eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Kiko Veneno y Martín Buscaglia pasean por España las canciones cocinadas en Uruguay

- PUBLICIDAD -
Kiko Veneno y Martín Buscaglia pasean por España las canciones cocinadas en Uruguay

Kiko Veneno y Martín Buscaglia pasean por España las canciones cocinadas en Uruguay

Las canciones que Kiko Veneno y Martín Buscaglia cocinaron en Uruguay hace un par de años llegan por fin a los escenarios españoles dentro de una gira que arranca mañana en Barcelona y que "sabe a pimiento", según sus autores, que han bautizado su fusión transatlántica como El Pimiento Indomable.

En nombre se les ocurrió en casa de Buscaglia, durante el mes que pasaron juntos en Montevideo (Uruguay), componiendo, conviviendo y cocinando.

"Salió un día charlando en la cocina, un lugar donde compusimos algunas canciones y hasta alguna receta -según Buscaglia-. El pimiento tiene un sabor innato que no se pierde nunca. Hay otros productos de la huerta que lucen mejor, pero el pimiento tiene la virtud de no perder nunca la esencia. Es un rebelde".

Mantenerse fieles a sí mismos, "como hace el pimiento", es el objetivo principal de estos dos intérpretes de diferentes generaciones, países y orígenes musicales que, sin embargo, han conectado a la perfección, como demuestra su disco y la buena sintonía de la que han hecho gala en la entrevista concedida a Efe.

En opinión de Kiko Veneno, las similitud principal entre ellos es "la búsqueda de la libertad creativa y del estilo propio".

"Admiramos a mucha gente, pero no intentamos reproducir el ambiente de nadie, sino el ambiente propio. Simplemente cultivamos nuestro propio terreno, nuestra propia huerta", ha añadido el sevillano de Figueres, encantado de encontrar otro símil culinario.

De la huerta que ambos músicos cultivaron en Montevideo surgió un disco titulado "El Pimiento Indomable", que presentaron en Argentina y Uruguay en el año 2013 y que ahora llega a España en una gira que, tras Barcelona, pasará por Madrid, Málaga, Sevilla, Murcia, Granada, Cádiz, Bilbao y Zaragoza.

"Lo bonito de estas canciones es que no son mías ni de Martín; es estimulante ver que lo que hemos escrito no es lo típico mío ni lo típico suyo", según el padre del flamenco-rock.

De hecho, "si hay algún toque más flamenquillo" es porque lo pidió Buscaglia, mientras que "las percusiones de candombe uruguayo" las solicitó Kiko Veneno, "aunque pueda parecer lo contrario", según Buscaglia.

El resultado es un disco ecléctico, que empieza con el pop psicodélico de "Nadador Salvador" y llega al tropicalismo de "Oye Paco", pasando por la mezcla de rumba con milonga de "Sagrado Salao".

"Es que nos gusta todo tipo de música", ha aclarado Kiko Veneno, gran admirador de "la habilidad" de Buscaglia, que les ha permitido trabajar juntos "ritmos muy distintos y variados".

Ritmos que se podrán escuchar mañana en L'Auditori de Barcelona, donde los dos creadores subirán solos, pero bien acompañados, ya que el multinstrumentista uruguayo ha traído a Barcelona multitud de instrumentos de percusión, que grabará en directo creando "loops" o bucles sonoros.

"Los discos están muy bien, pero el escenario es el territorio de la vida real y es allí donde los temas cobran vida", según Buscaglia.

"Después de esta gira podríamos irnos a algún lugar con playa a componer otro disco", ha propuesto Kiko Veneno, inquieto y creativo, como demuestra este disco y el reciente "Sensación térmica", que grabó con el catalán Refree como productor.

"Lo más importante es estar contento y feliz -según el español-. Yo estoy contento con mi carrera y siento que puedo seguir haciendo cosas. Hay que hacer lo que te pide el cuerpo, sin que te obliguen. También es importante no tener mucho éxito. Lo he visto en otra gente, que han tenido mucho éxito, se lo han creído y se han puesto más perezosos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha