eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Kore-eda se pasa al thriller en El tercer asesinato y no convence en Venecia

- PUBLICIDAD -
Kore-eda se pasa al thriller en El tercer asesinato y no convence en Venecia

Kore-eda se pasa al thriller en El tercer asesinato y no convence en Venecia

El japonés Hirokazu Kore-eda ha abandonado sus habituales tramas familiares y se ha metido de lleno en el cine policíaco con "El tercer asesinato", una historia con la que no convenció hoy en la competición oficial de Venecia.

"No tengo la impresión de haber cambiado mucho de género. En los últimos diez años he tratado de contar dramas de familias, de hacer pequeños croquis, después he pasado a la pintura al óleo. Los instrumentos pueden ser diferentes, pero las historias son las mismas", explicó hoy en rueda de prensa.

Protagonizada por el actor y cantante Fukuyama Masaharu y por Koji Yakusho ("Babel"), la película se abre con el asesinato de un hombre, cuyo cadáver es quemado por su asesino.

Lo que parece ser un caso sencillo se complica por las mentiras de todas las personas implicadas en una historia que se desarrolla principalmente en la sala del Tribunal que juzga al presunto asesino.

"Al comienzo no pensé en hacer un 'thriller' u otro tipo de película, solo quería hablar de seres humanos que juzgan a otros seres humanos", resaltó el realizador de películas como "Nadie sabe" o "Still Walking".

En Japón, como recordó Kore-eda, aún existe la pena de muerte y los cambios se están produciendo, pero lentamente. Ahora hay un fuerte debate sobre la responsabilidad del individuo a nivel social y económico.

"A menudo los seres humanos no pueden conocer la verdad con certeza. He intentado crear ese tipo de ambigüedad que los abogados sienten tras conocerse el veredicto, siempre hay elementos de la verdad que no son entendidos", señaló.

Su objetivo, agregó, es hacer que el espectador sienta esa ambigüedad e incertidumbre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha