eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Llega al Liceu una "Flauta Mágica" inspirada en la estética del cine mudo

- PUBLICIDAD -
Llega al Liceu una "Flauta Mágica" inspirada en la estética del cine mudo

Llega al Liceu una "Flauta Mágica" inspirada en la estética del cine mudo

El Liceu de Barcelona acogerá del 18 al 28 de julio una "refrescante" y "divertida" versión del clásico de Mozart "La Flauta Mágica", prácticamente sin diálogos, con una estética inspirada en el cine mudo y con efectos visuales y animaciones que interactúan con los cantantes en el escenario.

Esta representación de "La Flauta Mágica" que ofrecerá la Komische Oper Berlin bajo la dirección de Henrik Nánasi ha sido concebida, creada y reimaginada a partir del trabajo del colectivo británico 1927 que, desde 2005, mezcla animación, música en vivo e interpretación, ha dicho a Efe su fundadora y directora Suzanne Andrade.

El estilo innovador del colectivo de Andrade y su constante inspiración en la gestualidad y la estética del cine mudo llegaron al director de escena de la producción, Barrie Kosky, que decidió que 1927 debía formar parte de su reinterpretación de "La Flauta Mágica".

Kosky quería reducir el diálogo a lo más mínimo, puesto que "algunas partes del diálogo no son fantásticas y solo provocan que la obra sea mucho más larga, por lo que no merecía la pena conservarlo", ha argumentado la directora de 1927.

La combinación entre animación y rótulos con texto escrito, muy parecidos a los intertítulos que se intercalaban entre los fotogramas de las películas de cine mudo, se mostró como la solución perfecta para contar la historia en menos de tres horas.

Un hecho que, ha contado Andrade, forma una "bonita paradoja": "Había algo peculiar que nos atraía en hacer una ópera, que gira en torno al sonido y la música, pero impregnada del estilo del cine mudo".

Su innovadora y coloreada puesta en escena, que incluye un piano tocando al más puro estilo de cine mudo, no ha afectado a la música y a la caracterización de los personajes de la última ópera escenificada en vida de Mozart.

Así, en la representación, ambientada en los años 20, el príncipe Tamino, interpretado por Allan Clayton, es atacado por una serpiente y salvado por tres sirvientas de la Reina de la Noche, encarnada por Olga Pudova, quien le promete a su hija si la rescata de su padre, un malvado sumo sacerdote.

Acompañado del pajarero Papageno, Dominik Köninger, y de una flauta y unos cascabeles mágicos, Tamino encuentra a la hija de la reina y se da cuenta de que el malvado sacerdote quiere protegerla de su madre, a quien se enfrentará para conseguir su mano.

Los responsables del montaje han querido en todo momento "ser fieles a la música y a los personajes que ideó Mozart", y han recibido una respuesta "abrumadora" por parte del público, algo que consideran como "gratificante" teniendo en cuenta la cantidad de trabajo que comporta hacer un montaje de estas características.

Durante un año de trabajo intenso, el animador Paul Barritt, también de 1927, elaboró a mano los dibujos que después serían animados y se llevaron a cabo largos ensayos con los cantantes de la Komische Oper Berlin para conseguir la precisión necesaria para que "surja la magia".

El resultado ha sido una ópera "encantadora" que ha recibido dos Opera World Awards desde su estreno en Berlín en 2012: "Uno de nuestros objetivos era conseguir llegar tanto a las personas que no van a ver ópera normalmente, como a los que se saben la música de principio a fin y creo que lo hemos conseguido", ha confesado Andrade.

No obstante, la directora de 1927 ha considerado que la animación seguirá siendo un mero soporte en la representación de óperas: "Es muy complicado para los actores y mucho trabajo para los animadores, la mayoría de ellos dicen 'Ni hablar, voy a trabajar para Disney'".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha