eldiario.es

Menú

La Generalitat se plantea ampliar a los maestros la formación en prevención del radicalismo

El protocolo contra la radicalización islamista elaborado por Mossos y la consejería de Enseñanza contemplaba sólo la formación a directores de centros

En la presentación del curso escolar, la consejera Clara Ponsatí ha llamado a "agradecer el trabajo que hace la escuela como pieza clave de cohesión"

- PUBLICIDAD -
Imagen de archivo de un colegio en Barcelona

La Generalitat se plantea ampliar a los maestros la formación en prevención del radicalismo Sandra Lázaro

El curso escolar, que arranca en Catalunya el 12 de septiembre, comenzará marcado por los atentados de hace dos semanas en Barcelona y Cambrils.  "Han trastornado la comunidad educativa y han interpelado a la conciencia de los educadores", ha expresado la nueva consejera de Enseñanza de la Generalitat, Clara Ponsatí, en la presentación del curso 2017-2018. En este sentido, ha avanzado que su conselleria está preparando materiales educativos para "abordar" los atentados en las aulas, y ha añadido que se plantearán formar a los maestros con el protocolo de prevención de la radicalización islamista (Proderai), con el que hasta ahora sólo se formaba a los directores de centros. 

El protocolo se aprobó a finales de 2016, es decir, durante del curso pasado, después de un proceso de elaboración por parte de Mossos d'Esquadra y Enseñanza que se puso en marcha con los atentados en la revista francesa  Charlie Hebdo.  En sus 80 páginas, el Proderai  recoge cuáles pueden ser síntomas de radicalización entre el alumnado, cómo pueden actuar los centros el función del caso y qué actividades educativas se pueden promover en el aula para fomentar la convivencia.

Según Enseñanza, hasta ahora la formación con respecto a este protocolo se había circunscrito a los equipos directivos de los centros, tanto los de la pública como los de la concertada.   A ellos les corresponde participar, en representación de los institutos, en las Juntas Territoriales de Evaluación y Seguimiento (JTAS), que integran también agentes de los Mossos y representantes de la Administración. Es a estas juntas a las que hay que trasladar los posibles casos de radicalización si se detectan. 

De este modo, hasta ahora correspondía a los equipos directivos decidir en qué medida el claustro de profesores debía conocer y aplicar el protocolo.  La novedad, según ha adelantado la consejera Ponsatí, es que se planteará "extender la formación al profesorado más en general", en función de las necesidades concretas de los centros.   En este sentido, han informado de que la próxima semana se celebrará una Junta de Directores en la que se valorarán los primeros meses de aplicación del Proderai.

Ponsatí se ha mostrado muy prudente a la hora de extraer conclusiones de la aplicación del Proderai, ya que no lleva ni un curso en marcha.   Aun así, ha afirmado que se "revisará" para introducir "mejoras" si se considera oportuno.   Lo que se desconoce por ahora es si los centros han trasladado a las Juntas algún caso de posible radicalización.

Sobre el impacto de los atentados sobre la comunidad educativa, Ponsatí ha arrancado su rueda de prensa llamando a "valorar, reconocer y agradecer el trabajo que hace la escuela como pieza clave de cohesión y progreso", y ha reivindicado la "tarea ingente" que han hecho los docentes para acoger e integrar a los recién llegados durante la última década.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha