eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

10 ventajas de hacer la 'compra online' del súper

Muchas personas desconocen los grandes beneficios de realizar la compra del supermercado por internet.

Desde frescos hasta productos de limpieza, cualquier artículo se puede adquirir vía web para que llegue a casa en perfectas condiciones. 

Te exponemos las diez principales ventajas de hacer la compra del 'súper' online.

- PUBLICIDAD -
Foto: MVCOSHOP

Foto: MVCOSHOP

Salvo para un reducido grupo de personas que disfrutan deambulando por los lineales del supermercado, para la gran mayoría el "día de la compra" es un gran engorro, y más si tenemos hijos pequeños que seguramente se aburrirán y darán la tabarra. Ya sea una vez a la semana, cada dos, o al mes, nos vemos abocados a coger el coche, conducir hasta la gran superficie y llenar el maletero de alimentos y productos de primera necesidad que luego deberemos descargar y colocar en su sitio en casa. Total, una tortura.

Ahora bien, son cada vez más las personas que se están pasando a la compra online, porque se han dado cuenta de las tremendas ventajas que este cambio de modo de compra comporta. Para ellos, hacer la compra online ha contribuido a que su calidad de vida aumente al convertir "el tiempo de la compra" en una experiencia rápida y cómoda, de modo que ya no les da pereza solo de pensar en ella. Para colmo, disfrutan de la multitud de ofertas, cupones y promociones que ofrece el  supermercado online barato de turno.

A continuación, t e explicamos cuáles son las   diez principales ventajas de hacer la compra del 'súper' online: 

1. Ahorras un montón de tiempo

En efecto, si compras online para empezar te ahorras tener que desplazarte al súper, pasar por todos los lineales recolectando los productos, hacer luego las eventualmente largas colas y, finalmente, cargar el coche para regresar a casa. En total, un estudio de 2016 calculaba que los españoles gastamos una media de dos horas semanales en hacer la compra en el supermercado. En cambio, en realizar la compra online se pueden invertir 20 minutos e incluso menos. Es decir, ocho horas al mes que pueden pasar a ser poco más de una hora en internet. Nos ahorramos casi siete horas.

2. No tienes que coger el coche

Es evidente que siempre es una desventaja tener que conducir por la ciudad o las carreteras de los suburbios y urbanizaciones para llegar a la gran superficie de turno. En el mejor de los casos, nos resultará molesto el desplazamiento y la contaminación que respiraremos, pero en el peor habrá que sumar los probables atascos. Esto, al hacer la compra online no pasa.

No tener que desplazarse, una de las grandes ventajas de hacer la compra online.

No tener que desplazarse, una de las grandes ventajas de hacer la compra online.

3. Puedes hacer una compra tan grande como quieras

En un súper online puedes comprar los litros de leche o de zumo que quieras para no tener que pasar por la experiencia de quedarte sin ellas a la hora del desayuno, la comida o la cena. Y lo mismo pasa con cualquier producto, porque en internet las cosas ni abultan ni pesan. No las tienes que cargar tú. Igualmente, la amplitud del surtido es enorme: los súper puramente online no están limitados por el espacio de una tienda física y pueden ofrecerte miles y miles de productos.

4. Encontrarás los frescos más frescos

Aquellos supermercados que son puramente online, es decir que no tienen tiendas físicas, no necesitan comprar el producto por adelantado ni tener que dejarlo durante días en una nevera esperando a que alguien se decida a comprarlo. Por contra, en los súpers 100% online como Ulabox, todos los frescos se compran conforme van llegando los pedidos y los reciben directos del campo o el mar la misma madrugada que se le entregaran al cliente garantizando así el máximo frescor posible.

Además, no se rompe en ningún momento la cadena de frio ya que te lo traen a casa en camiones refrigerados.

5. Los bultos los cargan ellos

Afortunadamente para ti, si compras online, alguien se encargarán de recoger tu pedido, seleccionar los productos y prepararte el paquete, que te llegará a casa sin que tú tengas que hacer nada. Además, te permitirán decidir cuándo quieres que llegue la compra y te avisarán por SMS cuando estén al lado de tu casa. En el caso de Ulabox, haciendo la compra hasta las 17h de la tarde la entrega se realiza al día siguiente entre las 7h y las 23h, avisando al cliente con 30 minutos de antelación para que no tenga que estar pendientes de la entrega.

6. Esquivas el neuromarketing

Cuando entras en un supermercado físico, estás expuesto a infinidad de estímulos que pasan por encima de tu parte consciente y van directos a tu cerebro para hacer que compres más de lo que deseas, y también que adquieras muchas cosas que no necesitas. Es lo que se llama neuromarketing

Foto: Polycart

Foto: Polycart

En esencia, las técnicas del neuromarketing son un montón de trucos para excitar tu instinto de compra, como por ejemplo hacer carritos enormes para que sientas la necesidad de llenarlos, poner los productos más caros del lineal a la altura de los ojos o poner las chucherías para niños al nivel de su vista, entre otros muchos. Las páginas web de los supermercados online están vacunadas contra el neuromarketing y eres tú el que decide lo que compras y lo que no. 

7. Puedes comparar todos los productos sin prisa

Así es: puedes tomarte el tiempo que quieras para mirar qué marca en concreto te interesa más de un determinado producto, así como comparar los precios y las valoraciones que hacen otros usuarios y que el súper online te muestra para que tengas más información. Por descontado, siempre puedes abrir otra pestaña en el navegador e ir a Google para buscar toda la información sobre un determinado producto. 

8. En cada momento sabes lo que sube la cuenta

Cuando estás en un supermercado físico o eres una persona muy organizada y meticulosa o bien vas comprando sin saber con exactitud lo que subirá la cuenta cuando llegues a la caja. Esto hace que muchas veces nos pasemos de frenada y al final, por vergüenza, compremos cosas de capricho para no parecer tacaños. Sin embargo, en internet nadie nos juzga y podemos poner o quitar productos de nuestra cesta de la compra sin problema, para cuadrar la cuenta con nuestro presupuesto con un par de clics de ratón. 

Foto: Pexels.

9. Puedes guardar las listas y automatizar la compra

En el súper online tienes la gran ventaja de que tu lista queda grabada y la siguiente vez puedes utilizarla de base para añadir o quitar algún producto o cantidad y ejecutar la compra en pocos minutos, de modo que el ahorro y comodidad se maximiza.

10. No tendrás que hacer la larga cola frente a la caja

Este es uno de los grandes fuertes de la compra online, puesto que hasta las personas que disfrutan recorriendo los lineales aborrecen las colas eternas que se forman frente a las cajas para pagar. En internet basta con darle al botón de pagar y ya te puedes olvidar del tema hasta que te llegue el SMS diciendo que la compra está a punto de entrar por la puerta.

- PUBLICIDAD -