eldiario.es

Menú

“Las mujeres han sido las más perjudicadas por la crisis en España”

Exiliadas y activistas debaten en Montpellier (Francia) sobre la situación de la mujer en España. La Marea Granate, colectivo que engloba a los españoles en el extranjero, analiza el impacto de la crisis en la empleabilidad de la mujer.

- PUBLICIDAD -
Debate sobre feminismo en Montpellier (Francia)

Debate sobre feminismo en Montpellier (Francia)

La jornada “La situación de la mujer en España. ¿Y ahora qué?”, organizada por la asociación 'Osez le feminisme' de Montpellier, no defraudó. Durante dos horas, las ponentes de Marea Granate-Montpellier, Izquierda Unida-Francia y 'Fond pour les femmes de la Méditerranée', expusieron la situación de la mujer en España durante la actual crisis económica en la Salle Pétrarque de Montpellier. Las ponentes resaltaron la pérdida de derechos laborales y de poder adquisitivo de muchas mujeres, y celebraron la retirada del anteproyecto de ley del aborto del ex-ministro Ruiz Gallardón.

Por parte de Marea Granate, colectivo de españoles exiliados por la crisis, intervino Irene Ortega, activista en Montpellier; Izquierda Unida-Francia estuvo representada por Natalia Ruiz-Poveda, coordinadora de la asamblea local de la formación de izquierdas; y 'Fond pour les femmes de la Méditerranée' llevó a su presidenta, Marta Giral. Además, el militante por el feminismo David García realizó una introducción sobre la historia feminista de España, y Marjolaine Christien-Charrière, activista de 'Osez le feminisme', hizo de moderadora.

Una de las primeras cuestiones que se abordaron fue los avances legales concernientes a la mujer durante las dos últimas décadas. Marta Giral comentó “la importancia de la aprobación de leyes como la orgánica de protección contra la violencia de género, de 2004; la de igualdad de hombres y mujeres de 2007; o la del matrimonio homosexual de 2005, que no se aprobó en Francia hasta 2013”.

Giral también destacó el hecho de que, en 2013, hubiera “un cinco por ciento más de mujeres en el Parlamento y el Senado españoles que en Francia”, aunque lamentó que “con la crisis muchas mujeres tengan que seguir viviendo con maridos maltratadores”, o que, tras la supresión de la ley de la Dependencia, “algunas mujeres hayan debido dejar sus trabajos para cuidar a familiares dependientes”.

El impacto de la crisis

En cuanto al impacto de la crisis en las mujeres, Natalia Ruiz-Poveda habló de una primera fase de la crisis, en la que “el sector masculino fue el más perjudicado por afectar a sectores como la construcción o la industria”, si bien hubo una “segunda fase en la que se produjeron muchos despidos, así como un empeoramiento de las condiciones laborales en sectores predominantemente femeninos como el comercio, el servicio doméstico o la ayuda a personas dependientes”.

Ruiz-Poveda denunció asimismo que el paro de larga duración en las mujeres sea un tres por ciento superior al de los hombres, y que “su pensión sea un treinta y ocho por ciento inferior al de la media masculina, debido a que las españolas son las que menos cotizan en Europa por la precariedad de los contratos”. Igualmente, resaltó el papel de Izquierda Unida “como intermediario entre el mundo político y las asociaciones feministas a través del Área de la Mujer, y la importancia del partido como instrumento para llevar propuestas concretas a las instituciones”.

Los movimientos feministas tras el 15-M

Irene Ortega centró su intervención en los movimientos feministas surgidos tras el 15M, en particular la Marea Violeta, nacida en 2012 para, principalmente, manifestarse en contra de la propuesta de Ruiz-Gallardón de reformar la ley del aborto de 1985, “cuya retirada ha sido un éxito del movimiento social”. La activista mencionó también la aparición de esta marea, “formada por defensoras de los derechos de las mujeres, y situada junto a otras mareas como la verde, la blanca o la granate”.

Según precisó Ortega, “la Marea Violeta está integrada por partidos políticos, asociaciones feministas, fundaciones o activistas que luchan contra la reducción del presupuesto destinado a políticas de igualdad o a las leyes de derechos reproductivos y sexuales, y contra el desmantelamiento de servicios públicos como los Institutos de la Mujer, Centros de Orientación u Hogares de Acogida a mujeres maltratadas”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha