eldiario.es

Menú

Aprender un nuevo oficio abre la puerta a la reinserción laboral a una treintena de desempleados en Castellón

Los alumnos de los talleres de empleo rehabilitan viviendas, como parte de sus prácticas, que luego se destinan a las familias con menos recursos

Los parados, en riesgo de exclusión social, reciben formación en fontanería, electricidad y albañilería con contratos de hasta un año de duración

El programa pretende reorientar profesionalmente a personas mayores de 25 años con dificultades de reengancharse al mercado de trabajo

- PUBLICIDAD -
 La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, comprueba una de las reformas en las viviendas sociales.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, comprueba una de las reformas en las viviendas sociales.

Formarse para reinsertarse en el mundo laboral con la posibilidad de completar el aprendizaje de un nuevo oficio y ayudar a las personas con menos recursos a tener una vivienda digna. Este es el doble objetivo que persiguen los talleres de empleo impulsados por el Ayuntamiento de Castellón, a través de la Agencia de Desarrollo Local (ADL), con la financiación del Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef) y que han logrado completar un total de 30 desempleados mayores de 25 años.
Los seleccionados por la ADL han superado sus prácticas en diversas especialidades, como son fontanería, electricidad y albañilería, rehabilitando pisos en malas condiciones, que se destinarán a familias sin ingresos y con una urgente necesidad de disponer de un hogar. Esta reforma ha sido integral y los trabajos ejecutados han consistido en la renovación de la instalación de luz y de fontanería y el cambio de la carpintería; desde maderas, ventanas y persianas hasta la renovación completa de cocinas y baños. Una labor que no sólo fomenta su desarrollo y aprendizaje personal al dotarles de una formación completa en una nueva profesión, sino que aborda la vertiente más social, ya que el fin de esta posibilita la puesta al día de viviendas que estaban en desuso y que el consistorio podrá entregar a ciudadanos con altas necesidades.

Los alumnos han podido aplicar los conocimientos adquiridos en una primera fase del programa, centrada en unos estudios impartidos por profesionales del sector. Meses de teoría que han culminado con las actuaciones en distintas casas y con pequeñas obras de mejora en el Centro Municipal de Formación de Tetuán XIV.

Los beneficiarios de estos talleres, cuya duración total ha sido de un año, han recibido un salario mensual de 655,20 euros, el mínimo interprofesional, estando además dados de alta en la Seguridad Social. Destacar que todos ellos se encontraban en riesgo de exclusión social por su delicada situación al carecer de ingresos y permanecer más de dos años sin encontrar un trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha