eldiario.es

Menú

ENTREVISTA / María Oliver, portavoz de València en Comú

"No estaría justificada una reorganización de las concejalías en el seno del tripartito"

Tras la marcha de Jordi Peris, la nueva portavoz (aún provisional) de València en Comú, María Oliver, descarta modificar las áreas que se fijaron en el pacto de La Nau.

Oliver asegura que se enteró de la dimisión de Peris "por la prensa" y cree que ha pesado más el caso Monterde y su situación personal que la situación de la plataforma.

- PUBLICIDAD -
La nueva portavoz de València en Comú, María Oliver

La nueva portavoz de València en Comú, María Oliver

La arquitecta y militante de Podemos, María Oliver, se ha convertido en la número 1 y portavoz, aún provisional hasta que se confirme su nombramiento, de València en Comú, tras la reciente dimisión de Jordi Peris. Oliver ha llevado hasta ahora las concejalías de Educación, Juventud, Patrimonio, Vivienda y Acción Cultural.

La edil confiesa que le sorprendió esta decisión en un momento en el que se había mejorado la dinámica de funcionamiento de la plataforma, descarta cambios en el reparto de concejalías del tripartito (no así en el seno de València en Comú) y garantiza la estabilidad del pacto de La Nau, aunque diferenciando las líneas estratégicas de la formación.

¿Por qué ha habido desde el principio tanta tensión, o como dijo Peris, enfrentamientos dentro de València en Comú?

Mi impresión, teniendo en cuenta que no soy política, es que no hay más que en otras formaciones. Lo que sí hay es mucha más transparencia a todos los niveles y eso hace que pueda parecer que hay roces. Estamos introdiciendo cosas nuevas en política, por ejemplo, los perfiles de los integrantes de València en Comú son ciudadanos, no políticos, y al final el lenguaje que se usa en los medios puede condicionar la imagen que se dé al exterior, cuando por ejemplo, se habla de conflicto donde hay una negociación. Hay interés en vender una imagen de conflicto que no es real.

¿En qué discrepa usted con Jordi Peris, en qué cree que se ha podido equivocar?

Es fruto del propio construir de la portavocía, ha sido demasiado personalizada y eso ha hecho que no toda la información haya fluido como debería. No ha sido una cosa de Jordi, sino de la forma de funcionar, esta es una de las cosas que se ha tratado de corregir en los últimos meses.

¿Esperaba su dimisión en este momento, sabía que se iba a producir?

Me enteré por la prensa el mismo día, aunque ya un día antes leí alguna información que apuntaba esta posibilidad. La verdad que no lo esperaba porque veníamos de hablar justamente unos días atrás sobre el tema del funcionamiento de la portavocía para que fuera algo más coral, algo en lo que Jordi dijo que estaba de acuerdo.

¿Por qué cree entonces que toma esta decisión?

Viene de soportar una situación de mucha presión por el caso del exgerente de las Naves, Rafael Monterde, y también por la situación personal que comentó y que en ese sentido tiene mi máximo respeto, como no podía ser de otra menera. Sobre el caso Monterde, el plenario ya le pidió explicaciones a Peris sobre las contrataciones y obviamente, en el momento en el que se vincula a Monterde con la trama de Blasco, queda claro que su actuación no fue éticamente correcta, por lo que se le solicita a Peris que lo cese.

¿Cree que València en Comú ha fracasado?

Creo que está en su mejor momento a nivel organizativo y de relación con Podemos y estoy convencida de que esta ciudad necesita una opción política radicalmente municipalista.

¿Cómo va a quedar el grupo municipal en cuanto al reparto de concejalías con la entrada de la número 4, Neus Fábregas?

Todo se está analizando para mejorar el funcionamiento del grupo. Aún no tenemos confirmación oficial de que Neus acepte el acta, pero yo espero y estoy seguro que entrará. Ella tiene un perfil muy ligado al mundo de la cooperación, por lo que por ahí podría haber algún cambio en el reparto de competencias, siempre dentro de València en Comú. Es el espacio el que debe decidirlo en la mesa de coordinación, lo mismo que la portavocía y el cambio de percepción que se le quiere dar. Si me eligen a mí, quizás tenga que ceder a alguno de mis compañeros alguna competencia porque la carga de trabajo es importante y debo compaginarlo con mis obligaciones familiares y personales.

Ribó dijo que no descartaba retomar la posibilidad de reorganizar las concejalías en el seno del equipo de Gobierno tripartito, ¿están abiertos a negociarlo?

Este miércoles hablé con el alcalde y con la portavoz del PSPV, Sandra Gómez, y les dije que nosotros estábamos por una reestructuración interna, pero no estaría justificado algo más allá que implicara cambios en el pacto de La Nau. Creo que después de dos años no aportaría buenas sensaciones a la ciudadanía, no creo que se vaya a abrir ese melón ahora.

¿Qué relación tiene con el alcalde?

La verdad que muy buena, no tengo tanta relación personal con él como Peris porque él era el portavoz, pero todo lo que hago que tiene implicaciones presupuestarias lo consulto con él y nunca ha habido problemas.

¿Cree que Peris ha sido demasiado suave como socio de gobierno?

Creo que nos han faltado mecanismos para marcar nuestras propias líneas políticas diferenciadas.

¿Van a ser ahora unos socios más incómodos?

Cara a la ciudadanía no se va a notar un gran cambio, pero marcaremos más nuestras líneas políticas y eso quizás haga que las negociacionespara alcanzar acuerdos puedan alargarse un poco más, al fin y al cabo, somos partidos diferentes.

¿Cuáles son esas líneas de las que van a hacer bandera?

Las que se marcan en nuestro programa, son políticas muy sociales. Por ejemplo en el caso de la vivienda, que se ha creado una concejalía específica con el objetivo de que València tenga un parque propio de viviendas sociales, además en breve presentaremos el plan de vivienda municipal. También en el aspecto de la participación, donde Jordi hizo un trabajo importante en el nuevo reglamento que hay que culminar, y por su puesto en la transparencia.

¿Es cierto que se opusieron a que la Universidad Europea se instalara en el Cabanyal?

No es así. Planteaban la ubicación a través de una permuta de terrenos, pero desde Patrimonio pensamos que los terrenos del Cabanyal tienen un simbolismo especial como para dejarlo en manos privadas. Lo que planteamos fue una cesión a 75 años, pero no obtuvimos respuesta.

¿El futuro de València en Comú está en Podemos?

Nos queda un año muy determinante para tomar esa decisión. Será lo que el propio espacio decida. Es un proceso que se está llevando a cabo en todas las ciudades donde hay plataformas municipalistas. Podemos siempre apostará por la opción más potente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha