por lo menos, que no hablen las armas; donde las personas, en cualquier rincón del mundo, puedan vivir, no morir de hambre o subsistir miserablemente, y  vivir con dignidad; donde la economía sea un medio para que nuestra humanidad tenga “los colores del arcos iris”; donde la gente pueda permanecer en su tierra, en sus pueblos porque tienen la soberanía alimentaria y nadie les bombardea, destruyendo todo aquello que han conocido, vivido y sentido; donde la democracia es sinónimo de libertad, una libertad cuyo contenido es la sensibilidad, la dignidad, la conciencia, el respeto y el reconocimiento de los Derechos Humanos y la Carta de la Tierra... Para toda esa gente, esa buena gente honesta, con valores, la humanidad ha fracasado en términos amplios.

Seguir leyendo »

Soy extremista, radical y populista, ¿y qué?

En esta sociedad una persona neoliberal, ultraliberal y facha se sentirá muy contenta porque ha logrado tener una presencia pública, acciones y declaraciones sin ningún tipo de complejos, con un tono prepotente, soberbio, desafiante y provocador. Ha logrado que determinadas palabras puedan ser descalificadoras, como socialista, comunista o podemita.

Se sentirán contentos porque han logrado que gane la derecha pura y dura en Francia y la sociedad respire porque no ha ganado la extrema derecha. Nos quedamos a las puertas de extrema derecha y nos sentimos liberados cuando ha ganado el capitalismo salvaje de Macron. Se sentirán contentos porque han logrado que la izquierda se sienta acomplejada y muchos digan que renuncian al socialismo, que tiene grandes valores y ha aportado mucho a la humanidad, y que son socialdemócratas, eso sí, moderados.

Seguir leyendo »

Han encadenado nuestra libertad

Los poderes económicos, financieros, políticos, militares y religiosos han hecho que nuestra libertad haya sido encadenada, aunque tengamos la sensación de ser libres. La vivencia de la libertad es más  virtual que una realidad.

Hay una pregunta fundamental que nos podemos hacer: ¿en qué somos libres? Podemos responder que somos libres porque votamos cada cuatro años a un partido político, y es verdad, pero a ese partido que votamos no cumple su programa. Votamos libremente una opción que va a hacer lo contrario que ha prometido, coaccionado por los poderes fácticos y obligados a hacer leyes que favorezcan a los enriquecidos. Si no que se lo pregunten a los griegos, que han sido machacados hasta la saciedad como castigo público por intentar una quita en los intereses y ampliar unos años más para reducir su déficit. Además hicieron un referéndum para preguntar al pueblo; para los poderes instalados en Bruselas era imperdonable y fueron castigados doblemente a través de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y Banco Mundial).

Seguir leyendo »

¡Andá, si eran maricones!

¡Lo que es la vida! Estaba comiendo con unos amigos y pusieron el informativo con la noticia referente al asesinato del policía francés Xavier Jugelé en el atentado yihadista en los Campos Elíseos el pasado 21 de abril.

La gente de las mesas de alrededor expresaba su indignación, enfado y cabreo. Pedían justicia y mano dura, incluidos mensajes racistas, cuando apareció el discurso del marido del policía, Etienne Cardiles. De golpe se produjo un silencio lleno de desconcierto hasta que alguien pronunció la expresión: "¡Andá, si eran maricones!". Se le unieron otras como: "¡No te digo yo! Pufff, un policía maricón, lo que nos faltaba".

Seguir leyendo »

Por favor, retiren el crucifijo

Seguir leyendo »

Carta abierta a Wyoming de un sacerdote

Hola, amigo Wyoming

Soy Joaquín y soy sacerdote de la Iglesia Católica. Me dirijo a ti de esta manera porque siento un profundo respeto por los ideales que defiendes y proclamas abiertamente. De hecho, veo con frecuencia El Intermedio y he comprado uno de tus libros. Me siento identificado en gran parte por lo que expresas y aquello por lo que luchas. Lo haces, junto a Dani Mateo y el resto del equipo, desde el humor y te lo agradezco porque es una bocanada de aire fresco. 

Seguir leyendo »