eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Recha enseña el secreto de la paternidad deseada en 'Un dia perfect per volar"

- PUBLICIDAD -
Recha enseña el secreto de la paternidad deseada en 'Un dia perfect per volar"

Recha enseña el secreto de la paternidad deseada en 'Un dia perfect per volar"

El realizador catalán Marc Recha ha aportado hoy al Festival de San Sebastián "Un dia perfect per volar (Un día perfecto para volar)", todo un testamento de amor para su hijo Roc, que protagoniza la película, ha explicado, al tiempo que es su grito cinematográfico en defensa de la paternidad deseada.

"Estamos acostumbrados a que el patriarcado sea siempre una realidad atormentada en el cine; esto es justo lo contrario", ha dicho Recha en una rueda de prensa celebrada tras la proyección de la película en el cine grande del Kursaal, que estaba casi lleno (1.800 localidades) a las nueve de la mañana.

"Un día perfecto para volar" es una película familiar; tanto que está rodada en el idílico lugar en el que viven los Recha, la música la han compuesto Marc y su hermano Pau y los protagonistas son su hijo de seis años y su amigo Sergi López, responsable de cargar con una historia que podría haber sido un desastre y ha sido "un milagro", afirma.

"Ha sido un rodaje milagrosamente fácil, teniendo en cuenta que bascula sobre un niño pequeño que está casi siempre en plano (...) ¿Y si no hubiera querido rodar, o se hubiera cansado?", se pregunta López, quien no obstante destaca que Recha había "puesto en bandeja todo para que ocurriera algo".

"Y apareció la virgen", comenta entusiasmado este enorme actor que en esta película lo es aún más grande, pues encarna el "amigo imaginario", el padre protector, el amigo que acompaña, ayuda y respalda el crecimiento de un niño hacia la vida respondiendo todas sus preguntas entre juegos y cuentos de gigantes.

"El milagro fue ver cómo Roc mantiene la inocencia delante de la cámara, ver cómo es capaz de maravillarse y ponerse a volar", apunta López.

El origen de la idea, ha explicado Recha, está en un cuento que, durante años, le estuvo contando a su hijo para "salvar el atolladero de los atascos"; un decorado de una gasolinera comenzó siendo una pelota que había olvidado un gigante y de ahí "ya vamos por el capítulo doscientos y pico mil".

Un cuento con el que, poco a poco, Roc fue interactuando; Marc decidió hacer un guion donde se contaran esos detalles "como un juego de espejos: lo que yo le enseñaba a mi hijo y lo que él me enseñaba a mi".

Pero la cinta, que dura poco más de una hora, también incluye un componente trágico: "El padre es omnipresente pero no como una imposición -explica Recha- (...) sino como el farolillo cálido al que se puede acercar ese niño, una presencia que lo acompaña para que se sienta seguro y amado".

"Evidentemente, también habla de la ausencia, pero de una ausencia que no abandona al chaval, un click al mundo de los muertos, pero como alguien que no le deja solo, que quiere ayudarle a que sea libre e independiente.

"Libertad" ha dicho también Recha preguntado por si el domingo (día que se celebran las elecciones autonómicas en Cataluña) sería un "buen día para volar", haciendo un juego de palabras con el título de su cinta.

"Todos los días son buenos para volar, el domingo -ha dicho Recha- y el lunes. Libertad".

El director de "El árbol de las cerezas" (1998) y "Pau y su hermano" (2001), que compite por primera vez en la Sección Oficial con esta película, ha destacado que ha rodado "totalmente fuera de la industria", con un equipo de gente pequeño, un paisaje que es "otro personaje" y la naturalidad como única referencia.

"Esta película es un acto de amor de un padre a su hijo, y no deja de ser un testamento que quedará fijado en el espacio y el tiempo", ha resumido Recha.

Por Alicia G.Arribas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha