eldiario.es

Menú

Un cambio en la ley permitirá disparar fuegos artificiales en suelo forestal

Acció Ecologista-Agró ha alegado contra la modificiación del Plan de Actuación Territorial Forestal que está tramitando el Consell

Los ecologistas advierten que esta modificación implica no aplicar la normativa de prevención de incendios en determinadas zonas

- PUBLICIDAD -
incendio fuegos artificiales Cullera

La montaña de Cullera en llamas a causa de los fuegos artificiales

La comisión forestal de Acció Ecologista Agró ha alegado esta misma semana contra la modificación del Plan de Actuación Territorial Forestal (Patfor) que está tramitando la Generalitat Valenciana para permitir el lanzamiento de fuegos artificiales en terrenos forestales. Para los ecologistas, este cambio legislativo, que implica no aplicar la normativa de prevención de incendios en zonas determinadas, no tiene ninguna justificación y en contra del interés general.

Así, han denunciado que en lugar de aumentar las cautelas ambientales para evitar incendios, como el que se produjo el año pasado en  Cullera -cuando el alcalde, que resultó imputado, autorizó el espectáculo pirotécnico que provocó un incendio forestal pese a la  prohibición expresa de los bomberos-, la administración valenciana "pretende reducir la protección en espacios forestales legalizando las negligencias pirotécnicas".

En este sentido, han advertido que a pesar del riesgo de incendio que implican las actividades pirotécnicas "para la conservación de nuestro patrimonio foestal", el Consell está tramitando la modificación del Patfor, de forma que en determinadas zonas forestales no se aplique la legislación vigente en cuanto a la normativa de prevención de incendios para permitir así el disparo de fuegos artificiales y 'mascletás'.

A juicio de Agró, este cambio legal representa "un desbarajuste sin justificación, y menos después del incendio de Cullera que, por desgracia, no es el único que han sufrido nuestras sierras y montañas como consecuencia de actividades pirotécnicas asociadas a actos festivos". Por ejemplo, recuerdan que en 2006, en la localidad valenciana de Nàquera, también se produjo un incendió que afectó al parque natural de la Sierra Calderona como consecuencia de un castillo de fuegos artificiales.

Así, los ecologistas han explicado que un tercio de los incendios, con causa conocida, tienen como origen del fuego una negligencia o imprudencia humana. Por ello, "resulta escandaloso que, en lugar de luchar contra estas situaciones, la administración reduzca las cautelas ambientales en lo que respecta a la prevención de incendios forestales".

Por ello, AE-Agró, en sus alegaciones, ha sugerido a la conselleria de Territorio y Medio Ambiente que cualquier excepcionalidad a las normas de prevención de incendios incluyan el máximo número de precauciones para evitar cualquier riesgo imprevisto, "más aún cuando estamos hablando de actividades festivas y no de cuestiones de interés general".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha