eldiario.es

Menú

Estos son los pasos que seguirá Ada Colau para decidir sobre el pacto municipal con el PSC

BComú decidirá el martes que viene en una reunión de su coordinadora la estrategia a seguir sobre su acuerdo de Gobierno con los socialistas

La división en el PSC respecto al 155 inquieta a la ejecutiva de Barcelona en Comú y también a sus bases, que deberán refrendar una posible ruptura

ERC busca un acuerdo entre los contrarios al 155 que sirva para echar a los socialistas de la alcaldía: "No pueden estar ni un minuto más en el Gobierno"

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Collboni: El PSC "se apunta al cambio" con un "buen acuerdo para Barcelona"

El 'pacto de ciudad' en Barcelona, removido por el posible apoyo del PSC al 155 EFE

Las aguas están revueltas en las filas del PSC por la aplicación del artículo 155. La  división entre los socialistas catalanes ya se ha cobrado algunas bajas, como la dimisión de Núria Parlon de la ejecutiva del PSOE, y algunos pactos en los ayuntamientos –donde reside la mayor fuerza socialista– se tambalean.

Es el caso de la capital catalana, Barcelona, donde el apoyo de forma oficial del PSC a las medidas del 155 inquieta a los regidores de Barcelona en Comú, y también a sus bases. Hasta el punto que  la formación de la alcaldesa Ada Colau abrirá un debate interno esta semana para decidir qué hacer en caso de que se acabe implementando dicho artículo, que –dice BComú– "machacaría el autogobierno". Y, sobretodo, en caso de que el PSC dé apoyo a la medida.

Todo apunta a que, al run run interno por el pacto de ciudad, Colau deberá sumar también la zozobra entre la oposición. ERC pretende un acuerdo entre los contrarios al 155 que sirva para echar al PSC de la alcaldía. "Ni un minuto más en el Gobierno, el PSC", han referido los republicanos en las últimas horas.

Si bien Colau y los socialistas han tenido rencillas desde el referéndum del 1-O, el apoyo de éstos al bloqueo de las instituciones catalanas que supondría el 155 supone "un paso más", destaca un miembro de la ejecutiva de Ada Colau. La aplicación del artículo es una línea roja, y gran parte del partido no está dispuesto a seguir mediando en casa con una formación que simpatice con ella. Por lo que el apoyo del PSC a dicha acción del Gobierno de Mariano Rajoy tendría "consecuencias".

Incluso la alcaldesa se ha posicionado en firme contra el 155 –y, a su vez, contra una declaración unilateral de independencia– y ha abocado por la "reflexión" en su organización si los socialistas dan apoyo al artículo.

Debate de la coordinadora este martes

Por ese motivo, la coordinadora de BComú –uno los órganos de decisión del partido de Colau, de unos 40 miembros– iniciará el martes que viene un debate en torno al 155 que podría desembocar también en una discusión sobre el pacto de Gobierno; parte de dicha coordinadora plantea aprovechar la coyuntura para revisar la ruptura del pacto. Otros miembros sostienen que, de producirse dicho debate, la propuesta de separación quedaría en conato. ¿Cuál es el motivo por el que una parte de la coordinadora no cree que prosperase un intento de ruptura?

Fuentes de BComú consultadas por este medio aseguran que el pacto de ciudad sigue siendo bueno para Barcelona, algo que la alcaldesa también ha destacado en las últimas horas. "El pacto con el PSC funciona bien y haré lo posible para defender dicho pacto y ampliarlo y para trabajar de la mano del PSC y para que no dé apoyo al 155", dijo Colau en TV3.

Sea como sea, antes de cualquier escisión del Gobierno local, serían las bases las que deban refrendar la decisión. Los 10.000 inscritos que ya  votaron a favor del pacto con socialistas en mayo de 2016 deberían dar apoyo, vía votación electrónica, a una propuesta surgida de la coordinadora. El propio proceso de participación de BComú haría que una decisión sobre el pacto no fuese "ni rápido ni inminente".

El PSC y los puentes, ERC y las voladuras

Por su parte, los socialistas insisten en que no están por romper el pacto. "El pacto es de Barcelona y para Barcelona", han destacado fuentes socialistas. Además, el PSC de Barcelona ha recordado que el pacto con BComú ha dejado hasta ahora "otras cuestiones al margen", algo que los socialistas quieren seguir preservando. El grupo recuerda que el valor del pacto en Barcelona reside en que la alianza es "uno de los últimos puentes que hay en Catalunya" en medio de la crisis del Estado; la llamada al diálogo que ha hecho Colau desde el pasado 1-O –consensúan los socialistas– "no estaría en sintonía con una ruptura".

No es la de la misma cuerda ERC, que pretende hacer saltar dichos puentes. Tras la manifestación de este sábado por la liberación de los Jordis y contra la supresión del autogobierno, el líder de la formación republicana, Alfred Bosch, cargó con dureza contra el PSC y abogó por una ruptura del pacto.

De hecho, ERC llamó a un nuevo pacto de ciudad, pero no para entrar al Gobierno sino para echar a los socialistas de la alcaldía. "Todos aquellos que han sido cómplices de este golpe contra las instituciones catalanas y contra la democracia no pueden seguir gobernando". Bosch dijo además que había pedido a Colau que reuniera a los grupos contrarios al 155 para "encontrar una salida democrática ante un ataque como el que hoy ha tenido lugar".

Prospere o no la propuesta de ERC, la cuestión catalana sigue dinamitando el pacto de ciudad de Barcelona, cuyas rencillas se han instalado en la lógica nacional; en junio de este año, el PP consiguió que el gobierno de Barcelona se dividiera ante el referéndum, cuando el Ayuntamiento rechazó que el consistorio se negara a "prestar medios y personal" para el 1-O, con voto en contra de BComú y voto a favor del PSC. El episodio quedó en rasguño. Pero el 155 apunta a cruce del rubicón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha