eldiario.es

Focos

Xavier Martínez-Celorrio

Profesor de Sociología de la Educación, doctor en Sociología y licenciado en Antropología (Universidad de Barcelona). Asesor de la Colección de Estudios Sociales de la Fundación la Caixa (2007-08). Coordinador del Doctorado en Sociología de la UB (2004-06) e investigador de la Fundación CIREM (1990-1997). Acaba de publicar Crisi, trajectòries socials i educació (Fundació Jaume Bofill, 2012), Educación y movilidad social en España (Fundación Encuentro, 2012), Multilevel Governance and Social Cohesion: Bringing back Conflict and Citizenship Practices (Urban Studies, 2012) y Educació i mobilitat social a Catalunya (2010, 2 vols.). Investiga las desigualdades educativas, la movilidad y cierre social en las sociedades modernas, la era creativa y las políticas educativas y de cohesión social en el grupo CRIT-Creatividad, Innovación y Transformación Urbana de la UB. Analista de cuestiones sociales en El Periódico de Catalunya y otros medios.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 102

Educació i quarta revolució industrial

Seguir leyendo »

Educación y cuarta revolución industrial

La cuarta revolución industrial ya está aquí entre nosotros aunque no la percibamos. Avanza imparable en centros de investigación y desarrollo tecnológico bajo una fuerte competitividad por conquistar nuevas fronteras y límites sin tener en cuenta sus costes sociales y humanos. Diversos informes, algunos cuestionados como siempre, nos dicen que el 57% de los empleos de los países de la OCDE están en riesgo o son vulnerables ante la robotización y el desarrollo de la inteligencia artificial. Otro informe corporativo del banco Merril Lynch (los bancos siempre tienen torres Mordor que hacen de observatorios del porvenir), alerta que el 45% de los puestos de trabajo de fabricación en el sector industrial serán robotizados en los próximos 20 años, afectando a las fábricas asiáticas pero también a las europeas. 

Se estima que en cuatro años, los taxis de Japón serán robots y una parte importante de la logística se realizará con drones y camiones dirigidos sin conductor, prescindiendo gradualmente de miles de empleos humanos. Los recepcionistas de hotel o las cajeras de supermercado son ejemplos de los millones de empleos sustituibles por robots. Buena parte de los obreros de fabricación de la industria, de la venta en comercios, de las rutinas administrativas e, incluso, de ciertas rutinas expertas como la de analistas financieros, abogados y periodistas serán fácilmente prescindibles ante el avance de la robótica y la inteligencia artificial. 

Seguir leyendo »

El dilema d’avui: educar per rànquings o aprendre per projectes

Seguir leyendo »

El dilema de hoy: educar para rankings o aprender por proyectos

En el escenario educativo actual no predomina un único modelo pedagógico sino más bien una paleta de colores ( Basil Bernstein) o un mosaico móvil ( Andy Hargreaves) de prácticas y proyectos educativos. Y detrás de los proyectos, encontramos también identidades docentes en mosaico con colores definidos y otros difuminados, más o menos brillantes. No todo es ni blanco ni negro. Predomina un pluralismo pedagógico constituido por mestizajes que combinan aspectos tan tradicionales como innovadores en mixturas flotantes y variables.

Por ejemplo, en un instituto de secundaria cualquiera podemos encontrar mezclados el enfoque por competencias, los exámenes como principal forma de evaluación, el aprendizaje por proyectos o el agrupamiento por niveles de rendimiento (streaming). Todo a la vez y justificado con un discurso de escuela competitiva pero inclusiva, democrática pero profesional y otras dualidades desconcertantes. Las formas y estrategias tradicionales se combinan con nuevos enfoques más modernos en una pugna donde lo antiguo no acaba de morir (más bien queda reforzado) y lo nuevo no acaba de nacer, como diría Antonio Gramsci.

Seguir leyendo »

El model esgotat de secundària en l’escola conservadora pública i l’horitzó dels jesuïtes

Seguir leyendo »

El modelo agotado de secundaria en la escuela conservadora pública y el horizonte de los jesuitas

El modelo productivo capitalista de hoy está muy unido al modelo de consumo y fuerza a todos los agentes productivos a inventar nuevos productos y crear nuevas demandas de forma más rápida que los competidores. Gigantes como General Motors o Nokia han caído de sus pedestales imperiales, víctimas de una continua destrucción creadora ya advertida por Karl Marx o por Schumpeter. La innovación es la clave de la competitividad en un mundo global de contextos volátiles llenos de incertidumbre donde reina el corto plazo y el impacto emotivo y audiovisual. Así es la economía global del conocimiento donde viven el 90% de los científicos que ha habido a lo largo de la historia de la humanidad y que hacen duplicar el stock de conocimientos cada diez años en una espiral de innovación intensiva.

Contra el tiempo acelerado del mundo exterior, que funciona en base a la innovación y la creatividad continuadas, sólo hay dos grandes instituciones que se mantienen firmes en conservar los valores y referentes de la eternidad: las iglesias (en el terreno de la eternidad sagrada) y las escuelas (en el terreno de la eternidad burocrática). Nos interesa aquí cuestionar la rigidez conservadora del formato que conocemos como escuela y que sobrevive indemne a los cambios externos que han hecho cambiar todo el modelo de sociedad y de cultura en las últimas décadas.

Seguir leyendo »

Las becas ya eran excluyentes antes de Wert

Como en el fútbol, la equidad de un sistema educativo se ha de construir desde atrás armando una buena defensa preventiva (infantil y básicas obligatorias), después se ha de lograr una buena zona central para ampliar y diversificar opciones de juego (secundaria post-obligatoria) y, por último, la equidad se corona y apuntala con la delantera (etapa universitaria). Hay que pensar y poner el foco de atrás hacia adelante. De poco sirve un sistema “equitativo” sólo en becas universitarias cuando la selección del alumnado ya está hecha en la secundaria, etapa clave de bifurcación de itinerarios donde el origen social, económico y cultural sigue siendo determinante.

De nada sirven las retóricas de la equidad si antes no evaluamos cómo sirven las becas para prevenir el abandono temprano de la secundaria post-obligatoria. En el modelo español, las becas sirven más bien poco o nada, porque sigue una lógica excluyente. Los excluidos de beca suman 773.000 jóvenes que, sumados a los abandonos entre 16-24 años que sólo tienen la ESO como máximo nivel de estudios, alcanzan un total de 1.678.000 jóvenes que se detallan en la siguiente tabla.

Seguir leyendo »

Más cierre social con mayor igualdad educativa

La clase directiva y profesional experta suma el 22% de los adultos españoles y presenta una elevada herencia o reproducción de clase del 60%. Es decir, seis de cada diez padres directivos y profesionales logran que sus hijos se enclasen también como directivos y profesionales en España. Es uno de los resultados de nuestro estudio  “Educación y movilidad social en España” que nos encargó la Fundación Encuentro (2012). Un 60% de reproducción de clase viene a corroborar la tesis weberiana del cierre social por arriba (Parkin, 1979). Sobre todo si tenemos en cuenta que la media europea es del 49% de cierre clasista, poniendo en evidencia la mayor rigidez y herencia social por arriba del modelo español de estratificación. La desventaja en España de nacer como hijos de obreros en comparación con los países europeos se puede consultar aquí.

Entre los años noventa y el 2006 se consolida la era posindustrial y global con una economía terciaria y quinaria que consolida el cognitariado profesional como núcleo laboral hegemónico. El cognitariado es una de las múltiples expresiones que reciben las clases profesionales expertas en la era creativa, expresiones que han sido bien recopiladas por Richard Barbrook. Nuestra pregunta es si en la última década y media, ha aumentado o disminuido el cierre social entre la clase profesional experta. Para responderla haremos una comprobación cross-sectional de la movilidad de entrada a la clase profesional en España con datos de 1991 (Carabaña, 1999) y nuestros datos para la Fundación Encuentro que proceden de una encuesta del CIS (2006).

Seguir leyendo »

¿Podemos decidir la predistribución?

Soportamos seis años de la peor crisis de la historia contemporánea (2008-2014) que se alarga y agrava por las duras políticas de austeridad aplicadas. Nos dejan el peor escenario posible: más desigualdades, un paro desbocado y mayor empobrecimiento. Una cosa es salir de la recesión, otra es absorber los miles de parados recuperando la demanda interna y una tercera es resolver tanta desigualdad social incubada como la peor herencia sistémica. El aumento de las desigualdades sociales es el gran reto de la política moderna en la próxima década, no sólo por imperativo ético de justicia social sino también por el riesgo de convertirse en el principal obstáculo para el crecimiento y la recuperación económica.

Ante un ritmo de recuperación muy lento que tensará la conflictividad distributiva de los costes de la crisis, hay que afianzar y garantizar la red social básica pero a la vez hay que activar nuevas estrategias más ambiciosas. Contra el paro, el empobrecimiento y la devaluación social injusta, hay que responder con una combinación de políticas redistributivas (para actuar sobre los efectos) y políticas pre-distributivas (para actuar sobre las causas estructurales y prevenir la reproducción de las desigualdades). Este segundo enfoque es el paradigma de la "predistribución" que  ha sido propuesto por Jakob Hacker.

Seguir leyendo »

Excelencia distribuida o perdida: ¿qué empleos logran los estudiantes con muy buenas notas?

En España apenas existen encuestas y fuentes para poder correlacionar la excelencia académica y su recompensa profesional y salarial. Incluso el reciente informe PIACC de la OCDE (el PISA de adultos que mide competencias lectora y matemática) evita preguntar a los encuestados por sus buenas o malas notas académicas. Se ha perdido todo un filón de posibles hallazgos empíricos.

Según los recientes resultados de PIACC (2013), apenas un 5% de los adultos españoles logran puntuaciones de excelencia en las pruebas matemáticas. Sin embargo, conviene no confundir esa medición bajo pruebas estándar donde los más adultos siempre quedaran en desventaja ante los más jóvenes por el desuso o depreciación de competencias. Este fenómeno, a su vez, es independiente del nivel de esfuerzo y rendimiento académico que pudieran tener en su pasado escolar y por el cual no pregunta PIACC.

Seguir leyendo »